“Paraguay es un país que necesita mejorar la calidad del gasto”

“Paraguay es un país que necesita mejorar la calidad del gasto”

El director regional para América Latina y el Caribe del PNUD, Luis Felipe López Calva, sostuvo que las movilizaciones sociales en la región se dan porque la población ya no tolera la corrupción ni la desigualdad social.

Luis Felipe López Calva, director regional para Amé­rica Latina y el Caribe del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), estuvo un par de días por el país para parti­cipar de un congreso y reu­nirse con autoridades loca­les para debatir sobre la Agenda 2030. Durante una entrevista con el diario La Nación, el alto representante habló sobre los trabajos que se desarrollan en el marco de la Agenda 2030, los pun­tos que conllevan este pro­ceso, además, abordó temas que tienen que ver con las movilizaciones sociales en la región, como así también de los factores que Paraguay debe mejorar para cumplir con los Objetivos de Desa­rrollo Sostenible (ODS).

-¿En qué consiste la Agenda 2030?

-Desde el 2015, cuando hablamos de Agenda de Desarrollo tenemos que hablar de un lenguaje común y ese lenguaje común es lo que se llama contenido de desarrollo sostenible que viene de un documento que firmaron 193 países en la sede de las Naciones Unidas, en Estados Unidos, en donde se comprometen a 17 obje­tivos que incluyen temas como la eliminación de la pobreza, la reducción de la desigualdad, la igualdad de género, el consumo res­ponsable, la protección del ambiente, el freno al cam­bio climático y demás. En una serie amplia de objeti­vos en los que todos los paí­ses que firmaron este docu­mento entre ellos Paraguay, se comprometen a tratar de lograr estos objetivos para el 2030. Esto también incluye el crecimiento económico y la prosperidad.

-¿Cuáles son esos princi­pales desafíos que deben afrontar los países?

-Con respecto a Latinoamé­rica y el Caribe, son países que han firmado este docu­mento y por lo tanto están comprometidos a lograr esos objetivos para el 2030. Uno de ellos es el crecimiento económico, algunos países crecer menos de los que aspiran a crecer, segundo que son países de muy alta des­igualdad como el de género, y tercero que son países muy expuestos a fluctuacio­nes, tanto desde el punto de vista macroeconómico como desde el punto de vista cli­mático, hay sequías, tempe­raturas extremas, entonces todos estos factores hacen que nuestra región enfrente de manera complicada el logro de estos objetivos.

-¿Se ve muy complicado alcanzar esos objetivos?

-Es muy importante que haya una ruta muy clara, porque si los objetivos se enfocan directamente a ellos, en el 2030 vamos a eva­luar si se han alcanzado o no, pero lo importante es que se está caminando a esa direc­ción, algunos más rápido, otros más lento. En el caso de Paraguay, nuestra estima­ción es que más del 90% de los objetivos establecidos en el Plan Nacional de Desarro­llo se van a cumplir, el plan es muy consistente con la Agenda 2030.

-¿Cuáles son las virtudes y complicaciones que ven de Paraguay?

-Paraguay es un país muy rico y algo muy importante es el capital natural del Para­guay, que se hace conocer un gran activo que es una gran fuerza, segundo es líder en la producción de alimentos, es un gran exportador y el trabajo que queda es hacer que eso se haga sustentable, porque hay un gran poten­cial, y tercero, el bono demo­gráfico, que puede apoyar en el futuro.

Con respecto a las complica­ciones o falencias, hay una gran desigualdad económica y social, debe abrirse más espacios de inclusión, nece­sita cerrar brechas territo­riales, lo que significa que el país necesita mucha inver­sión en infraestructura, conectividad y por sobre todo es un país que necesita mejorar la calidad del gasto de los bienes del Estado, que el gasto vaya a un mejor uso, que genere más productivi­dad, a más largo plazo y sea más transparente, que el ciudadano vea dónde y por qué se están gas­tando los recursos.

Asimismo, necesita mejorar los ingresos fiscales, porque tiene una recaudación fiscal relativamente baja com­parando con otros paí­ses del mismo nivel de ingreso. El Estado podría abrir un poco más de espacio fis­cal, pero los ciudadanos ya no quieren pagar más, por lo mismo quieren pagar más si la calidad del gasto es mejor.

-¿Cómo puede ayudar el PNUD para que Paraguay alcance algunos de estos objetivos?

-Hay varias formas y yo diría tres, una es trayendo expe­riencia que ha funcionado en otros paí­ses y que Paraguay no tenga que recorrer un camino que ya se ha recorrido en otros luga­res. El segundo es acompa­ñar a las instituciones para las implementaciones de ciertas políticas, para dar con los objetivos y que sea de manera transparente, y ter­cero es crear diálogo, donde distintos actores que se ven afectados sean parte del pro­ceso. Lo que queremos es evi­tar que la gente que se verá beneficiada no participe.

-Las movilizaciones sociales como los que vive Chile y lo que vivió hace poco Paraguay con el tema de Itaipú, ¿cómo impactan en cuanto al cum­plimiento de los objetivos?

-Por un lado lo complica, pero por otro lado son resultados de la alta desigualdad, hay todavía grupos o territorios que se han quedado atrás. La pérdida de la confianza en la capaci­dad de los gobiernos ha generado estas reacciones.

-¿Por qué se perdió esa credibilidad en los gober­nantes?

-Hay al menos dos razo­nes importantes: Una es la corrupción, hay casos muy notables de corrupción, y la tolerancia hacia la corrup­ción en nuestra región ha cambiado. La gente no está dispuesta a seguir tolerando la corrupción; y el segundo punto es la desigualdad, la gente decidió vivir en igual­dad social. Hay países que han dado pasos muy impor­tantes de crecimiento eco­nómico, como por ejemplo Chile, pero hay mucha des­igualdad, y lo que hoy se vive ya es una consecuencia.

-En todo este proceso, ¿qué tan importante será la innovación?

-Si seguimos haciendo las cosas como hemos hecho hasta hoy, no se van a cum­plir los objetivos de desarro­llo sostenible. Innovar signi­fica enfocar las cosas de una manera diferente, tratar de buscar soluciones diferen­tes ya actuar de manera dife­rente; por ejemplo, conec­tar a los ciudadanos con el gobierno mediante las nue­vas tecnologías. Insistir en la trasparencia para que los ciudadanos tengan acceso a los datos. La tecnología es una herramienta que nos va a permitir innovar, pero hay otros factores también como las nuevas formas de parti­cipación política o actuar diferente en las funciones públicas.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino