Openbank empieza a operar en Argentina y salta a América

Openbank empieza a operar en Argentina y salta a América

Openbank da el salto a América con el inicio de operaciones en Argentina. El banco digital de Santander ha comenzado su actividad en el país latinoamericano un año después de obtener la licencia bancaria y tras tres años de preparativos.

En línea con el modelo seguido para aterrizar en el resto de mercados internacionales, Openbank Argentina acaba de abrir la página web y la lista de espera en la que ya pueden registrarse los clientes interesados en trabajar con la entidad. De partida, la operativa será bajo el formato 'friends & family', es decir, con un grupo de prueba y reducido. Progresivamente, el banco irá dando acceso a más clientes hasta la apertura total al público.

Openbank, que empezó a operar en España en 1995 como entidad telefónica y que fue reposicionada hace cuatro años por Santander como el banco digital del grupo, inició su internacionalización en 2019. En Europa, ya está presente en Alemania, Portugal y Países Bajos, y ahora entra en América, donde en paralelo a la llegada a Argentina, prepara su próximo desembarco en México y EEUU. En todos los mercados, Openbank competirá con los bancos comerciales y las financieras de la matriz. Aunque Santander ha planteado en ocasiones que podría servirse de la filial digital para acceder a regiones en las que no está presente, por el momento no ha optado por esta vía.

El proyecto en Argentina está encabezado por Federico Procaccini, consejero delegado de Openbank Argentina. Antes de incorporarse a Santander en 2018, fue primer ejecutivo de Google en el país y responsable de la plataforma de medios de pago MercadoPago.

Santander Argentina controla el 49% del capital de Openbank Argentina, mientras que el 51% restante está en manos de Open Digital Services (ODS), la empresa tecnológica del grupo que desarrolla la plataforma bancaria que Santander está construyendo para evolucionar su negocio digital. El proyecto nace con un capital de 890 millones de pesos (10,1 millones de euros).

Plan de crecimiento
La llegada a Argentina se enmarca en el plan global de crecimiento del banco digital. Se basa, entre otros aspectos, en ofertar un catálogo comercial completo.

Santander considera que, frente a otros neobancos, su filial tiene entre sus ventajas competitivas un abanico de productos que incluye cuentas, depósitos, hipotecas, financiación al consumo, seguros o gestión de inversiones. Éste es, de hecho, uno de los factores detrás de la integración de Openbank con Consumer Finance: aprovechar las capacidades tecnológicas del banco digital para impulsar la contratación de todo tipo de productos bancarios entre los casi 20 millones de clientes de la financiera y reducir el coste de adquisición de nuevos usuarios.

Otro elemento clave en la combinación de ambos negocios es el mejor aprovechamiento del pasivo de Openbank, que ahora se reinvierte mayoritariamente en depósitos de Santander. El banco online, que empezó a comercializar hipotecas en 2017, registró el pasado año un alza del 31% en el crédito para vivienda y del 16% en la cartera de consumo. Con todo, la inversión suma algo más de 900 millones, frente a un saldo de depósitos de casi 11.000 millones.

Openbank, que no ofrece información desglosada por países de su base de clientes, cuenta actualmente con 1,5 millones de usarios. Los clientes nuevos crecieron en 2020 un 107% y los vinculados, un 22%.

Para impulsar los planes de crecimiento del banco y cumplir los requisitos regulatorios de capital, Santander inyectó 170 millones en Openbank a inicios de año. La solvencia de máxima calidad de la filial había caído a cierre de año hasta el 8,85% desde el 9,66% de 2019.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino