ONU le sugiere a Bolivia más control de vuelos contra el narcotráfico

ONU le sugiere a Bolivia más control de vuelos contra el narcotráfico

16:52 - El organismo identificó "una continua frecuencia de tráfico de cocaína en vuelos ilegales no comerciales y continuos en la ruta Perú-Bolivia-Brasil, y en la región amazónica de Beni.

La Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC, por su sigla en inglés) sugirió este jueves a Bolivia un mayor control de su espacio aéreo, dentro de varias recomendaciones para mejorar la lucha antidrogas.

Las recomendaciones se hicieron durante la entrega al Gobierno transitorio boliviano del Informe de acompañamiento de la UNODC al proceso de destrucción de drogas ilegales incautadas en el país entre enero y julio de este año, financiado por la Unión Europea (UE).

El organismo señaló en un comunicado que identificó "una continua frecuencia de tráfico aéreo de cocaína, mediante vuelos ilegales no comerciales y continuos, con recorridos de oeste a este, en la ruta Perú-Bolivia-Brasil, y de noreste (en la región amazónica de Beni) a sudeste (Brasil-Paraguay), hasta la Hidrovía Paraná-Paraguay".

Por ello, sugirió al Ejecutivo interino boliviano "operativizar la normativa vigente sobre control del espacio aéreo" e incrementar los controles a la venta de combustible de aviación, registro de aeronaves, pilotos, centros de enseñanza, planes de vuelos e importación de partes y repuestos para aviones.

En Bolivia está vigente desde 2014 la Ley de Seguridad y Defensa del Espacio Aéreo, que estableció la compra de un sistema de radares, además del derribo de aeronaves implicadas en actividades ilícitas o que violen las normas internacionales y de seguridad del Estado.

En agosto de 2016, el entonces Gobierno de Evo Morales contrató a la empresa francesa Thales para que instale un sistema de 13 radares, con una inversión superior a los 200 millones de dólares.

En su reporte, la UNODC indicó que también detectó "tendencias y patrones" de rutas terrestres, principalmente desde el oeste del país hacia las fronteras con Brasil, Chile, Paraguay y Argentina.

El organismo recomendó fortalecer los controles antinarcóticos en las zonas identificadas con mayor actividad de narcotráfico en regiones como Cochabamba, La Paz, Santa Cruz y Beni, y en puestos fronterizos.

Según la UNODC, la Fuerza Especial de Lucha contra el Narcotráfico (FELCN) decomisó entre enero y julio en 4.587 operativos 5,4 toneladas de pasta base de cocaína, 3,1 de clorhidrato de cocaína y 2,8 de marihuana.

La entidad validó la destrucción del 68 por ciento de pasta base, 97 por ciento del clorhidrato de cocaína y 88 por ciento de marihuana.

El organismo observó una disminución de las operaciones antidrogas en abril y mayo, "de manera coincidente a la aparición de la pandemia" de la COVID-19 y "al confinamiento" dispuesto por las autoridades nacionales.

"Sin embargo, con la flexibilización de restricciones, en junio y julio se observó un repunte de hallazgos e incautaciones, principalmente de cocaína", agregó.

"Ante el posible acopio de sustancias controladas, se podría generar una sobreoferta y proliferación del tráfico y transporte masivo de drogas, tanto terrestre como aéreo, durante los siguientes meses", por lo que aconsejó "estar alerta y redoblar esfuerzos de control".

La UNODC reconoció que la pandemia ha tenido efectos "directos y colaterales" en la lucha antidrogas por las medidas sanitarias contra la enfermedad y las bajas y contagios entre los miembros de la Policía Boliviana.

Esto genera una "asimetría" y "desde un enfoque objetivo, este periodo no es comparable con gestiones pasadas", manifestó la entidad.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino