'One Planet Summit': 50 países se comprometen a proteger el 30 % de la tierra y el mar para 2030

'One Planet Summit': 50 países se comprometen a proteger el 30 % de la tierra y el mar para 2030

Este 11 de enero, la cuarta versión de la cumbre One Planet, cuyo objetivo es la protección de la biodiversidad, recibió un impulso económico y político. Al menos 50 países se comprometieron tanto a la movilización de fondos como a la actuación de gobiernos, empresas y ciudadanos para proteger el 30 % del mar y la tierra en la próxima década. Brasil, Rusia, India y Estados Unidos, que está a pocos días de cambiar de Gobierno, fueron los grandes ausentes del encuentro.

Con un 60 % de los ecosistemas del mundo degradados y más de un millón de especies, plantas y animales en amenaza de extinción, según datos de la ONU, las actividades humanas están poniendo en mayor peligro al planeta ahora que en cualquier otro momento de la historia.

Ante este panorama y con el afán de acelerar la protección de la biodiversidad, Francia fue anfitrión este lunes de la cuarta versión de One Planet Summit, junto a Naciones Unidas y el Banco Mundial. El evento se desarrolló primordialmente de manera virtual debido a la pandemia.

"Sabemos aún más claramente en medio de la crisis que atravesamos que todas nuestras vulnerabilidades están interrelacionadas. La presión sobre la naturaleza ejercida por las actividades humanas está aumentando las desigualdades y amenazando nuestra salud y nuestra seguridad (…) Podemos cambiar la historia si decidimos hacerlo", aseguró el presidente de Francia, Emmanuel Macron, anfitrión del encuentro.

Como resultado de la cumbre, alrededor de 50 países se comprometieron a proteger el 30% del planeta, incluida la tierra y los océanos, durante la próxima década para detener la extinción de especies y abordar los problemas del cambio climático. La iniciativa prevé, además, restaurar 100 millones de hectáreas de tierras degradadas.

Reino Unido aportará 4.040 millones de dólares

Reino Unido anunció que invertirá un equivalente a 4.040 millones de dólares para cumplir con el objetivo. Este aporte, procedente del fondo de 15.633 millones de dólares que tiene el país para afrontar la crisis climática, irá a proyectos destinados a impedir la destrucción de las selvas y la conservación marina, indicó el Gobierno británico.

Se trata de un significativo respaldo para una iniciativa que nació en 2019, por cuenta de seis países (Costa Rica, Francia, Finlandia, Gabón, Granada y Reino Unido) bajo el nombre de Coalición de Alta Ambición por la Naturaleza y los Pueblos, que ahora logra sumar a sus filas cerca de 50 naciones en total, incluidas Japón, Kenia, Irlanda, Italia, Portugal y Ecuador.

“Proteger el 30% del planeta sin duda mejorará la calidad de vida de nuestros ciudadanos y nos ayudará a lograr una sociedad justa, descarbonizada y resiliente”, dijo Andrea Meza, ministra de Medio Ambiente y Energía de Costa Rica, que copreside la coalición con Francia y Reino Unido.

En la actualidad, se estima que solo el 15 % de la tierra de todo el planeta y el 7 % de los océanos tienen algún grado de protección, agregó Meza.

La cumbre de un día se centró en cuatro temas principales: protección de los ecosistemas terrestres y marinos; promover la agroecología, una forma más sostenible de cultivar alimentos; aumentar la financiación para proteger la biodiversidad; e identificar los vínculos entre la deforestación y la salud de los seres humanos y los animales.

Brasil, India, Rusia y Estados Unidos fueron los grandes ausentes de este esfuerzo de coalición internacional. Sin embargo, se espera que próximamente el Gobierno estadounidense se involucre con la llegada del presidente Joe Biden, que se posesionará el 20 de enero y que se ha mostrado como un firme defensor de la naturaleza. Biden ya se comprometió durante su campaña a la preservación del 30 % de las tierras y aguas de su país para 2030.

Lanzan programa Prezode para prevenir enfermedades zoonóticas y pandemias

Sin duda, el avance de la pandemia del Covid-19 ha prendido las alarmas de distintos gobiernos y en algunos casos despierta el interés de prevenir posibles futuras crisis sanitarias.

La cumbre de un día también lanzó un programa llamado Prezode, que según anunció el presidente francés Emmanuel Macron, es una iniciativa internacional sin precedentes para prevenir la aparición de enfermedades zoonóticas y pandemias, que ya está movilizando a más de 400 investigadores y expertos en todo el mundo.

La medida se produce cuando algunos científicos sospechan que el nuevo coronavirus detectado por primera vez en Wuhan, China, a finales de 2019, provino de una fuente animal, probablemente de murciélagos.

"La recuperación pandémica es nuestra oportunidad de cambiar de rumbo (…) Con políticas inteligentes y las inversiones adecuadas, podemos trazar un camino que brinde salud a todos, revitalice las economías, genere resiliencia y rescate la biodiversidad”, señaló el secretario general de la ONU, António Guterres.

La coalición resaltó que cuidar los bosques, océanos y otros ecosistemas que son hábitats vitales para plantas y animales amenazados también podría ayudar a impulsar la recuperación económica pos-pandemia. Guterres indicó que, según el Foro Económico Mundial, las oportunidades comerciales emergentes en la naturaleza podrían crear 191 millones de puestos de trabajo para 2030.

Además, durante el encuentro, el príncipe Carlos instó al sector privado a invertir 10.000 millones de dólares en recursos sostenibles antes de 2022 para respaldar un nuevo proyecto medioambiental que ha bautizado como "Estatuto de la Tierra". La propuesta tiene diez áreas de acción, entre ellas la restauración petrolífera, forestal y agrícola, reducir emisiones y conseguir una huella de carbono cero.

Esta cumbre sirvió además como antesala de las negociaciones y objetivos de biodiversidad que se discutirán en una conferencia de la ONU, en China, aplazada desde el año pasado por la crisis sanitaria y prevista para el próximo mayo.

Paralelamente este lunes se desarrolló una conferencia enfocada en la inversión para el proyecto de la Gran Muralla Verde de África, que implica grandes esfuerzos para evitar que el desierto del Sahara se extienda más al sur.

Lanzado en 2007, su objetivo es plantar un arco de árboles que recorra 7.000 kilómetros a través de África, desde Senegal a lo largo del Atlántico hasta Djibouti en el Golfo de Adén.

Los participantes dieron la bienvenida a la creación de un llamado acelerador, que se espera que libere 14.300 millones de dólares durante los próximos cinco años para financiar el programa.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino