Nuevo ataque mapuche eleva la tensión entre el gobierno de Alberto Fernández y la provincia de Río Negro

Nuevo ataque mapuche eleva la tensión entre el gobierno de Alberto Fernández y la provincia de Río Negro

Tras el incendio a un club en la localidad de El Bolsón, la gobernadora Arabela Carreras volvió a exigir el envío de fuerzas federales y una posición política más fuerte contra esos sectores. Apuntó contra el embajador argentino en Chile, Rafael Bielsa.

Un nuevo ataque atribuido a grupos mapuches en la provincia de la Patagonia argentina de Río Negro elevó ayer la tensión entre el gobierno de Alberto Fernández y el de la gobernadora Arabela Carreras, que volvió a exigir el envío de fuerzas federales y una posición política más fuerte contra esos sectores.

Durante la madrugada, desconocidos incendiaron las instalaciones del Club Andino Piltriquitrón, el más emblemático de la localidad de El Bolsón. En el lugar se hallaron dos bidones con combustible y panfletos contra Carreras, el alcalde Bruno Pogliano y los empresarios Joe Lewis y Luciano Benetton, dueños de tierras en la Patagonia argentina.

La tensión en la zona cordillerana aumentó de manera notoria desde el mes pasado, cuando un grupo de la comunidad Quemquemtreu ocupó unos terrenos en la zona conocida como Cuesta del Ternero, en el área rural de El Bolsón.

La zona ya sufrió el 3 de octubre pasado un ataque incendiario contra el nuevo Centro de Informes Turísticos de El Bolsón -que aún no se había inaugurado- y al día siguiente otro en un puesto de Vialidad en Bariloche, donde, además de dañar máquinas viales, se agredió y maniató a una familia.

Además, según informa el portal Infobae, hubo otros episodios aislados, como el ataque vandálico a un local partidario del oficialismo bolsonense y a un edificio de salud perteneciente a Gendarmería Nacional.

“Denunciaremos el hecho en la Justicia Federal Penal, en el marco de la acción ya presentada por el delito de terrorismo”, advirtió Carreras este miércoles en su cuenta de Twitter, en referencia a la denuncia que el gobierno de Río Negro presentó tras los dos primeros ataques.

En conferencia de prensa, Carreras exigió al gobierno nacional el envío de más efectivos de las fuerzas federales. “Hemos solicitado nuevamente y en forma escrita y formal la intervención de las fuerzas federales que están presentes en nuestra región. Exigimos que tengan una presencia de control y acompañamiento”, señaló.

En respuesta al nuevo incendio, el Ministerio de Seguridad Nacional decidió que las cuatro fuerzas federales ya desplegadas en la Patagonia -Gendarmería, Policía, Policía de Seguridad Aeroportuaria y Prefectura Naval- se van a reorganizar para prevenir situaciones de conflicto, según informaron a Efe voceros de esa cartera.

Luego del incendio registrado en el puesto de Vialidad en Bariloche, Carreras acudió al gobierno nacional para solicitar el envío de fuerzas federales que contribuyan a garantizar la seguridad en el sur, aunque el ministro de Seguridad, Aníbal Fernández, rechazó la solicitud. El funcionario negó el envío de refuerzos a la zona de conflicto y apeló al “diálogo” con las comunidades mapuches para poner freno a los hechos de violencia.

La medida recibió duras críticas en el ámbito provincial: “Toman decisiones desde un escritorio de Buenos Aires, claramente desconoce qué es lo que pasa en el sur”, afirmaron fuentes del gobierno de Río Negro citadas por Infobae.

Defensa de Bielsa a Jones Huala
“En algún caso”, recordó Carreras a CNN Radio, el ataque se lo ha atribuido “una organización que se autodenomina RAM, Resistencia Ancestral Mapuche”, que “es un grupo beligerante que tiene conexiones internacionales y que no se siente identificado con el Estado nacional ni con el Estado provincial” y, por lo tanto, “aquí hay un conflicto que excede por mucho los delitos comunes”.

A su vez, la gobernadora de Río Negro relacionó el nuevo ataque con el pedido de libertad condicional para el líder mapuche argentino Facundo Jones Huala, extraditado y encarcelado en Chile por delitos contra diferentes propiedades. La semana pasada, el embajador argentino en Chile, Rafael Bielsa, pidió la tramitación de su libertad condicional, generando un hondo rechazo en el oficialismo de la provincia.

“Después de la intervención de Bielsa, Jones Huala emite un comunicado beligerante ayer y anoche tuvimos un nuevo incendio, son cuestiones que tienen una correlación al menos temporal, sino causal”, puntualizó la gobernadora.

Bielsa defendió su intervención ante la Comisión de Libertades Condicionales de la Corte de Apelaciones de Temuco que analizó el pedido de Jones Huala de acceder a la libertad condicional. Se dio “en un marco de absoluta legalidad” y bajo los términos de los convenios internacionales que “garantizan a cualquier persona la asistencia consular cuando se encuentran fuera de su país, esté o no esa persona privada de su libertad”, dijo el embajador a elDiarioAr.

Desde la embajada argentina, en tanto, explicaron que se trató de “una tarea habitual” y que la asistencia “no lo hace secesionista” al diplomático, consignó el periódico Perfil.

Pese a las explicaciones, la presencia y el texto de quien fue canciller del primer gobierno kirchnerista despertó críticas en Chile. Así, un grupo de senadores criticaron y manifestaron su “absoluta preocupación” por la decisión de la Casa Rosada de apoyar la liberación de Jones Huala. A través de una carta dirigida al embajador Bielsa, advirtieron que la defensa de la administración de Alberto Fernández al líder mapuche “representa la intención de inmiscuirse en uno de los poderes del Estado de Chile de manera flagrante”.

“Venimos a manifestar nuestra más absoluta preocupación, luego de conocer su visita a la Comisión de Libertades Condicionales de la Corte de Apelaciones de Temuco, en favor del Sr. Facundo Jones Huala, quien cumple una condena en nuestro país por el delito de incendio y porte ilegal de arma de fuego”, señalaron 17 legisladores chilenos de Evópoli, Renovación Nacional y la Unión Demócrata Independiente, entre los que figuran Felipe Kast, Francisco Chahuán y Jacqueline van Rysselberghe.

Jones Huala está preso en Chile purgando una condena de nueve años en una cárcel de Temuco. Está acusado de prender fuego al refugio de montaña Pisu Pisué, ubicado en Río Bueno en el 2013. El líder mapuche argentino y sus cómplices actuaron en nombre de las comunidades aborígenes que luchan por recuperar sus tierras. “Lo hicieron con una violencia delirante. Tras incendiar el refugio ataron a los peones a los árboles, muy cerca del fuego. Se salvaron de milagro de morir calcinados”, consignó el diario Clarín.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino