Coronavirus  ●  Islas Malvinas  ●  Mercosur  ●  Mercosur-UE  ●  Venezuela

Nuevas deserciones dejan al partido de Macron en minoría en la Asamblea

Nuevas deserciones dejan al partido de Macron en minoría en la Asamblea

La República en Marcha ha perdido 26 diputados desde su victoria hace tres años.

Tres años después de su llegada al poder, Emmanuel Macron ha perdido una parte de su magia, incluso entre quienes, entusiasmados por su frescura y ambición reformista, decidieron dar el salto a la política, se sumaron a su proyecto y resultaron elegidos parlamentarios. Otros siete diputados de La República en Marcha (LREM), el nuevo partido que sirvió de trampolín a Macron, decidieron ayer abandonarlo, con lo que, técnicamente, la formación presidencial pasa a estar en minoría en la Asamblea Nacional.

El hecho es políticamente relevante pero no dramático ni –en principio– desestabilizador. El Gobierno nombrado por Macron, que encabeza el premier Édouard Philippe, continuará teniendo una mayoría de facto gracias a diputados centristas aliados, como los 46 del grupo MoDem y otros, para poder aprobar los proyectos legislativos. El sistema francés, además, es muy presidencialista. Macron, que no debe dar nunca explicaciones ante el Parlamento, goza de unas atribuciones constitucionales muy amplias, superiores a las que posee el presidente de Estados Unidos, mucho más controlado por el Congreso.

El presidente aún cuenta con aliados parlamentarios, pero Le Pen le exige nuevas elecciones legislativas

Con todo, el goteo de deserciones –son ya 26 desde el triunfo en el 2017– es doloroso. De 314 diputados (sobre 577) se ha pasado a 288. Eso supone una pérdida de efectivos del 8%. Muestra la erosión del titular del Elíseo, cuyas reformas han quedado de momento congeladas debido al brutal impacto de la pandemia de la Covid-19. Ya antes Macron afrontó un malestar social muy profundo, como puso en evidencia la larga revuelta de los chalecos amarillos y la huelga contra la reforma de las pensiones. El joven presidente no ha logrado desprenderse de la etiqueta que pronto le colocaron, de “presidente de los ricos”, a raíz de la supresión del impuesto a las fortunas y de la reforma laboral.

Entre quienes han dejado LREM por su disgusto con la política gubernamental y el estilo de Macron figuran el matemático Cédric Villani, candidato a la alcaldía de París, y la figura del ala izquierda, Aurélien Taché. Junto a 10 diputados de otras formaciones han creado el grupo Ecología Democracia Solidaridad, el noveno en la actual Asamblea, la más plural y atomizada en la historia de la V República. Este nuevo grupo no se considera de pura oposición. No se alinean con la derecha ni con la izquierda. Están dispuestos a votar los proyectos impulsados por el gobierno si los consideran oportunos, pero desde una posición autónoma, crítica, sin la disciplina que trataba de imponerles LREM y que ya se ha roto en diversas ocasiones.

El Gobierno realizó presiones en las últimas semanas para evitar perder más efectivos en el Parlamento. Al ministro de Sanidad, Olivier Véran, sometido ahora a una fuerte exposición mediática, le correspondió la tarea de convencer a los diputados a quedarse en LREM. Sus gestiones tuvieron cierto éxito. Llegó a temerse una sangría mayor.

La presidenta del ultraderechista Reagrupamiento Nacional (RN, ex-Frente Nacional), Marine Le Pen, aprovechó la circunstancia para reiterar su demanda de una disolución anticipada de la Asamblea Nacional y unas nuevas elecciones con un sistema proporcional. Es una petición periódica de Le Pen. Su partido se ve muy castigado por el sistema a dos vueltas. La representación parlamentaria de RN es ínfima porque sus candidatos suelen ser derrotados en el segundo turno al agregarse sus rivales. En cambio, la formación de extrema derecha obtiene resultados muy buenos en comicios con pura representación proporcional, como los europeos de mayo pasado, en los que fue el partido más votado y que más eurodiputados envió a Estrasburgo.

Fue una sorpresa que, también ayer, el joven eurodiputado de LREM Stéphane Séjourné, macronista de primera hora y exconsejero político en el Elíseo, en unas declaraciones al semanario L’Express , se pronunciara a favor de disolver la Asamblea Nacional porque “hace falta reformar muy profundamente” el sistema democrático y las instituciones.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino