Nuevas cuarentenas y el recorte de la nota crediticia de Chile le asestan un duro golpe a la Bolsa de Santiago

Nuevas cuarentenas y el recorte de la nota crediticia de Chile le asestan un duro golpe a la Bolsa de Santiago

El IPSA cerró la jornada con su mayor caída diaria desde principios de marzo.

La Bolsa de Santiago tuvo hoy una jornada para el olvido debido al negativo efecto que produjo el anuncio del gobierno de ampliar las cuarentenas a todas las comunas de la Región Metropolitana, ante el aumento de los contagios por coronavirus.

El anuncio se dio en medio de una jornada que ya había partido con un mal desempeño para las acciones locales tras la rebaja en la calificación de riesgo de Chile por parte de la agencia Standard and Poor´s.

El índice IPSA, que mide a las principales acciones que se transan en el mercado local, cerró con un descenso 1,79% a 4.755,08 puntos.

Se trata del mayor retroceso desde diario desde el pasado 4 de marzo (-1,81%).

Las mayores caídas fueron lideradas por Santander ($44,64; -4,04%), Ripley ($235; -3,49%), Vapores ($38,47; -3,20%) y Copec ($8.546,9; -2,82%) Dentro del IPSA las más resilientes fueron Enelam ($119; +0,08%) y SQM-B ($38.050; -0,04%).

El gobierno anunció que toda la Región Metropolitana pasará a cuarentena total a partir del próximo sábado 27 de marzo a las 5 de la mañana. Es decir, Alhue, Colina, Conchalí, Huechuraba. Lampa, Las Condes, Lo Barnechea, Paine, Providencia, Quilicura, Recoleta, San José de Maipo, Tiltil y Vitacura -que aún permanecían en Fase de Transición- retrocederán a confinamiento total.

Con estos nuevos anuncios, desde el sábado más de 16 millones de personas en todo Chile estarán afectadas por la medida en 198 comunas del país, con todo lo que ello implica para el comercio, los restaurantes, el turismo y otras actividad económicas.

“En todo caso antes del anuncio la mayoría se encontraba en Fase 2 (cuarentena los fines de semana), por lo que estimamos que el efecto en la economía no es mayor, pero el efecto comunicacional es alto”, dijo Guillermo Araya, de Renta 4.

Baja en calificación
Ayer en la tarde, luego del cierre del mercado, la agencia S&P S&P rebajó la nota crediticia de Chile desde “A+” a “A”.

“Es probable que las finanzas públicas de Chile se estabilicen en un nivel estructuralmente más débil después de que el impacto de la pandemia retroceda y la economía crezca a su nivel de tendencia, con déficits fiscales moderadamente más altos de lo que esperábamos persistiendo durante los próximos dos o tres años debido a presiones de gasto”, dijo S&P.

Esta situación a juicio de expertos locales, estaba afectando el ánimo inversor en la plaza local y perjudicará a la economía.

“Que Chile baje a un peldaño en si situación crediticia quiere decir que menos fondos a nivel global van a poder invertir en deuda chilena. Por otro lado, se nos hará más caro endeudarnos y financiarnos, ya que menos instituciones a nivel global van a poder invertir en bonos chilenos. Es un lastre. En la medida que continuemos expandiendo el gasto, esto se va a profundizar y traer círculos viciosos”; dijo Arturo Frei, gerente general de Renta4.

Julius Baer mantuvo su calificación de “Mantener / Calidad en Chile”, respaldada por sus sólidos fundamentos fiscales (aunque debilitados por la pandemia), instituciones sólidas y una formulación de políticas eficaz.

No obstante, dijo que, dada la incertidumbre en torno al referéndum constitucional y las próximas elecciones presidenciales, “vemos mejores jugadas de recuperación en los ciclos de los mercados desarrollados. Dentro de la renta variable de mercados emergentes, favorecemos a China e India”.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino