Nueva Zelanda y China profundizan su TLC y Uruguay quedará más relegado

Nueva Zelanda y China profundizan su TLC y Uruguay quedará más relegado

Los lácteos del país de Oceanía pagarán 0% de aranceles desde 2024 por sus exportaciones al gigante asiático; con la carne vacuna ya tienen ese beneficio

Esta semana China y Nueva Zelanda rmaron una actualización de un acuerdo comercial (TLC) que les permitirá a los productos lácteos y a la madera, comercializarse con 0% de aranceles a partir de 2024.
El sector lácteo uruguayo es uno de los más sensibles a nivel internacional, razón por la cual es protegido a través de diversas herramientas como cuotas o exigencias sanitarias, entre otras medidas. En 2019 el sector representó el 7% de las exportaciones uruguayas de bienes, según un informe de Uruguay XXI. Los aranceles pagos por las exportaciones del sector lácteo uruguayo rondaron los US$ 30 millones en 2019, siendo el segundo producto con mayor pago de estas tasas. Los principales productos del sector, y los de mayor pago de aranceles son leche en polvo, manteca y quesos.
China, el tercer destino en importancia para los lácteos de Uruguay, se paga una tasa del 12% para el ingreso con leche en polvo y quesos.
Ricardo Reilly, representante de los productores cárnicos en el Instituto Nacional de Carnes (INAC), explicó a El Observador que eso impactará en Uruguay por la postura de Nueva Zelanda, como un fuerte actor agroexportador, que tiene acuerdos con diferentes potencias mundiales y además se encuentra con una cercanía geográca importante con el centro de la demanda mundial de alimentos, que es China.
“Uruguay tiene que buscar rápidamente la forma de no quedar ajeno al mapa de negocios del mundo”, reclamó. Agregó que seguramente tras la pandemia, “el mundo se va a volver más proteccionista, y va a ser muy importante que Uruguay, ya sea de forma independiente o en bloque con el Mercosur, logre generar mejoras en el acceso, tanto arancelario como sanitario de las exportaciones”.
Alvaro Pereira, jefe de Acceso e Inteligencia de Mercados de INAC, destacó que si bien este acuerdo se rmó esta semana, se venía discutiendo desde 2015 y fue una actualización del primer acuerdo entre los países.
El técnico explicó que “no hay grandes novedades para el capítulo de carnes”, porque el 0% de aranceles para este producto está acordado entre China y Nueva Zelanda desde 2008.
“Los acuerdos no son letra muerta sino que una vez que hay comercio con el nuevo acuerdo se identican restricciones nuevas, el comercio va cambiando, aparecen problemas emergentes. Es muy destacable esto de los neozelandeses bien orientados a siempre trabajar en más y mejor acceso, que con un acuerdo en la mano no se dieron por satisfechos y fueron a buscar otro”, añadió.
Fuerte competencia
“Nueva Zelanda goza de tener 0% de aranceles en China desde hace varios años y Uruguay está con arancel 12%. Uruguay ya está en una diferencia de 12 puntos”, dijo Pereira sobre la carne bovina y ovina.
Reilly explicó que Uruguay comercializa el 80% de su carne “sin preferencias arancelarias; solo un 20% de la carne uruguaya que se exporta al mundo se hace con preferencias arancelaria”.
Para el delegado en la Junta del INAC, Uruguay debe estar atento al mercado internacional, y no únicamente por este acuerdo. “Ha quedado demostrado que la pandemia no ha sido una limitante para que el mundo se siga moviendo en materia comercial, y los países sigan generando acuerdos comerciales para mejorar sus condiciones de acceso y Uruguay y América latina hoy están corriendo el riesgo de quedar fuera del mapa de negocios si no se mueven con inteligencia en el corto plazo”, alertó.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino