Bolivia  ●  Chile  ●  Evo Morales  ●  Islas Malvinas  ●  Mercosur  ●  Mercosur-UE  ●  Venezuela

Norwegian traspasa el 100% de su filial argentina a JetSMART

Norwegian traspasa el 100% de su filial argentina a JetSMART

La aerolínea noruega de bajo coste se retira del mercado local golpeada por la crisis del país sudamericano y un complejo escenario en su casa matriz

La “revolución de los aviones” que tanto entusiasmó a Mauricio Macri en el inicio de su gestión ha sufrido una baja de peso. La aerolínea de bajo costo Norwegian anunció este martes que se reduce drásticamente su presencia en el país tras la venta de sus rutas a su competidora JetSmart, una multinacional de origen estadounidense con oficinas en Santiago de Chile. "Durante los próximos seis meses, los tres Boeing 737 que opera actualmente la compañía serán reemplazados por Airbus A320 de JetSMART", señaló ayer Norwegian a través de un comunicado. Los tres Boeing volverán al servicio en Europa.

Fuentes de la compañía remarcan en que "no terminan sus operaciones en Argentina". Y recuerdan que mantendrán el vuelo Buenos Aires–Londres, que seguirá estando operado por Norwegian. En la misma línea, los planes para otras rutas de largo radio, tanto en Argentina como en el resto de Sudamérica permanecen inalterados.

Lo que sí ha ocurrido es que Norwegian terminará sus operaciones domésticas en Argentina. La aerolínea recibió el golpe de cobrar pasajes en pesos argentinos depreciados (la moneda nacional perdió 61% de su valor desde enero) y cubrir costos en dólares. Pero no ha sido solo eso. La partida se enmarca además en el contexto de crisis financiera que la empresa sufre a nivel global, con pérdidas por 161 millones de dólares en el primer semestre de 2019.

Macri apostó mucho a la llegada de aerolíneas de bajo costo, en un intento por romper un mercado cerrado dominado por Aerolíneas Argentinas. Para seducir a nuevas compañías adjudicó rutas como nunca antes y habilitó el uso de aeropuertos más económicos, ubicados en la periferia de las grandes ciudades. La primera compañía en llegar fue Flybondy, de capitales iniciales franceses, y luego se sumaron Norwegian, hace un año, y JetSmart, hace ocho meses. El negocio nunca terminó de despegar del todo debido a las turbulencias económicas de Argentina.

En enero de 2018, Norwegian Air Argentina obtuvo por parte del Gobierno de Mauricio Macri el permiso de explotación de 152 rutas: 72 domésticas y 80 internacionales, con destinos a toda América, Europa y Oceanía. La empresa prometió entonces una inversión de 4.300 millones de dólares y empleo para entre 3.000 y 4.000 argentinos. Para diciembre del año pasado esperaba contar con entre seis y 10 aviones en operaciones. Finalmente, los aviones nunca fueron más de cuatro y la plantilla de empleados suma hoy apenas 200 personas. Todos serán absorbidos por JetSmart, lo mismo que los Boeing 737-800 con que operaba Norwegian.

Desde JetSmart consideraron la compra como un paso más hacia su consolidación en América Latina. Anunciaron además que los pasajeros que tenían pasajes ya adquiridos podrán volar sin problema según las rutas establecidas. La mayor demora estará en la estandarización de la flota, porque la compradora opera con Airbus y el traspaso definitivo llevará “varios meses”. El gerente de la empresa en Argentina, Gonzalo Pérez Corral, agregó que “el mercado argentino tiene un gran potencial”. No hizo referencia a la incertidumbre económica y la llegada de un nuevo gobierno, el del peronista Alberto Fernández.

Norwegian se va de Argentina, pero no es en el país sudamericano el único sitio donde ha tenido problemas. Su salida puede interpretarse como parte de un recorte de gastos a nivel global, fruto de la emergencia financiera que atraviesa. En septiembre pasado, la compañía propuso a sus acreedores demorar dos años el vencimiento de bonos por 382 millones de dólares. La empresa cerró 2018 con un rojo de 166 millones de dólares y las pérdidas durante el primer semestre de este año ya superaron los 161 millones. La situación se agravó cuando IAG, casa matriz de Iberia, descartó en febrero una posible opa y anunció la venta del 3,9% que poseía en el capital de la aerolínea nórdica. La crisis del Boeing 737 MAX la obligó además a dejar en tierra 18 aviones, siendo una de las más afectadas a nivel global. Argentina no era una aventura recomendable en semejante escenario de crisis.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino