No habrá techos sino bandas para tasas de interés

No habrá techos sino bandas para tasas de interés

Entrevista a Guillermo Avellán, gerente del Banco Central del Ecuador

¿Cuál es su previsión para el segundo trimestre del año, considerando que el primer trimestre la economía cayó el 5,6%?

Se espera una recuperación importante en el segundo trimestre del consumo de los hogares, de la inversión (privada y pública) y también un alza de exportaciones impulsado por productos como el camarón. La actual previsión de crecimiento del PIB para este año es del 2,8%, esperamos actualizarla el último trimestre y estar arriba de esa cifra.

Para la activación económica es clave el crédito. ¿Qué se puede hacer desde la banca pública y privada?

Hay medidas de corto plazo y mediano plazo. Ecuador está llamado a convertirse en un centro financiero de Latinoamérica y eso implica reformas estructurales. La Junta Financiera va a ser la responsable de hacer esos ajustes normativos, de impuestos, contribuciones que impiden más competencia e inversión en el sector financiero.

¿Cómo cuáles?

El impuesto a la salida de divisas, la contribución que realizan los bancos a la Superintendencia, normativa legal sobre reservas mínimas que se deben dejar en el Central. La idea es tener reservas internacionales suficientemente altas que elimine estas distorsiones que hoy se les exige a los bancos y, de esa forma, dispongan de más liquidez para créditos productivos.

El Presidente ofreció en campaña USD 1 000 millones para créditos al 1% ¿Qué avances hay?

Se está trabajando ya. El Presidente ya tuvo una primera reunión con la banca pública y Finanzas. Hay un crédito preaprobado por USD 300 millones de la CAF para la Corporación de Finanzas Populares para, a través de las cooperativas, colocar préstamos para emprendimientos y a mipymes con ventas de hasta USD 300 000 al año. Estos recursos llegarán la primera semana de agosto y se irán colocando a lo largo del siguiente mes. Después se trabajará para que BanEcuador reciba crédito del exterior y esos préstamos puedan ir subsidiados al sector agrícola. Y esto último puede llegar del Banco Mundial y otros multilaterales.

¿Cómo avanza la definición de las nuevas tasas de interés para créditos?

El Banco tiene un rol muy importante, que es fijar la nueva metodología para el cálculo de las tasas. Para ello, las Superintendencias de Economía Popular y de Bancos debían entregar insumos técnicos hasta el 1 de julio. Ya los recibimos. Con eso, esperamos tener lista una metodología el 30 de agosto, que deberá ser aprobada por la Junta Financiera. Regirá para los 13 segmentos crediticios y entraría en vigencia de forma progresiva desde el 1 de octubre.

¿Por qué se necesita una nueva metodología?

Los techos de las tasas de interés actualmente no responden a criterios técnicos y genera que las instituciones financieras se peguen a ese techo, sea el cliente un buen o mal pagador. Además, impiden la competencia.

¿Qué parámetros tendrá la nueva metodología?

El perfil crediticio del cliente; es decir, el riesgo; los costos operativos, de fondeo (considerando que existe una tasa pasiva que los bancos tienen que pagar por los depósitos y una tasa activa que es la que los bancos cobran al usuario por los préstamos). En eso nos vamos a enfocar y, además, en el aspecto de rentabilidad.

La banca pide liberar las tasas, ¿cuán profunda será la revisión que harán?

Las tasas máximas o techos provocan que personas sean excluidas del sistema financiero formal y tengan que ir al chulquero. Ecuador debería caminar a tasas de equilibrio por segmentos, en donde hay bandas superiores.

¿Qué significa?

Sucede que muchos clientes terminan pagando la tasa cercana al techo, cuando debería haber una tasa de equilibrio y una banda superior donde se incluya a más personas que no tienen historial crediticio. Hoy hay una tasa máxima que impide dar crédito a quien no tiene historial. Con la nueva fórmula, el cliente con mejor récord pagará un costo dentro de la tasa ponderada y quien tenga más riesgo se ubicaría en una banda superior. Lo importante es que la tasa promedio ponderada irá bajando.

¿Qué hace pensar que las tasas irán bajando?

Porque no solo se trabajará en esta metodología, sino en solucionar, como dije, problemas de fondo y distorsiones que impiden tener un sistema financiero más competitivo o que acceda a fondeo barato del exterior. Para esto son las reformas normativas.

¿En cuánto tiempo pudieran bajar las tasas?

Se está trabajando para que la tendencia sea a la baja durante todo el segundo semestre. Sin embargo, mientras no resolvamos los problemas estructurales del sistema financiero no se va a reflejar una reducción. La Junta Financiera estará llamada a resolver esos problemas estructurales.

¿Cuándo lo hará?

Será un tema progresivo. Hay regulaciones que se pueden aprobar en la Junta Financiera a partir del 1 de agosto, que entra en vigencia la nueva estructura del Central. Recordemos que ahora hay una sola Junta Monetaria y Financiera y que va a ser reemplazada por dos Juntas. Para eso, el Presidente debe enviar dos ternas a la Asamblea y esta tendrá 15 días para resolver ese tema.

¿Usted se va a mantener como gerente?

La nueva Junta Monetaria es la encargada de ratificar o nombrar a un nuevo gerente.

Hoja de vida
Es Licenciado en Administración de Negocios y tiene especializaciones en Economía y Finanzas por la Universidad de Richmond de Estados Unidos. Es director de investigación en la Fundación Ecuador Libre.

Mónica Orozco y Priscilla Alvarado

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino