“No esperemos que por ayudar al país, EE. UU. se perjudique”

“No esperemos que por ayudar al país, EE. UU. se perjudique”

Luisa Fernanda Amador, la presidenta de la Cámara de Comercio Ecuatoriano-Americana de Guayaquil, habla con EXPRESO sobre la expectativa de su sector, respecto a un acuerdo comercial con Estados Unidos.

Tras la última visita oficial, Ecuador y EE. UU. centran sus esfuerzos en seguir enamorándose y en crear un ambiente idóneo y favorable para lograr un acuerdo comercial. No obstante, el camino no es fácil, tiene varios obstáculos por destrabar.

- No hay duda de que el acercamiento con EE. UU. satisfizo a varios sectores. Y está bien, ponen como positivo los acuerdos firmados, pero la pregunta que también se hace es, ¿a cambio de qué?

- Muchas veces se trata de sesgar este tema solo a un tratado comercial, pero los acuerdos firmados demuestran que la relación que se quiere fomentar es sumamente amplia. Poco se habla de que Ecuador, por primera vez, se beneficiará del programa América Crece, que busca crear en la región condiciones en temas de transparencia y competitividad de licitaciones para destinar inversión en el sector vial, portuario, aeroportuario, de infraestructura y de telecomunicaciones. Está el tema de financiamiento para mujeres emprendedoras y el hecho de haber ingresado cuatro productos en el Sistema Generalizado de Preferencias-SGP (rosas, brócoli, atún y alcachofa). Lo importante de eso es que son acuerdos que se han firmado sin condicionamiento. Nos concentramos en todo lo que nos están pidiendo, pero no estamos viendo todo lo que nos están dando.

- Los condicionamientos, sin duda, llegarán a la hora de firmar un acuerdo comercial...

- Todavía es muy pronto para decir a cambio de qué. En el acuerdo comercial, efectivamente habrá una negociación y va a haber temas que se deben entender: ver qué piden ellos y ver cómo eso (positiva o negativamente) afectará al país.

- Pero en el tema de preparar la cancha para un acuerdo, ¿hay condicionamientos?

- Sabemos que hay dos fundamentales: que se devuelva el TBI (Tratado Bilateral de Inversiones) y la resolución con el tema de Chevron. Son dos temas ya conocidos y que sabemos sí serán condiciones para avanzar. El marco jurídico no puede estar en duda para ninguna empresa privada...todo lo demás será negociable.

- Pero el Gobierno lleva más de tres años y aún no logra destrabar estos temas. Qué tanta expectativa hay de que ahora se haga algo. La gestión está por terminar...

- Creo que es necesario dar crédito al Gobierno en varios ámbitos, uno de ellos es haber reactivado el TIC (Consejo de Comercio e Inversiones), un mecanismo previo para un acuerdo. Ha demostrado tener la voluntad de ayudar a resolver y quitar los irritantes. Desde los gremios hemos pedido que esto sea resuelto pronto y confiamos en que así sea... sería ideal que (este Gobierno) consiguiera cerrar un acuerdo, pero no pienso en ningún momento que sería un fracaso si solo lo deja enrumbado. Lo que sí debemos aprovechar ahora es el ritmo que Estados Unidos le ha dado a este tema. Tenemos que movernos con la misma agilidad... Otro paso importante es elegir bien al jefe negociador, este debe tener un perfil técnico pero con la capacidad de tener la sensibilidad de medir los efectos sociales internos.

- Ecuador puede potenciar el sector de servicios con este acuerdo, pero en el caso de Estados Unidos, ¿qué le interesaría a ellos ingresar al país?

- Sus carros, ellos también tienen productos agrícolas importantes que nosotros ya importamos: la soya, el maíz que usamos para el balanceado del camarón, una industria que ha crecido exponencialmente en los últimos años. No podemos pensar que no estarán interesados en ingresar bienes de consumo, seguramente será un interés....Hay que tener claro que Estados Unidos tampoco es que va a perjudicarse con un acuerdo. No esperemos que por ayudar al país, Estados Unidos se perjudique. No es lo que han ofrecido. Lo que han ofrecido es entender y apoyar lo que el país necesita. La idea es que se hagan estudios para verificar qué se podrá ingresar y qué no, utilizando mecanismos para proteger lo local.

- Ya sincerándonos, ¿Qué tiempo  cree que podría tomarnos el firmar este acuerdo?

- La única fecha que tenemos en firme es la visita de la comisión (en abril). Esta es una negociación que, creería, podría tomarnos uno, dos años más; sin embargo, aún es difícil saber el tiempo exacto.

MAS DATOS SOBRE EL FUTURO ACUERDO

 

  • LA BALANZA COMERCIAL. El país que más le compra a Ecuador

 

El año pasado, el país exportó $ 6.732 millones a EE. UU., y le compró $ 5.008 millones en productos, una transacción que permitió que la balanza comercial con este país tenga un superávit de $ 1.724 millones. Actualmente, de los 50 estados que tiene la nación americana, Ecuador está comercializando directamente con nueve.

 

  • OPORTUNIDAD. Potencial en el sector de servicio

 

Ecuador anota los logros de los países que ya tienen un acuerdo con EE. UU. De ellos destaca el crecimiento de sus servicios (financieros, software, logístico, franquicias), un sector que también podría desarrollarse acá. Para el sector textilero también hay oportunidad. Actualmente paga un arancel de hasta el 35 %.

 

  • LAS TRABAS. Los pendientes: Chevrón y los TBI

 

La terminación de un contrato con Occidental (Oxy) hizo que Ecuador quedara fuera de la negociación del TLC en el 2006. Ahora, la expectativa se centra en la disputa que el país aún tiene con Chevrón. También están los TBI (Tratados Bilaterales de Inversión).

 

  • NEGOCIACIÓN. La propiedad intelectual

 

La propiedad intelectual, las compras públicas, la agricultura, son los sectores más sensibles. En el primer campo se espera una definición sobre la emisión de licencias para producir fármacos. EE. UU. observa cierta discrecionalidad en el tema.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino