Nicolás Maduro prioriza las vacunas para médicos y militantes chavistas

Nicolás Maduro prioriza las vacunas para médicos y militantes chavistas

Reserva las 100.000 primeras dosis de la rusa Sputnik V, que llegarán la semana que viene, a sectores vulnerables, pero incluye a los miembros del Movimiento Somos Venezuela

Nicolás Maduro ya tiene diseñado cómo será el inicio de la vacunación en Venezuela con las 100.000 primeras dosis de la rusa Sputnik-V, prometidas desde el año pasado y cuya llegada anuncia para la semana que viene. "Vamos a vacunar a todo el personal médico y sanitario, a los sectores más vulnerables y después vamos a la vacunación de los educadores", prometió el "hijo de Chávez".

Hasta ahí, todo normal. La gran sorpresa es el grupo que ha sumado a los supuestos sectores prioritarios: los militantes chavistas del Movimiento Somos Venezuela "para que luego ellos vayan casa por casa en la búsqueda de las víctimas del bloqueo y de las sanciones".

La vicepresidenta, Delcy Rodríguez, encabezó Somos Venezuela, que participó en las elecciones presidenciales fraudulentas de 2018 con escasos resultados, pese a que Maduro pretendía con esta iniciativa atraer votos de las clases medias y de descontentos de la revolución. Sólo obtuvieron poco más de 300.000 votos para la candidatura del "presidente pueblo".

Venezuela es uno de los países que va a la cola de la vacunación en América Latina, pese a los anuncios reiterativos de Maduro, que suelen venir acompañados de remedios mágicos contra el coronavirus, ya sea con las "goticas milagrosas" del beato José Gregorio Hernández o con el té de malojillo.

"Y para colmo Maduro anuncia que van a vacunar a un componente político, que es un acto de provocación que demuestra la politización de la vacuna", se quejó a ELMUNDO.es el médico y diputado José Manuel Olivares, comisionado de la presidencia encargada.

En un primer momento Venezuela fue excluida de la iniciativa COVAX de la Organización Mundial de la Salud (OMS), por la deuda de 11 millones de dólares acumulada por el gobierno bolivariano. De esta cifra depende la adquisición de más de dos millones de vacunas.

El sistema de vacunación en Venezuela, el menos eficiente y el de menor cobertura en América Latina, lleva varios años en pleno naufragio, lo que ha provocado el regreso de enfermedades ya olvidadas. "No hay cobertura de rotavirus [el virus que causa la gastroenteritis], influenza o neumococo. Para la difteria y hepatitis es del 35% y la triple viral [sarampión, rubeola y parotiditis] tiene 13% de cobertura. Ahora nos agarra el tema global de la vacuna Covid y Maduro improvisando", constató Olivares.

La presidencia encargada ha propuesto emplear el dinero "a resguardo en EEUU para que Maduro no lo robe, y con ello que lleguen las vacunas del mecanismo COVAX. Nuestra única condición es que no se politice, que el único registro sea la cédula de identidad y que se cumplan con los estándares académicos para que las vacunas lleguen primero a los más vulnerables, como en todo el mundo: personal de salud, mayores de 60 años", precisó el diputado.

Los primeros pasos para una "estrategia conjunta entre todos", según el prestigioso infectólogo Julio Castro, se concretaron ayer, cuando quedó constituida la Mesa Nacional para el Acceso a la Estrategia COVAX, con distintos actores incluidas las academias y las sociedades médicas.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino