Nicolás Maduro anuncia la disolución de la Asamblea Constituyente

Nicolás Maduro anuncia la disolución de la Asamblea Constituyente

En el tiempo que ha funcionado, este órgano no ha discutido ni redactado ni un solo artículo de la Constitución.

Nicolás Maduro ha ordenado que diciembre sea la fecha de defunción para su propio "hija" política, la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), nacida de forma ilegal e inconstitucional en 2017 para arrebatarle poderes al Parlamento democrático. Y lo ha hecho pese a que este órgano revolucionario, que ha fungido como una especie de Comité de Salud Pública de la Revolución Francesa al servicio del Palacio de Miraflores, no ha discutido ni redactado en tres años un solo artículo de la Constitución, función para que la nació. Más que pasar página, se trata de abrir un nuevo capítulo de la pantomima bolivariana.

Los delegados de la ANC, todos chavistas incluido el propio hijo del mandatario, fueron elegidos en unas elecciones desconocidas por la oposición y por las principales democracias del planeta. Pese a no contar con rivales, acabó en escándalo: Smartmatic, la empresa tecnológica encargada del recuento, denunció que se introdujeron en las urnas más de un millón de votos de forma fraudulenta.

Misión cumplida y ahora a por la siguiente. El anuncio del "hijo de Chávez" confirma que las elecciones parlamentarias de diciembre van viento en popa para la revolución, con los principales partidos de la oposición tomados por el gobierno, con sus dirigentes inhabilitados, encarcelados o exiliados, con un Consejo Nacional Electoral (CNE) a la medida de sus intereses y con una nueva ley electoral que multiplica sus posibilidades. Si se le suma los trucos del censo electoral, la hegemonía comunicacional, el sistema de control social implantado a través del carnet de la patria y el uso indiscriminado de los fondos del Estado se dibujan las elecciones perfectas o "las más democráticas de la Historia", como asegura el gobierno.

"Estamos enfrentando un boicot mundial contra las elecciones parlamentarias constitucionales de Venezuela. Y debemos enfrentar de frente al imperialismo y sus lacayos. Quieren sabotear las elecciones de Venezuela", se quejó el "presidente pueblo" durante la videoconferencia realizada con dirigentes del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), en la que también participó Diosdado Cabello. El número 2 de la revolución y presidente de la ANC reapareció públicamente tras superar el coronavirus, del que todavía se está recuperando. "Es una enfermedad muy, muy peligrosa", advirtió.

Maduro hacía referencia de esta forma a la toma de postura de buena parte de la comunidad internacional. La Unión Europea ha reclamado que se retrasen los comicios para alcanzar un proceso "transparente y justo" y un bloque de 30 países, conformado por el Grupo de Lima, el Grupo de Contacto Internacional y EEUU, presentaron la semana pasada un documento en el que abogan por un gobierno de coalición que conduzca al país a unas elecciones presidenciales libres.

"Hoy lo que plantea nuevamente la dictadura es usurpar el Parlamento Nacional", denunció Guaidó en una entrevista con la agencia Efe. "Pretenden eternizarse en el poder en detrimento de los venezolanos", añadió el líder opositor, quien reconoció que todavía no hay una decisión en el seno de la Unidad Democrática para enfrentar la embestida gubernamental.

Se barajan varias posibilidades, desde apostar por la continuidad administrativa del Parlamento hasta convocar un referéndum en diciembre. Los partidos opositores buscan un pacto con la sociedad civil después de que la Iglesia Católica, la institución más respetada en Venezuela, haya exigido un plan paralelo a la abstención firmada por los 27 partidos de la oposición real.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino