Naviera denuncia que la Prefectura argentina detuvo buque ilegalmente

Naviera denuncia que la Prefectura argentina detuvo buque ilegalmente

La nave Doña Annette fue obligada a detenerse y fondear a la altura del km 602 del río Paraná, Paraguay. En forma verbal ordenan subir y pagar costosos prácticos argentinos para continuar.

La Compañía Marítima Paraguaya denunció ayer el nuevo hecho de arbitraria detención de su buque Doña Annette por parte de la Prefectura Naval Argentina, en el kilómetro 602, el domingo 11 de noviembre pasado. La Naval argentina exige de facto que la nave paraguaya suba a dos prácticos argentinos, “servicio” que tiene un costo unos 45 mil dólares.

El gerente general de la naviera, Robert Bosch, dijo ayer que fueron obligados a detener y fondear el buque que estaba con destino para cargar y transportar combustible diesel. “Nos exigieron embarcar prácticos argentinos de manera verbal. Cuando le pedimos la orden por escrito se negaron a presentar”, lamentó.

Señaló que esto le va a generar un gran perjuicio económico y las autoridades navales del vecino país están violentando el tratado de libre navegación vigente con prácticos paraguayos que incluso están registrados y habilitados legalmente en ambos países.

“Ahora estamos desamparados. Nos obligaron a fondear y no podemos proseguir viaje. Si no llego a tiempo voy a perder el contrato, pero esto no les importa”, cuestionó.

Reiteró que el motivo expresado por la Prefectura Naval Argentina en forma verbal es que el buque debía ser conducido por prácticos argentinos y no paraguayos. “No respondieron a los reiterados pedidos para que presenten por escrito la decisión administrativa, pero se negaron”, enfatizó.

ARBITRARIO Bosch insistió en que la medida de las autoridades navales argentinas es “arbitraria y violatoria del Tratado de Navegación entre Paraguay y Argentina del año 1967, donde se consagra el principio de libre navegación para embarcaciones de ambas banderas”.

También recordó que hay otras disposiciones que establecen que las embarcaciones paraguayas en aguas argentinas podrán ser conducidas por sus propios prácticos.

Subrayó que las naves como Doña Annette cuentan con dos profesionales prácticos paraguayos que están habilitados para operar tanto por la Prefectura Naval Paraguaya como la de Argentina.

Añadió que piden la intervención inmediata de la Cancillería Nacional, a fin de que se haga respetar la norma internacional de navegación.

El empresario naviero apuntó que el costo de los prácticos argentinos está en el orden de los 45.000 a 50.000 dólares.

Remarcó que ahora no puede continuar y si decide hacerlo estarían deteniendo a la fuerza y meter en prisión a su capitán por desacato a la orden verbal. Finalmente, indicó que esperan que la Cancillería interceda de inmediato para liberar el buque.

 

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino