Murió en EEUU, lo repatriaron embalsamado y no avisaron que estaba contagiado

Murió en EEUU, lo repatriaron embalsamado y no avisaron que estaba contagiado

El Ministerio de Salud pidió investigar «hasta las últimas consecuencias» que no se haya informado sobre la muerte por covid-19 del fallecido, según consigna hoy Página/12.

El traslado a la Argentina del cuerpo embalsamado de un empresario fallecido en los Estados Unidos por coronavirus motivó la presentación de una causa judicial porque se cree que la familia evitó poner al tanto a las autoridades sobre las causas del fallecimiento.

Fuentes del Ministerio de Salud y de la Cancillería confirmaron el pedido de investigación judicial, mientras que la familia del empresario Elías Masri, de 91 años, sostuvo en un comunicado que la repatriación del cuerpo, en un vuelo de Aerolíneas Argentinas, se hizo “respetando los protocolos internacionales vigentes” por la pandemia.

El cadáver embalsamado de Masri llegó a Ezeiza el sábado, en un vuelo organizado por la Cancillería para repatriar argentinos varados en los Estados Unidos. El cuerpo llegó en la bodega del avión, en un cajón sellado, y ahora se pidió que se investigue cómo fue que se autorizó ese traslado. Todo indicaría que en la documentación presentada para habilitar el embarque del féretro no figuraban las causas del deceso.

La Secretaría de Salud del Ministerio que conduce Ginés González García hizo la presentación judicial y solicitó que el caso se investigue “hasta las últimas consecuencias” para establecer si está configurada la figura penal del delito de propagar una “enfermedad peligrosa y contagiosa para las personas”. La denuncia fue asentada en la Justicia Federal de Lomas de Zamora, con jurisdicción en el aeropuerto de Ezeiza.

Lo que se pide es que se establezca quiénes fueron los responsables de que el traslado se hiciera sin que las autoridades tuvieran conocimiento de los motivos del fallecimiento de Masri, quien estaba radicado en los Estados Unidos, uno de los países con mayor índice de infectados y de fallecidos como consecuencia de la pandemia provocada por la covid-19. Lo que se sospecha es que la familia del empresario ocultó la causa del deceso para hacer posible la última voluntad del difunto, de ser sepultado en Argentina.

Masri era abogado, egresado de la Universidad Nacional del Litoral, propietario de una empresa de bienes raíces fundada en los años cincuenta. En 1988, durante la hiperinflación, al ver peligrar las ganancias de su negocio, Masri decidió levantar todo y radicarse en los Estados Unidos, donde se puso al frente de la cadena empresaria Falcon Properties Inc. El empresario, que vivía en Nueva York, falleció de coronavirus el 7 de abril y desde entonces, sus familiares en Argentina realizaron una serie de tramitaciones para repatriar su cuerpo embalsamado.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino