Murillo acusa a Morales de convulsionar el país y el MAS replica: Quieren acallar las protestas

Murillo acusa a Morales de convulsionar el país y el MAS replica: Quieren acallar las protestas

El Ministro de Gobierno asegura que ya se identificaron a las personas que convocan a generar violencia y romper la cuarentena, y que habrá detenciones.

El ministro de Gobierno, Arturo Murillo, acusó al Movimiento Al Socialismo (MAS) y al expresidente Evo Morales de convulsionar el país, de “hacer política” y de impulsar el “negocio de la coca en el Chapare”. La diputada Sonia Brito (MAS) replicó, dijo que la acusación de la autoridad es para encubrir la inacción del Gobierno en la actual crisis sanitaria.

Murillo aseguró que fueron identificados los responsables y adelantó próximas detenciones. “El señor Morales y su candidato del MAS buscan la convulsión del país, pero ya se tiene identificados a los responsables quienes deberán ser encarcelados, y luego que no digan que hay persecución política”, advirtió Murillo en entrevista con radio Panamericana.

Al respecto, la diputada del MAS, Sonia Brito, rechazó la acusación del Gobierno y aseguró que estas denuncias no tienen veracidad y menos pruebas. Además que encontraron la solución de su incapacidad culpando al MAS.

“Están preocupados por el incremento de protestas de muchos sectores en contra de las políticas desacertadas que favorecen solo a un sector, la gente está cansada de los abusos y maltratos que se da a la gente, por eso encontraron en el MAS un pretexto para acallar al pueblo, son argumentos sin fundamento”, reclamó Brito.

En conferencia de prensa, este martes, Murillo leyó su carta a Morales. Acusó al expresidente y al candidato Luis Arce de “impulsar el negocio de la coca en el Chapare y hacer política”.

Culpó a Morales de haber “lanzado varios llamados a crear violencia política en Bolivia”. Además, le recriminó haber “lanzado varios insultos muy graves contra las Fuerzas Armadas”, lo mismo contra la Policía, que además de dedicarse a “cuidar la salud de la gente” dijo que se empeña en “frenar la delincuencia y la droga, especialmente en el Chapare”.

Cuestionó a Morales de hacer llamados a oficiales de ambas instituciones para “impulsar malestar y caos dentro de las Fuerzas Armadas y de la Policía”. Al recordar la convocatoria del expresidente al bloqueo de carreteras, lo acusó de llamar a movilizaciones para supuestamente romper la cuarentena. «Usted ha lanzado, en suma, muchas palabras, insultos, falsedades y convocatorias para que Bolivia se hunda en la violencia, en el caos y en la división”.

En la segunda parte de la misiva, Murillo dijo a Morales y a Arce que “en esta etapa de sus vidas políticas, (ambos) tienen dos prioridades: una, recuperar el poder y dos, defender el negocio de la coca en el Chapare”, acudiendo incluso a la violencia.

En el primer punto, tras asegurarle que habrá tiempo para la pelea por el poder en las elecciones generales que se realicen después de la pandemia, hace un llamativo apunte, asumiendo que el gobierno de Jeanine Áñez será el adversario del MAS en la justa electoral o que éste representa a toda la oposición al MAS: “Eso sí, tendrán que ganarnos”.

Y sobre la supuesta la defensa del negocio de la coca en el Chapare, abiertamente los culpó de haber protegido al narcotráfico en la gestión del MAS y que lo harán nuevamente si vuelven al poder en las próximas elecciones. Tendrán la oportunidad “de permitir que el Chapare vuelva a ser el paraíso de la droga y narcotráfico”, ironizó.

Murillo finalizó su conferencia difundiendo cuatro audios en los que presuntamente se convoca a movilizaciones en El Alto y Cochabamba. Todos con las voces en off.

“Compañeros de K´ara K´ara dónde están los dirigentes nosotros estamos solos acá en el bloqueo»; “Vengan de una vez traigan machetes y vengan con cascos, acá con dinamitas vamos a romper pasarelas y tumbar puentes esta noche, para mañana Cochabamba tiene que arder y luego vamos a pedir la renuncia”; “Para mañana todos los dirigentes vecinales tienen que venir dos por familia a las movilizaciones, sino la multa es de mil bolivianos», son algunas expresiones que se oyen.

En varias oportunidades, el ministro había responsabilizado al MAS y a Morales de desestabilizar el gobierno transitorio de Áñez, pero ésta es la primera vez que lo hace directamente a través de una carta dirigida al exmandatario (radicado a la fecha en Buenos Aires, Argentina) y a su “representante político en Bolivia” (que es como lo llama en la misiva), Luis Arce Catacora, actual candidato a la presidencia por el MAS.

Hasta el cierre de la presente entrega, en el sitio Prensa Oficial del MAS, sitio de gestión de información del binomio Luis Arce-David Choquehuanca, no emitió ninguna respuesta a la carta de Arturo Murillo, pese a las peticiones periodísticas. (12/05/2020)

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino