Moody’s tras el resultado de las elecciones: “No pensamos que la mayoría de los chilenos quieran cambiar de manera drástica el modelo económico”

Moody’s tras el resultado de las elecciones: “No pensamos que la mayoría de los chilenos quieran cambiar de manera drástica el modelo económico”

Para Ariane Ortiz-Bollin, si se decide aumentar el gasto público de manera permanente, se buscarán maneras de incrementar la recaudación tributaria, algo que ya está incorporado en la clasificación actual del país.

Identificar qué tipo de temas se van a discutir en la Convención Constitucional, y qué tipo de reglas se van a definir para llegar a acuerdos, son los elementos que Moody's estará mirando con atención de cara a la discusión constitucional en Chile.

Así lo explicó la vice president senior analyst de la clasificadora, Ariane Ortiz-Bollin, quien este martes afirmó que "no pensamos que la mayoría de los chilenos quieran cambiar de manera drástica el modelo
económico".

"Nuestro escenario base es que la mayoría de los chilenos, reflejado en la
gente que está redactando la nueva Constitución, va a querer
mantener los elementos que mantienen una economía de mercado,
respeto a la propiedad privada, respeto a la autonomía e
independencia del Banco Central", dijo la economista, precisando que, a su
juicio, entonces, la discusión va a ser "qué tipo de garantías, derechos, bienes
y servicios públicos van a estar plasmados en la Constitución".

En línea con esto último, señaló que contempla que, si se aumenta el gasto de
manera permanente y cambia la estructura de gasto en el Gobierno, entonces
se buscarán maneras de "incrementar los ingresos gubernamentales para
financiar este mayor gasto", o bien formas de aumentar los impuestos.

"Esto está incorporado en la clasificación de A1, y si hubiera elementos que
nos hacen pensar que se está desviando de esto, podrían ser consideraciones
que nos hicieran pensar que la clasificación debería ser más baja", dijo OrtizBollin, quien detalló que si bien la perspectiva es negativa desde agosto
pasado, "vemos muy poco probable, con todo lo que conocemos y con
los riesgos que estamos planteando, que Chile baje más allá de un A3.
La clasificación está en un rango de A1 y de A3".

Eventual rebaja
Pensando en una eventual rebaja en la clasificación soberana, la analista acotó
que el riesgo no necesariamente es la pandemia y el aumento de deuda actual,
"sino el que se agotó cierto espacio fiscal desde hace varios años durante la
pandemia, y a futuro vemos riesgos importantes de que la deuda se estabilice
no alrededor de 40 puntos del PIB, que es lo que estábamos esperando hace
un año, sino a niveles muchísimo más altos". Pero, reforzó que este panorama
no es derivado de la pandemia ni de las presiones actuales, sino que "de las
presiones más de mediano plazo".

Ahora, respecto a un motivo específico que pudiera producir la rebaja, la
experta afirmó que "cualquier cambio, incluso los cambios más
radicales, serán de manera gradual y toman tiempo en manifestarse",
agregando que "si bien vemos ciertos focos rojos, es difícil pensar hoy en día
en algo específico que en sí fuera a detonar cambios de condiciones crediticias,
económicas, fiscales, etc, radicales".

Tomando en cuenta el debate constitucional, afirmó que "la expectativa es que
poco a poco, diferentes elementos nuevos se vayan incorporando a las condiciones de crédito, y que ya en su conjunto, nos hagan determinar que el
horizonte va a ser distinto". A esto, añadió que "lo más probable es que sí
vaya a haber cambios importantes en muchas aristas, pero que esos
cambios se den de manera gradual, y pues por lo tanto también si hay
cambios en la calificación, uno debería esperar que esos cambios fueran
graduales".

Crecimiento e inversión
Ante los temores de que las elecciones del fin de semana impliquen un efecto
directo en el crecimiento de la inversión, Ortiz-Bollin explicó que "la conclusión
de muchos inversionistas es que hay más ruido político, que el ruido político
puede tener consecuencias en las políticas públicas y que por lo tanto hay que
ponerle más atención".

A su juicio, "esa incertidumbre en sí, sí puede generar un clima de negocios
menos propicio a la inversión y puede afectar", pero explicó que las
perspectivas de crecimiento siguen ligadas a confinamientos prolongados, algo
que de la mano del proceso de vacunación en el país, no es visto como algo
altamente viable por la clasificadora.

A esto se suman los altos precios del cobre, y la experta planteó que
esto va a ser "lo más importante para determinar cuál va a ser el
crecimiento económico este año y el que entra, y las necesidades de
inversión, más allá que el proceso de la Constitución". "Eso va a estar
siempre como una nube adicional de incertidumbre por dos años, pero no es
en primer o segundo orden los factores más relevantes", afirmó.

Al ser consultada por las elecciones presidenciales, destacó que sigue habiendo
"mucho ruido y mucha incertidumbre" sobre qué nombres se disputarán el
cargo, pero alertó que "quien sea que gane estas elecciones presidenciales va
a ganar con una aprobación relativamente baja", por lo que "hay un riesgo,
todavía es una incertidumbre, lo sabemos, de que se continúe el tipo de
dinámica en la que el Congreso adquiere mucha fuerza, en proponer ideas que
tengan impacto en las políticas económicas y políticas fiscales, y que esto no
emerja nada más desde el punto de vista del presidente".

"Esto es un cambio importante en la manera en que se diseña y hace política
pública en Chile, que no necesariamente implica un debilitamiento de
instituciones, pero sí implica que el proceso va a ser más desordenado y más
incierto", advirtió.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino