Moody’s recorta la calificación crediticia de Perú bajo el argumento de riesgo político

Moody’s recorta la calificación crediticia de Perú bajo el argumento de riesgo político

Recortó la calificación de la nación a Baa1, desde A3, poniéndola a la par con las de Tailandia y México. Al mismo tiempo, cambió la perspectiva de negativa a estable

Moody’s Investors Service rebajó la calificación crediticia de Perú debido al aumento del riesgo político, una medida que probablemente avive aún más la incertidumbre de los inversionistas asustados por el nuevo Gobierno del país.

Moody’s recortó la calificación de la nación a Baa1, desde A3, poniéndola a la par con las de Tailandia y México. Al mismo tiempo, cambió la perspectiva de negativa a estable.

El asesor crediticio dijo que “un entorno político continuamente polarizado y fracturado ha aumentado el riesgo político y ha debilitado considerablemente la capacidad de formulación de políticas”.

“Estas condiciones han afectado negativamente la confianza de los inversionistas y han socavado la resistencia económica de Perú, lo que ha afectado negativamente las perspectivas crediticias de Perú a mediano plazo”, escribió Jaime Reusche, analista sénior de crédito de Moody’s, en un comunicado.

La rebaja se produce semanas después de que el nuevo presidente, Pedro Castillo, asumiera el cargo al final de unas controvertidas elecciones, convirtiéndose en el quinto mandatario de la nación en solo tres años. Castillo, quien se postuló respaldado por el partido marxista Perú Libre, ha acrecentado la preocupación entre los inversionistas respecto del camino de la política macroeconómica en un país que solía ser considerado como uno de los refugios de inversión de América Latina.

“La falta de claridad percibida sobre las políticas de la nueva Administración, los controvertidos nombramientos del gabinete, las tensiones entre los poderes ejecutivo y legislativo, y las crecientes tensiones dentro del partido gobernante han dejado de manifiesto varios riesgos para la gobernabilidad general, la efectividad de las políticas y la credibilidad”, dijo Moody’s.

Respuesta del Gobierno
El ministro de Economía, Pedro Francke, execonomista del Banco Mundial, ha negado que la nación siga los pasos de Venezuela bajo el Gobierno de Hugo Chávez, aunque el sol y los bonos locales han caído desde que Castillo asumió el cargo.

En un comunicado posterior a la decisión de Moody’s, Francke dijo que “a diferencia de otros países que han registrado una rebaja en su calificación crediticia, principalmente, por el debilitamiento de sus finanzas públicas por los efectos de la pandemia, el Perú continúa manteniendo finanzas públicas sólidas y sostenibles”.

La relación entre la deuda pública y el producto interno bruto se mantendrá por debajo del 40% y alcanzará un máximo de 37,5% en 2022, dijo Moody’s.

Este año, los bonos locales de Perú han generado una pérdida de más del 24% a los inversionistas, la mayor en los mercados emergentes, según datos compilados por Bloomberg. El sol se ha debilitado un 11% este año, el peor desempeño en los mercados emergentes después del peso argentino.

S&P Global Ratings y Fitch Ratings califican a Perú por debajo de BBB+, tres niveles por encima de grado especulativo.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino