Miles de personas salen de nuevo a las calles en Minsk contra Lukashenko

Miles de personas salen de nuevo a las calles en Minsk contra Lukashenko

La policía bielorrusa ha efectuado decenas de detenciones y han empleado varios cañones de agua contra las decenas de miles de manifestantes que salieron de nuevo a las calles de Minsk, la capital de Bielorrusia, para pedir la dimisión de Alexánder Lukashenko, al que acusan de haber manipulado las últimas elecciones del 9 de agosto para permanecer en el poder y por la libertad de los presos políticos.

“Hoy recordamos a todos los presos políticos, exigimos su libertad y marcharemos hasta Okrestina (la sede del centro de detenciones de la policía bielorrusa) para apoyar a quienes están detenidos allí y a los que están presos en Bielorrusia”, declaró el movimiento “Straná dlia Zhizni” del bloguero Serguéi Tijanovski, actualmente preso.

Según la agencia rusa Interfax, unas cien mil personas se han concentrado esta tarde de domingo para participar en una marcha centrada esta vez en pedir la libertad de los presos políticos. Según la agencia online Tut.by, que difundió imágenes de grandes columnas de personas y habló de decenas de miles de manifestantes, los concentrados desfilaron en dirección al centro carcelario de Okrestina, en la capital bielorrusa, donde están detenidos muchos de los participantes en anteriores manifestaciones.

Como cada domingo, las autoridades desplegaron un importante número de fuerzas antidisturbios y vehículos blindados. También limitaron el acceso a internet a través de los móviles y redujeron al mínimo el transporte público para contrarrestar la movilización.

Según manifestó un portavoz de la ministro del Interior bielorruso, Olga Tchemodanova, la policía utilizó un cañón de agua. También admitió algunas detenciones, sin cuantificarlas. Viasna, centro bielorruso de defensa de los derechos humanos, habló de 98 detenidos en todo el país.

“He visto a gente disuelta por la policía y también he visto que los detenidos eran golpeados con violencia” explicó a la agencia Afp Natalia Samotyïa, una jubilada que se desplazó a Minsk para manifestarse.

El viernes, las autoridades anularon las acreditaciones de todos los medios de comunicación extranjeros, lo que hace muy difícil la cobertura de los acontecimientos en el país. Numerosos bielorrusos han recibido también mensajes del Ministerio del Interior en los que se les advierte contra su participación en concentraciones no autorizadas. “¡No caigas en el error!” se puede leer en ellos.

Desde el mes de agosto, las fuerzas policiales han detenido a sindicalistas, responsables de movimientos políticos y periodistas. Casi todos han sido acusados de organizar o participar en el movimiento de contestación. Según la web Tut.b, tres periodistas fueron detenidos en Vitebsk y otros dos en Grodno.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino