Bolivia  ●  Chile  ●  Evo Morales  ●  Islas Malvinas  ●  Mercosur  ●  Mercosur-UE  ●  Venezuela

Mientras atraviesa un “limbo”, el Mercosur enfrenta su primera batalla en la Cumbre en Brasil

Mientras atraviesa un “limbo”, el Mercosur enfrenta su primera batalla en la Cumbre en Brasil

En la cumbre de esta semana se espera una definición respecto al arancel externo común, pudiendo ser el primer choque entre Jair Bolsonaro y Alberto Fernández.

Durante esta semana se desarrollará en Rio Grande do Sul (Brasil) una nueva Cumbre del Mercosur, que tendrá el jueves su punto culmine con la reunión de jefes de Estado. Se espera una decisión de los socios del bloque sobre la rebaja del arancel externo común (AEC), con la particularidad que el Mercosur se encuentra en una especie de limbo, ya que dos de los cuatro socios que participarán del encuentro están por culminar el mandato.

Esto se magnifica porque tanto en Argentina el peronista Alberto Fernández (que asumirá el 10 de diciembre) como en Uruguay el presidente electo Luis Lacalle Pou (comenzará su mandato en marzo), piensan dar un giro en su política exterior, dejando atrás las visiones de Mauricio Macri y del Frente Amplio respectivamente.

Del lado uruguayo ya se adelantó que participará un delegado del futuro gobierno en la delegación. “No va a ser una reunión común, por eso creemos que tenemos que estar”, dijo el lunes a la prensa Lacalle Pou.

Hace unos días el futuro canciller Ernesto Talvi admitió que era un tema a analizar la rebaja del AEC y el mandatario electo agregó que debe atenderse “el momento” en que llega la propuesta. Algunos creen que previendo la oposición de Fernández a la iniciativa, el presidente brasileño Jair Bolsonaro adelantó unos días la cumbre.

“Las propuestas no solo son buenas en sí mismas, es el momento en que la propuesta llega. Y en un momento de aparentes fricciones, quizás profundizar de inmediato la flexibilización fragilice más el bloque”, expresó Lacalle Pou.

La semana pasada, el canciller argentino Jorge Faurie señaló que habría una decisión de consenso para rebajar el AEC: “Hemos formado un grupo de trabajo a principios de año. Coincidimos los cuatro países en que el arancel externo común que tenemos es alto, que le quita competitividad a las cuatro economías y que tenemos que trabajar sobre ello".

Analistas especializados en comercio internacional consultados por El País -días antes del balotaje en Uruguay-, dijeron que la discusión del AEC será “un punto de conflicto” entre Brasil y Argentina, transformándose la cumbre en “la primera batalla” entre Fernández y Bolsonaro, aún antes que el peronista asuma.

Marcos Soto de Cibils Soto Consultores explicó que el AEC “ha funcionado como un cinturón protector de las industrias locales”, ya que fija una tasa unificada que deben pagar todos los productos del mismo tipo que sean importados desde fuera del bloque. En contrapartida también da por ejemplo a las industrias argentinas “condiciones de acceso a Brasil que ningún otro país del mundo tiene”, salvo los restantes socios Paraguay y Uruguay.

“Si ese cinturón se afloja, podrán entrar productos extrazona con aranceles más bajos, lo que perjudica a las industrias locales del bloque”, en especial a la de Argentina, indicó Soto.

Este es el motivo por el que Fernández se opondría a la iniciativa. “Argentina necesitará aplicar políticas proteccionistas en 2020, para dar respuestas a las presiones de algunos actores internos que Fernández necesita, como los sindicatos y empresarios”, señaló Ignacio Bartesaghi, decano de la Facultad de Ciencias Empresariales de la Universidad Católica.

El tope máximo del AEC en el Mercosur es 35% y a lo largo de los años se han incorporado excepciones que llevaron a una tasa promedio de 12,5% actualmente. “Esta política de AEC sumado a la ausencia de acuerdos comerciales relevantes ha transformado al Mercosur en la zona del planeta con aranceles a la importación efectivos promedio más altos”, subrayó Soto.

“Ya se está frente a un instrumento muy perforado que impone necesariamente una reforma. En algunos casos, se terminará transparentando una cantidad de excepciones que ya existen”, expresó Bartesaghi.

Según trascendió, la intención de Brasil es reducir la tasa al menos a la mitad del promedio actual. “Imagino a Argentina aceptando la propuesta de reforma para evitar el mal mayor, que sería que Brasil rompa definitivamente con la unión aduanera”, agregó Bartesaghi, en línea con el razonamiento que hace el gobierno macrista, como informó La Nación.

En diálogo con el diario argentino Ámbito, el especialista en comercio exterior Marcelo Elizondo dijo que aunque no se resuelva la rebaja del AEC, Bolsonaro insistirá con el tema en la cumbre para dar “una señal política importante” a futuro.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino