Michel Temer, expresidente de Brasil: «Pensé que Lula pediría la unidad nacional, pero salió de prisión más radicalizado»

Michel Temer, expresidente de Brasil: «Pensé que Lula pediría la unidad nacional, pero salió de prisión más radicalizado»

Afirma que Bolsonaro está dando continuidad a su labor y mejorando la economía, aunque «no puede hacer magia y recuperarla de un día para otro»

Reformista es la palabra que describe la efímera presidencia del abogado Michel Temer (Sao Paulo, 1940). Su dilatado currículo político incluye la jefatura del Estado, la vicepresidencia del país y la presidencia de la Cámara de Diputados, en estas últimas instancias hasta en dos ocasiones. El hombre que durante su mandato metió al expresidente Lula da Silva en la cárcel hoy recorre el mundo respondiendo las inquietantes preguntas sobre el futuro de Brasil con Lula pululando en sus calles. Recibe a este diario en la residencia del Embajador brasileño en Madrid para dar cuenta del primer aniversario de Jair Bolsonaro en la presidencia y sus impresiones sobre la convulsionada Latinoamérica.

Cuando mira atrás y analiza su dos años de gobierno (2016-2018), ¿hace alguna autocrítica?

Durante mis dos años y ocho meses de gestión se hizo lo que el tiempo me permitió. Se hizo una reforma importante en materia económica para cubrir los gastos públicos. Con ella logramos recuperar las empresas estatales que estaban en una situación muy delicada. Por otro lado, yo actualicé la legislacion laboral del país, que supuso un gran impulso para las inversiones nacionales y extranjeras. También en el área de educación hice reformas que se deseaban desde hace 20 años. Conseguimos reducir la inflación que estaba en dos dígitos y la redujimos a 3,75. Con respecto a los intereses de la banca, cuando llegamos estaban en 14,25 y los dejamos en 6,5. fue una progresión favorable.

Una cosa que me quedó pendiente fue la reforma de las pensiones. Trabajé por un año y medio para tratar de convencer al Congreso Nacional y a la opinión pública de la necesidad de reformar las pensiones porque había una gran resistencia. Una vez superadas ha sido lo que le permitió al Gobierno de Bolsonaro llevarla a cabo. Otra cosa que no hice fue la simplificación tributaria, mediante una reforma tributaria. Yo creo que es necesario simplificar y desburocratizar el sistema tributario, no lo conseguí hacer, pero lo hubiese hecho si tenía más tiempo.

Jair Bolsonaro ha registrado la peor popularidad de un presidente brasileño en los tres primeros meses de gobierno. ¿Cómo califica la gestión del presidente este primer año de Gobierno?

Generalmente, todos los gobiernos intentan anular lo que hizo el gobierno anterior. Sin embargo, Bolsonaro está dándole continuidad a lo que hizo mi gobierno. Muchas de las cosas que está haciendo yo las había dejado programadas como por ejemplo la reforma de las pensiones. Por otro lado, la economía poco a poco se ha ido recuperando, tampoco se puede hacer magia y recuperarla de un día para otro. Si te fijas en las medidas que está tomando el presidente creo que permitirá que la economía se recupere lentamente. Yo veo que su gobierno va bien.

Bolsonaro abandonó las filas de su partido Social Liberal (PSL) por la crisis interna y acaba de formar otro partido (Alianza para Brasil). ¿Eso habla bien de un líder democrático?

El Partido Social Liberal creció mucho gracias a Bolsonaro. Con él pasaron de tener un diputado a 53 en el Congreso. El PSL no era lo mismo que el Partido de los Trabajadores, por ejemplo, que es un partido muy antiguo con una base sólida. El nuevo partido de Bolsonaro sería el sexto partido creado en Brasil. No sé cuáles son las razones que lo llevaron a eso.

¿El fallo de la Corte Suprema que acaba de dejar al expresidente Lula da Silva en libertad puede marcar un precedente en la Justicia de cara a la lucha de la corrupción del país?

Lula da Silva fue liberado gracias a una modificación de la juridisprudencia del Tribunal Supremo Federal, pero eso no significa que no se siga combatiendo la corrupción porque la lucha administrativa contra la corrupción es una determinación que nos da la Constitución. En el momento en el que un ciudadano es detenido pasa a disposición de la Justicia y es ella que decide según la ley.

¿Puede emerger nuevamente el fenómeno Lula en Brasil?

Él es un líder nacional y eso no se puede negar. Yo pensé que cuando saliera de prisión pediría la unidad nacional, pero salió con una posición más radical. Hay que hacer una distinción entre polarización y radicalización, la polarización está en el campo de las ideas y conductas, la radicalización tiene que ver con los sentimientos de las personas. Lo que está pasando en Brasil es una radicalización que despierta en la gente malestar y odio. Creo que es una tarea que se tiene que llevar adelante en nuestro país para acabar con la división de unos con otros.

Con respecto a la crisis política que vive Bolivia, ¿Evo Morales cometió un error al tratar de reelegirse para un cuarto mandato?

Prefiero no opinar sobre otro país. No seguí el proceso electoral y es muy difícil dar una opinión sobre eso.

¿Cree que las protestas en Latinoamérica van a contaminar a Brasil?

Primero hay que encontrar las razones que tienen las personas para manifestar su insatisfacción y luego, se necesita un pacto de convivencia. Las protestas no solo ocurren en Latinoamérica, también en Hong Kong, Beirut y Francia con los chalecos amarillos. Es necesario el diálogo entre las diferentes posturas internas de un país y también entre los países. Yo no creo que Brasil se contamine porque tenemos instituciones democráticas muy sólidas.

¿Representa un problema para Brasil el ascenso de Alberto Fernández en Argentina?

Brasil tiene una relación comercial muy intensa con Argentina, yo no creo que eso vaya a cambiar porque mirando al pasado con la presidenta Cristina y Néstor Kirchner las relaciones comerciales se mantuvieron. Puede haber algún ajuste político pero no creo que se modifiquen las relaciones económicas. Brasil y Argentina continuarán estabilizando cada vez más sus lazos.

 

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino