México y Brasil, los países de América Latina que más inversión reciben de Francia

México y Brasil, los países de América Latina que más inversión reciben de Francia

Grandes superficies, servicios y tecnología son algunos rubros de inversión que se fortalecen en la región. México y Brasil son los que reciben más proyectos y, a su vez, los latinoamericanos que más empleo generan en el país galo.

Por primera vez en cinco años, las entradas de Inversión Extranjera Directa (IED) en América Latina y el Caribe durante el 2018 superaron a las del año anterior. El monto fue de US$184.287 millones, lo que representa un aumento del 13,2% con respecto a 2017.

Según el informe de la Comisión Económica para América Latina y El Caribe (CEPAL) sobre IED en la región, la mayor parte del capital que ingresó a América Latina provino de Europa y Estados Unidos y tuvo como destinos principales los sectores de manufacturas y servicios.

De acuerdo con este organismo, Brasil fue de lejos el principal receptor de Inversión Extranjera Directa en el 2018, con entradas por casi US$90.000 millones. Le siguen México, con unos US$36.000 millones y Argentina y Colombia, cuyas entradas apenas superaron los US$10.000 millones. No obstante, advierte que el aumento del 2018 “no se puede asociar a aportes de capital, sino que a mayores entradas por préstamos entre compañías y, en menor medida, reinversión de utilidades”.

En cuanto al origen de la IED, el informe muestra que en Brasil el 74% procedía de Europa, en comparación con solo el 15% de Estados Unidos; en Colombia el 44% provenía de Europa, el 29% de América Latina y el Caribe y el 21% de Estados Unidos, mientras que en México el 38% de la IED era de Estados Unidos y el 35% de Europa.

Una relación que evoluciona hacia los servicios y la tecnología

Entre los países europeos, la presencia de Francia en la región es “antigua y fuerte”, como la describe Richard Gomes, director de Business France para América Latina. De acuerdo con datos de fDi Markets, divulgados por Business France, las inversiones francesas en América Latina y el Caribe durante la última década se concentran, principalmente, en Brasil (245 proyectos); México (192); Colombia (104); Argentina (62) y Chile (54). Entre los sectores de inversión más destacados se encuentran el de bienes de consumo, productos financieros, alimentos, servicios de negocios, textiles y automotriz.

Por otra parte, como muestra el informe de la CEPAL, la empresa francesa LDC (Louis Dreyfus Company) es una de las trasnacionales con una importante presencia en las principales cadenas agroalimentarias de exportación regional, específicamente en el complejo de soja, azúcar y café. Según el estudio, estas trasnacionales (la mayoría de Estados Unidos pero también de China, Brasil, Alemania y otros países europeos), “desempeñan un papel crítico que va más allá del eslabón productivo en el que se especializan”.

Para Gomes, a lo largo de la última década la inversión de sectores de grandes superficies, energías renovables y salud es la que más se ha fortalecido. Empresas como Carrefour y Casino, Voltalia y Sanofi Pasteur, son ejemplos de ello. Por otra parte, señala que la inversión en el sector automotriz ha bajado el ritmo.

En el caso específico de Colombia, Julien Buissart, director regional del servicio económico de Francia, afirma que “la inversión se ha fortalecido en los sectores de servicios y es menos fuerte en las industrias extractivas”, lo que considera que “refleja bastante bien la evolución de la economía colombiana”.

Buissart también destaca que “las empresas francesas son el primer empleador extranjero en Colombia, 130.000 empleados directos según nuestro recuento, con presencia muy significativa en grandes superficies, industria y servicios”. En el 2019, tanto Renault como el Grupo Suez (gestión de recursos hídricos) cumplieron 50 años de presencia en el país sudamericano.

Pero más allá de los sectores tradicionales, Richard Gomes señala que “la gran tendencia en Francia es la tecnología”. Si bien advierte que el tipo de inversiones francesas en Latinoamérica varían de un país a otro, es el sector tecnológico el que busca consolidarse con más fuerza.

“El movimiento French Tech es extremadamente fuerte y ha permitido desarrollar el talento de los ingenieros franceses a nivel internacional. Es probablemente el sector que ha experimentado el desarrollo reciente más sólido y no ha terminado, porque es un área en la que el Gobierno francés invierte mucho”. Se trata, según datos de la misión French Tech, de un ecosistema compuesto por 14.000 startups, 647.000 empleos en startups y 2.317 inversionistas de capital riesgo.

Inversionistas en busca de seguridad jurídica y un mejor ambiente para los negocios

Gomes y Buissart coinciden en que los países latinoamericanos deben trabajar más para garantizar seguridad jurídica a los inversionistas. Pero además, como destaca Buissart, el entorno para hacer negocios tiene mucho potencial para mejorar.

De acuerdo con el informe Doing Business 2020, ninguna de las economías latinoamericanas se encuentra en el ‘top 10’ de las que más implementaron reformas para mejorar el entorno de los negocios. De hecho, el estudio señala que Latinoamérica en general se encuentra rezagada frente a otras regiones en cuanto a facilitar los negocios de pequeñas y medianas empresas.

La excepción es Colombia, que ha implementado 37 reformas desde el 2005 “y continúa liderando los esfuerzos de reforma en la región”. A pesar de eso, se encuentra en el puesto 67 -entre 190 economías- superado por Chile (59) y México (60) y por encima de Perú (76), Brasil (124) y Argentina (126). Francia se encuentra en el puesto 32.

En lo que respecta a Colombia, Buissart considera que se debe seguir luchando contra la corrupción y espera que los acuerdos de no doble tributación y de protección de inversiones puedan entrar en vigencia pronto, “ya que representan una desventaja entre empresas francesas y empresas de países que ya lo tienen”.

Francia, puerta y ecosistema para llegar a otros mercados

Así como Brasil y México son los principales receptores de proyectos de inversión francesa en Latinoamérica y el Caribe, también son los principales inversionistas de esta región en Francia. Según le dijo a France24 Emmanuel Lamour, Agregado de Inversiones en Francia de Business France, la cementera mexicana Cemex y Sigma Alimentos generan 4.500 empleos en el país europeo. En cuanto a las empresas brasileras destaca la minera Vale, que emplea a 1.400 personas y Stefanini, que genera 400 puestos de trabajo.

En cuanto a países como Colombia, Argentina y Chile, Lamour señala que “generalmente presentan proyectos más pequeños pero innovadores, a menudo vinculados a sectores de nuevas tecnologías. Estos proyectos encuentran en Francia un ecosistema de alto rendimiento y les ofrecen soluciones de incubación y aceleración que les permiten crear valor agregado y desarrollarse en los mercados francés y europeo”.

Lamour destaca el caso de los inversionistas mexicanos, que han visto la necesidad de reducir su dependencia comercial de Estados Unidos y están descubriendo el potencial del mercado europeo. Sin embargo, afirma que el reto es mostrarles a los inversionistas latinoamericanos las oportunidades que puede brindar Francia “como la puerta de entrada para acercarse al mercado europeo, con 500 millones de consumidores, pero también a los mercados EMEA (Europa, Oriente Medio y África)”.

Asegura que el mayor obstáculo para que más inversionistas de nuestra región lleguen al país galo es que “existe sobre todo una falta de conocimiento de Francia, su economía y su posición central en el corazón de Europa”.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino