México vive sus elecciones más violentas

México vive sus elecciones más violentas

01/06 En esta campaña se registraron 782 agresiones como palizas, amenazas o secuestros frente a los 774 de hace tres años. También fueron asesinados 35 candidatos frente a los 48 homicidios de la campaña anterior.

La violencia en la campaña electoral que termina mañana ha sido uno de los temas que más portadas y minutos de televisión ha ocupado. El asunto no es un tema de percepción o de agenda partidista, sino que ya hay datos concretos que confirman que se trata de las elecciones más agresivas en la historia reciente del país. En 266 días de campaña y precampaña se han registrado 782 agresiones a candidatos y políticos superando las 774 registradas de la campaña de 2018, según la consultora Etellekt.

A los 45 asesinatos se suma un rosario de ataques de todo tipo contra los candidatos: daños a la propiedad, secuestros, atentados contra familiares, intimidación, intentos de homicidio, palizas, despojo de oficinas, abuso de autoridad o abuso sexual. Si bien han crecido en todos estos rubros, en lo que a homicidios se refiere las elecciones pasadas fueron más sangrientas, ya que se contabilizaron 48 homicidios frente a los 35 actuales.

La consultora, que ha hecho un detallado registro de los últimos ocho meses, detalló que la ola violenta hirió, secuestró o dejó con el vehículo en llamas a 737 personas. De ellos, 518 eran aspirantes y candidatos, 120 militantes de algún partido y otros 99 eran autoridades electas, según cifras recogidas hasta el pasado domingo por lo que no incluye media decena de nuevos incidentes contabilizados entre lunes y martes.

Entre los homicidios se registraron 89 asesinatos de políticos, de los cuales 35 son de candidatos y aspirantes en Veracruz, Guanajuato, Guerrero, Oaxaca, Chiapas, Quintana Roo, Jalisco, Baja California, Nuevo León, Sonora, Chihuahua, Michoacán, Tamaulipas, Puebla, Querétaro y Morelos. “De las 782 agresiones o delitos globales, 117 se dirigieron en contra de políticos, aspirantes y candidatos veracruzanos, el 15% del total nacional. Sin embargo, desde el arranque de campañas políticas en Veracruz, no se tienen más casos de candidatos con registro ante sus partidos que hayan perdido la vida en atentados”, destacó la consultora.

En cuanto a la orientación política de los ataques el 44% golpearon a integrantes de la coalición opositora PAN, PRI y PRD. El 28 % a miembros de Morena, PVEM y PT, resume el informe de los más de 21.000 cargos de elección popular que se elegirán el 6 de junio.

Rubén Salazar, director de Etellekt, explicó que el incremento de dichos actos de violencia en diferentes zonas del país se debió, en mayor medida, a las dimensiones de la jornada electoral, catalogada por el Instituto Nacional Electoral (INE) como la más grande de la historia. “Es una elección muy grande, era esperable, es decir fueron aproximadamente 2.500 cargos más sobre todo en el ámbito local. Si es un tema en el que había elementos suficientes para poderlo prevenir con mucho tiempo de anticipación. Hace tres años del total registrado, 100 ocurrieron el día de la elección”, comentó.

En el registro de ataques el eslabón más débil de la cadena, la política municipal, es la más golpeada, un 75%, después sigue quienes aspiran a un cargo estatal, 16% y por último, el 9% de las agresiones, que fueron contra quienes aspiran a cargos federales. Después de policía, no hay puesto de trabajo más arriesgado que tratar de ser alcalde de tu pueblo. Ni agente de la Guardia Nacional, ni soldado, ni juez. En abril murieron 34 policías, dos militares y ningún Guardia Nacional. Al mismo tiempo fueron asesinados 13 políticos y otros 18 el mes anterior. Entre septiembre y abril, la consultora Integralia registró 79 políticos asesinados, 27 de ellos candidatos.

A pesar del incremento, Rubén Salazar, director de Etellek, reconoció que la estrategia implementada por el Gobierno federal para la protección de candidatos ha dado resultados en lo que se refiere a la violencia letal contra políticos. “Hay un dato muy contrastante, mientras las agresiones globales se elevaron, los homicidios son menores. ¿Por qué ocurrió? Pues yo pienso que la estrategia que se implementó sí ha funcionado, por lo menos logró contener la violencia [homicida]... En Sinaloa, por ejemplo, hubo varias mesas a nivel municipal... Sí se hizo un trabajo político de coordinación”, señaló Salazar.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino