México busca una nueva donación de vacunas contra la covid de EE UU

México busca una nueva donación de vacunas contra la covid de EE UU

14:50 - López Obrador y Kamala Harris discuten la posibilidad de enviar un embarque con dosis de Johnson & Johnson, aprobada esta semana por las autoridades mexicanas.

Una nueva vacuna se ha sumado a las opciones de México contra la pandemia. La inyección de Johnson & Johnson ha sido aprobada esta semana para su uso de emergencia por las autoridades sanitarias. Aunque no existe todavía un contrato de compra, la intención del Gobierno de Andrés Manuel López Obrador es allanar el terreno para una posible donación de fármacos contra la covid desde Estados Unidos, un tema que se ha negociado en los últimos días entre ambos países.

“Algunas de las exploraciones que se han hecho respecto al apoyo o colaboración que pudiera venir del Gobierno de Estados Unidos, que han sido motivo de conversaciones entre el propio presidente López Obrador y la vicepresidenta Kamala Harris, podrían incluir la posibilidad de que el apoyo fuera con la vacuna Johnson & Johnson”, dijo el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, en el último informe diario sobre el avance del virus en el país. Harris visitará México el próximo 8 de junio con tres temas principales a tratar: la crisis migratoria, la reactivación económica y el combate conjunto a la pandemia.

En marzo pasado, México fue el primer país en recibir vacunas desde Estados Unidos, que encabeza los ránkings mundiales de vacunación tras adoptar de inicio una postura nacionalista de no compartir sus fármacos contra la covid. La Casa Blanca prestó a su vecino 2,7 millones de dosis de AstraZeneca, con el entendido de que México le pagara con otras dosis, y a partir de ahí anunció que haría más flexible su política de apoyo a otros países contra la emergencia sanitaria. En abril, el presidente, Joe Biden, prometió 60 millones de dosis de Astra para el resto del mundo y la semana pasada se comprometió a enviar al exterior otros 20 millones más antes de que termine junio. Las entregas se gestionarán a través del mecanismo Covax.

Las donaciones de Estados Unidos ya contemplan otras vacunas, como la de Moderna, Pfizer y Johnson & Johnson. El interés de México por la vacuna de Janssen, la filial de Johnson & Johnson que la distribuye, es que solo requiere de una sola dosis, tuvo una efectividad del 66% en ensayos clínicos y hace efectiva la inmunización a las dos semanas de aplicarse, según las autoridades estadounidenses. López-Gatell ha descartado por el momento una negociación directa con la farmacéutica estadounidense, pese a que fue una de las primeras que se ofrecieron formalmente a las autoridades. CanSino era hasta ahora la única vacuna unidosis autorizada para su uso de emergencia.

El país latinoamericano aplica cinco vacunas distintas contra el coronavirus ―AstraZeneca, Pfizer, CanSino, Sinovac y Sputnik V― con la expectativa de recibir unos 250 millones de dosis y el Gobierno no ve necesaria la firma de más contratos. México recibió este jueves un embarque con casi 2,3 millones de dosis terminadas de AstraZeneca, el segundo envío a través del mecanismo Covax y el mayor que se ha recibido desde diciembre pasado. “Tenemos un buen abastecimiento de las otras cinco vacunas”, señaló López-Gatell.

El objetivo es tener más flexibilidad en caso de que haya desabasto de las otras vacunas. Además de Johnson & Johnson, las autoridades ya han dado luz verde a la vacuna india Covaxin, otro plan alternativo con el que no se han cerrado acuerdos de compra. El secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, ha dicho este viernes que hasta esta semana se han recibido ya alrededor de 40 millones de dosis y el pronóstico es cerrar junio con 65 millones. El salto de 25 millones en un solo mes se debe, según las autoridades, a que se ha destrabado el envasado local de la vacuna de AstraZeneca. La expectativa es terminar 12,5 millones de dosis en junio, aunque parte del acuerdo que se firmó con el Gobierno de Alberto Fernández es que se distribuyan en Argentina y otros 17 países de la región.

El uso de la vacuna de Johnson & Johnson se suspendió entre el 13 y el 23 de abril después de que se detectaran seis casos de trombosis entre los más de seis millones que la recibieron en Estados Unidos. Hasta la segunda semana de mayo, el Centro para prevención y Control de Enfermedades (CDC) detectó 28 casos de trombos o coágulos y tres fallecimientos que podían estar ligadas a este biológico, con las mujeres entre 30 y 39 años como el mayor grupo de riesgo, aunque las autoridades epidemiológicas afirmaron que no había razón para que otras personas que la recibieron estuvieran preocupadas. “Un análisis de todos los datos disponibles hasta el momento muestra que los beneficios conocidos y potenciales de la vacuna contra la covid-19 de Johnson & Johnson superan los riesgos conocidos y potenciales”, señaló el CDC tras anunciar la reanudación.

Miles de mexicanos ya se han aplicado la dosis de Johnson & Johnson, como parte del turismo de vacunas en Estados Unidos, sobre todo en Texas, Nueva York y California, con la ventaja de no tener que hacer el viaje dos veces. No existe una cifra oficial de cuántos habitantes se han vacunado del otro lado de la frontera, aunque López-Gatell dijo que el cálculo ronda los dos millones, según varias encuestas. A la espera de las negociaciones, la posibilidad de que la vacuna se empiece a aplicar en México se perfila como uno de los principales anuncios tras la visita de Harris el próximo mes.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino