Merkel y Macron respaldan al Gobierno de España en la crisis catalana

Merkel y Macron respaldan al Gobierno de España en la crisis catalana

A pesar de no figurar en el orden del día, Cataluña protagoniza el arranque del Consejo Europeo

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, recibe este jueves en el Consejo Europeo el apoyo de los líderes y las instituciones comunitarios a la respuesta de España al desafío independentista en Cataluña, coincidiendo con la activación del artículo 155 de la Constitución tras haber agotado Carles Puigdemont la paciencia del Estado. El jefe del Ejecutivo participa hoy y mañana en la Cumbre de los 28, en donde no se abordará de manera oficial este asunto, por ser de carácter «interno» de un país miembro. Sin embargo, Cataluña está en casi todas las conversaciones y se espera que explique a sus colegas en los márgenes de la cumbre qué hará el Gobierno de España.

A su llegada a la reunión en Bruselas, Rajoy ha evitado pronunciarse sobre la carta del presidente catalán, Carles Puigdemont, que será respondida por el Ejecutivo en un Consejo de Ministros extraordinarios este sábado, donde se aprobarán las medidas concretas en el marco del artículo 155 de la Constitución para devolver Cataluña dentro de la ley.

Pero otros muchos líderes europeos como Angela Merkel o Enmanuel Macron sí se han referido a este contencioso político, que preocupa en todo el continente. Merkel y Macron acaban de explicitar de nuevo su apoyo al Ejecutivo español. «Esperamos que haya una solución en Cataluña en el marco de la Constitución española», ha reafirmado la canciller alemana.

El presidente francés ha llamado a aprovechar la cumbre europea para «enviar un mensaje de unidad hacia España» en plena crisis catalana. «Será un consejo marcado por un mensaje de unidad en torno a nuestros Estados miembros frente a los riesgos que afrontan, de unidad en torno a España», ha remarcado el líder galo.

Bilateral Rajoy-Macron

Precisamente, está previsto un encuentro bilateral entre Rajoy y Macron, que ha despuntado como un aliado prioritario de España que ya manifestó su apoyo total a Rajoy en la gestión de la crisis política catalana, rechazando la propuesta de mediación que persigue la Generalitat. Macron señaló que el Gobierno español es el único interlocutor válido para el Gobierno francés y dijo confiar en la «determinación» de Rajoy para «defender los intereses de todos los españoles».

También se ha pronunciado sobre el desafío catalán el primer ministro belga, Charles Michel, aunque se ha vuelto a apostando por el «diálogo» con Cataluña para buscar una solución política y hasta ha planteado una mediación europea, algo que la UE rechaza totalmente. Michel fue el primer líder europeo en reprochar públicamente el uso de la fuerza policial en el referéndum ilegal del 1 de octubre en Cataluña.

Una circunstancia que también ha afeado el exprimer ministro italiano Silvio Berlusconi, que ha participado en la reunión del PP europeo previa al Consejo. «Yo no hubiera enviado a la Guardia Civil a los catalanes para obstaculizar el voto en el referéndum», ha señalado.

La posición belga ha generado malestar en el Ejecutivo de España, hasta el punto de que hoy algunos medios belgas han informado de que Moncloa se habría quejado ante el embajador, que el propio Michel ha desmentido. «No hay ningún incidente diplomático, es una dramatización mediática debido a unas declaraciones que yo hice y asumo. Estoy en contra de todo tipo de violencia y defiendo una solución política para una crisis política. Defiendo soluciones políticas y pacíficas», ha afirmado a su llegada al Consejo.

El primer ministro de Luxemburgo, Xavier Bettel, ha defendido el catalán es «un problema español que tiene que resolverse según las leyes y la Constitución española», suscribiendo la postura institucional de la UE. «No me corresponde a mí qué debe hacer Mariano en España», ha zanjado el luxemburgués.

En las últimas semanas, las instituciones europeas han ratificado su respaldo al Gobierno de España, insistiendo en que la crisis catalana no es un asunto europeo, sino que debe tener una respuesta dentro del propio ordenamiento constitucional de España. El presidente del Consejo Europeo, el polaco Donald Tusk, instó el pasado martes al presidente catalán, Carles Puigdemont, a no dar pasos que hiciesen imposible el diálogo, en referencia a una declaración de independencia unilateral, y subrayó la necesidad de preservar el orden constitucional español.

También el presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker, ha reiterado la doctrina institucional de respeto al ordenamiento legal de los país miembros de la UE. España tendrá el aval europeo a la aplicación del articulo 155, insisten fuentes comunitarias.

Junker ha recibido esta mañana en Bruselas al líder del PSOE, Pedro Sánchez, a quien le ha reiterado este apoyo al orden constitucional de España en pleno desafío independentista catalán. «Hemos encontrado en Juncker el apoyo de las instituciones europeas, que hoy es más fuerte que nunca», aseguran fuentes socialistas.

Por otra parte, la Conferencia de Presidentes del Parlamento Europeo ha rechazado este mediodía debatir sobre la detención de Jordi Sánchez y Jordi Cuixart. El grupo de la Izquierda Unitaria Comunitaria, que integran Podemos e IU, había solicitado introducir este asunto en el orden del día del pleno dela próxima semana en Estrasburgo. Pero los grandes grupos europeos y el presidente de la institución, Antonio Tajani, han cerrado esa puerta al debate.

El portavoz del PP español en la Eurocámara, Esteban González-Pons, ha recalcado que el Parlamento Europeo «no puede censurar la acción de la justicia en un país cuando actúa de acuerdo a la ley».

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino