Mercosur pide a los europeos que ofrezcan una "salida" para el TLC

Mercosur pide a los europeos que ofrezcan una "salida" para el TLC

Los sudamericanos llamaron a la "reflexión" por la magra oferta cárnica de la Unión Europea

La negociación entre el Mercosur y la Unión Europea para acordar un Tratado de Libre Comercio (TLC) alcanzó un punto crítico la semana pasada en Brasilia, luego de que la jefa negociadora de la Unión Europea para el Mercosur, Sandra Gallina, pasara la oferta europea de 70 mil toneladas para la cuota cárnica con preferencia arancelaria.

La cifra no sorprendió a los principales negociadores del bloque sudamericano, pues ese número es el que los europeos habían filtrado días antes. Pero la confirmación de lo que se anticipaba no impidió que los representantes del Mercosur se molestaran por entender que la cifra no reflejaba en lo más mínimo la voluntad política de cerrar el acuerdo que la Unión Europea ha expresado por lo bajo y por lo alto.

Que no haya acuerdo entorno a la oferta de la carne pone en jaque el resto de la negociación, según pudo saber El Observador, aunque por el momento la discusión en torno al acceso a mercados continúa.

Durante la semana de contactos en Brasilia los europeos recibieron la respuesta oficial sobre que la propuesta de 70 mil toneladas no es base suficiente para progresar en las negociaciones. El Mercosur también hizo saber a los negociadores de la UE que esperan que la oferta mejore en la próxima ronda, dijeron a El Observador fuentes oficiales.

"Estamos esperando que reflexionen. La pelota sigue estando en su cancha. En este tema hoy no hay ningún lugar en el que estemos ni cómo seguimos", dijo uno de los informantes.

La reflexión europea tiene fecha de caducidad. Entre el 6 y el 10 de noviembre las partes se volverán a ver en Brasilia y la expectativa es que en esa semana se dé el salto cualitativo necesario para discutir el punto más controvertido de todo el acuerdo: el acceso a los mercados.

Para los negociadores del Mercosur son los europeos quienes ahora deben "ofrecer una salida" que vuelva a instalar nuevamente la "sensación de negociación". En el cono sur no tendrán otra opción que esperar para ver con qué idea vienen los europeos y qué es lo que proponen para seguir adelante.

No es de extrañar, estiman las fuentes consultadas, que cuando se avanza hacia el final de la negociación aparezcan los temas más duros. Pero aún así la expectativa era que la Unión Europea mostrara algo de voluntad política, sobre todo porque tanto en esta orilla del Atlántico como en la otra se insiste con la posibilidad de cerrar el acuerdo para diciembre.

¿Cómo se explica que Europa haya llegado a esta instancia con una oferta sensiblemente inferior a lo que propuso en oportunidades anteriores?

Los intereses de los estados agrícolas es el factor determinante. Pero, para las fuentes consultadas, los negociadores europeos "no supieron leer" los mensajes que el Mercosur había pasado en la ronda anterior cuando transmitieron que cualquier oferta que estuviera por debajo de las 80 mil toneladas como base para el inicio de la negociación sería vista con muy malos ojos.

La posibilidad de encaminar el tratado para diciembre aún existe, reconoció una de las fuentes consultadas, pero la magra oferta europea entorpece los ritmos de la negociación. La exigencia de mostrar resultados en diciembre pondrá aún más presión a la próxima ronda de negociación. De todas maneras, para llegar a fin de año con un acuerdo en la mano tendrá que haber un cambio rotundo en la oferta de la carne.

"Le dejamos claro a la Unión Europea que para que haya un acuerdo debe haber una mejora sustancial (de la oferta)", dijo el secretario para las Relaciones Económicas Internacionales de la cancillería argentina, Horacio Reyser.

Para el gobierno uruguayo la Unión Europea tendrá que ceder si quiere que haya un final feliz. Las miradas entonces vuelven a estar en la principal negociadora europea y su poder de encontrar el consensos de los estados de su organización que permitan subir la apuesta.

La posibilidad de cerrar este acuerdo es fundamental para la administración de Tabaré Vázquez, ante la escasez de oportunidades que habilita la normativa del Mercosur.

El gobierno no logró que el resto de los socios de la organización se alineara detrás de la propuesta de negociar un TLC con China y algunos de los obstáculos que Brasil pone para negociar con ese país asiático también aparecieron con el caso de Corea del Sur.

En este caso los socios del Mercosur están totalmente alineados y, como pocas veces, hacen de esa sintonía el principal atributo se su fortaleza.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino