Mercado argentino se derrumba por creciente temor de que un gobierno de Fernández no cumpla con el FMI

Mercado argentino se derrumba por creciente temor de que un gobierno de Fernández no cumpla con el FMI

El peso y el Merval cayeron, y el riesgo país superó los 2.000 puntos. El gobierno de Mauricio Macri responsabilizó a su rival peronista por la reacción de los inversionistas.

Luego de varias ruedas en calma, el temor de los inversionistas volvió a hacerse sentir ayer en Argentina, con el peso cayendo a un máximo en dos semanas, la bolsa de Buenos Aires retrocediendo 4,74% y el riesgo país escalando casi a los 2.000 puntos.

La razón detrás de la corrida: las críticas del candidato peronista, Alberto Fernández, al acuerdo alcanzado por el gobierno de Mauricio Macri con el Fondo Monetario Internacional (FMI), poco después de que su equipo económico se reuniera el lunes con una misión de la institución en Buenos Aires.

A juicio del aspirante del Frente de Todos, el tratado no ha logrado ninguno de sus objetivos y el dinero que se ha desembolsado se ha utilizado para financiar la fuga de capitales fuera del país.

Con él coincidió el candidato por Consenso Federal y exministro de Economía, Roberto Lavagna, quien agregó que "el acuerdo (...) tiene que ser replanteado, de la mano con una modificación profunda e interna de nuestra economía".

Riesgo de impago

Alejandro Kowalczuk, head portfolio manager de Argenfunds explicó que el impacto en los mercados se sintió por la posibilidad de que no se concrete el desembolso de US$ 5.400 millones que tiene previsto el FMI para septiembre.

"Para el gobierno de Macri resulta vital recibir esos fondos para poder llegar a fin de año. A esta altura, el principal objetivo es recibir fondos y llegar a diciembre", explicó.

El FMI ha asegurado que el plan sigue según lo previsto. Queda por ver si decide liquidar finalmente el dinero, con lo que se daría mayor tranquilidad al mercado. Hasta entonces, seguirá la incertidumbre sobre el plan de contingencia.

"Las probabilidades de no desembolso del FMI incrementan a su vez las posibilidades de impago de los compromisos de este año. De esta manera, adelantaría para este año a un eventual default", analizó un operador de bonos de un banco trasandino, según El Cronista.

Tregua frágil

La frágil tregua se quebró. El gobierno hizo responsable a Fernández de romper el pacto implícito que habían acordado y lo acusó de provocar con sus palabras un nuevo sacudón financiero, que terminó con un alza de 2,5% del dólar, que cerró en 58,60 pesos argentinos.

La caída de la moneda local pudo haber sido peor si el banco central, liderado por Guido Sandleris, no hubiese salido -una vez más- al rescate.

El ente emisor inyectó US$ 302 millones al mercado a través de siete subastas. Sin embargo, el tipo de cambio avanzó un 1% para cotizar en 58,66 pesos por dólar.

En tanto, Macri -que se reunió ayer de forma sorpresiva con su gabinete- pidió "debatir en qué país y bajo qué reglas queremos vivir".

Reconoció que la inflación estará en agosto por encima del 3%, tras el efecto devaluatorio post primarias. Por ello, instó al resto de los candidatos a recorrer este proceso electoral de forma "madura", a fin de disipar la percepción de riesgo que se generó.

También se comprometió a hacer lo que esté a su alcance "para que el proceso electoral no afecte a los ciudadanos". "Lo económico lo vamos a terminar de dar vuelta", aseveró.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino