Bolivia  ●  Chile  ●  Elecciones en Argentina  ●  Islas Malvinas  ●  Mercosur  ●  Mercosur-UE  ●  Venezuela

Melconian: el gobierno de Macri "no hizo nada en losprimeros dos años" para bajar el gasto público

Melconian: el gobierno de Macri "no hizo nada en losprimeros dos años" para bajar el gasto público

El economista argentino dijo que el principal problema que tiene la economía de supaís es el fiscal.

El   economista   argentino   Carlos   Melconian   hizo   una   presentación   este   lunes   en CPA Ferrere en la que analizó las perspectivas para Argentina en 2020.

Melconian se desempeñó en el Banco Central de Argentina durante la década de1980   y   en   1991   fundó   M&S   Consultores,   una   de   las   principales   firmas   en consultoría económica y de finanzas de Argentina.

Aunque se definió como un “soldado incondicional” –fue candidato a senador por el Pro   en   2007   y  uno   de   los   principales  voceros  durante   la   campaña   de   2015-  de Mauricio Macri, el economista presidió durante la actual gestión por solo poco más de un año el Banco de la Nación Argentina.

Según   esgrimió   tiempo   después,  su   pronta   salida   se   debió   a   que   tenía   visiones diferentes   con   los   principales   integrantes   del   gabinete   presidido   por  Macri.   "Al gobierno de Cambiemos le puse un diez en el rumbo y cero en macro economía", dijo en una entrevista con La Nación en setiembre de este año.

El asesor de empresas y analista económico que también trabajó como consultor del Banco Mundial y desarrolló programas para las Naciones Unidas, mantuvo una breve charla con El Observador sobre el diagnóstico de los principales problemas de la economía argentina y el futuro que depara para 2020.Estuvo al principio del gobierno Mauricio Macri como presidente del Banco de la Nación ¿Por qué no siguió? Siempre aclaré y acabo de escribir un libro que se llama Cantar la justa que yo no me fui, me echaron. Y siempre cuando uno entra la renuncia está a disposición del presidente, por lo que no lo resistí ni lo discutí un minuto.

¿Cuáles   cree   son   los   principales   problemas   que   tiene   Argentina   sobre   sus fundamentos económicos?

Evidentemente cada maestro tiene su escuelita y yo me considero un pragmático que   cree   que   simultáneamente   hay   razones   que   justifican   a   cada   una   de   esas escuelitas.   Argentina   tiene   un   problema   de   índole   fiscal.   Vos   tenés   determinada presión fiscal y determinado gasto público. Históricamente el gasto ha sido mayor a lo   que   se   recauda   y   Argentina   se   ha   ocupado   de   financiarlo   tomando   deuda   o emitiendo moneda. A excepción de la primera presidencia de (Carlos) Menem o la inercia   que   recibió   (Néstor)  Kirchner  de   2002,  fue   siempre   así.   Entonces,  si   vos recibís déficit fiscal y emitís moneda tenés inflación. Si no querés hacer el ajuste y no emitir moneda, tomás deuda hasta que no te prestan más y entrás en un default por desfinanciación.

La inflación también se fue a niveles muy elevados.

Lo   que   pasa   que   subir   o   bajar   la   inflación   es   un   producto   consecuencia   de   la política económica. No es que tengo que bajar la inflación, aprieto un botón y la bajó. Al margen de que tenga costos, siempre la tasa de inflación y el valor del dólar son subproductos de una política económica.

¿Es una lección que no se aprende la de los equilibrios fiscales?

No. Perú, Colombia y Uruguay en algún caso -aunque ahora se ha desbocado un poco de nuevo-, han ido aprendiendo. Son aprendizajes en que tienes que meter presión a fondo para hacer la docencia y que se cumpla.

¿Cómo se hace? 

Cuando  tenés  décadas   como  la   del   2000,  que   la   región   fue   una  beneficiaria   de precios   extraordinarios   hubo   países   que   aprendieron   la   lección.   Parte   de   eso   lo utilizaron para regenerarse. Toda esa mejora que se tuvo no fue solo para explotar el gasto, sino para ordenarse y acumular reservas.

“Lo que pasó después de las Paso fue subproducto de una fragilidad económicaque se traía más el antecedente de la fórmula triunfadora. Si el oficialismo dice quefue todo por culpa de los Fernández y los Fernández dicen que fue todo por culpade la economía de Macri, la verdad es que es una mezcla de ambas cosas. HastaMacri hoy es indicado que termina más kircnerista y keynesiano de lo que habíavenido a proponer”, expresó el economista en conferencia de prensa.

¿Se puede decir que el gobierno de Néstor Kirchner hizo eso?

   Al kirchnerismo yo lo divido en tres gobiernos de cuatro años cada uno. Uno fuebueno, el otro más o menos y el último malo. Lo hizo la izquierda en Uruguay yhasta lo hizo Rafael Correa en Ecuador que no tocó la dolarización. También lohicieron Colombia y Perú. Perú que institucionalmente tiene un problema en quetodos   sus   presidentes   están   presos   y   el   único   que   no   lo   está   se   suicidó,   sinembargo,   tiene   equilibrio   en   su   fisco   y   un   riesgo   país   de   menos   de   200   puntosbásicos.

¿Pero hay otros desequilibrios más allá del déficit?

Otro   problema   que   tiene   Argentina   con   el   fisco   es   la   presión   fiscal   para   con   el sector privado. Es un tema fiscal, pero te asoma otro inconveniente que es el de la competitividad. Argentina no tiene competitividad no solamente por una cuestión de si los empresarios son eficientes o no, sino que dos de los temas que hacen a la competitividad y que son muy relevantes ya los definiste mal. Uno es el riesgo país y el otro es la presión tributaria. El costo tributario y el del capital son extremos. Otro   problema   no   menor   es   que   el   argentino   es   una   persona   que   realiza transacciones   en   pesos   y   ahorra   en   dólares.   De   esa   economía   bi monetaria trasciende un régimen cambiario que no terminás de definir, que va y viene, va y viene. Y a partir de ahí definís un régimen bancario que más que funcionar como intermediario   entre   créditos   y   depósitos,   ha   sido   financiador   de   déficits   fiscales. Tanto de forma explícita comprando bonos u oculta financiando las Leliqs (letras acorto plazo que emite el BCRA para sacar pesos del mercado).

Hubo   al   menos   una   apertura   económica   en   este   gobierno   con   respecto   a   las exportaciones,   por   ejemplo,   en   el   caso   de   la   carne   que   ha   aumentado   sus volúmenes de forma significativa.

En materia de comercio no es mucho lo que el Estado pudo hacer porque no se tuvo un tipo de cambio competitivo, a excepción de este último tiempo. No se tuvo un   alivio   en   la   presión   fiscal   ni   en   el   costo   del   capital.   Hoy   en   un   mundo interrelacionado esas variables implican  ventajas muy grandes para poder mejorar el   comercio.   Hay   que   separar   los   tantos   entre   lo   fiscal   y   el   comercio.   Hay   una política   que   Macri   ha   hecho   con   un   nivel   de   resultado   que   yo   catalogué   de   10puntos, que es su apertura entrecomillas al mundo. Entrecomillas porque no es que se abrió en temas arancelarios o en permitir la entrada de productos.

No de tratados de libre comercio, sino de señales políticas.

Dejó   Irán,   Venezuela   y   Rusia   para   ponerse   a   pensar   en   el   mundo   occidental   y estable. Eso es un tema que Argentina no debe perder. Ahora, no fue un proceso aperturista que le ha dado un resultado comercial inmediato, a pesar de que ha tenido   importantes   llegadas   en   algún   tipo   de   producto   que   se   volvió   a   exportar, pero   todavía   se   está   muy   lejos   de   resolver   el   problema.   Macri   recibió   un   gasto público desbordado respecto a un parámetro financiable promedio de Argentina de70 años.

¿Son inviables esos niveles de gasto público?

 Inviables. Los primeros dos años no hizo nada y luego entró en un programa muy riguroso con el Fondo Monetario Internacional (FMI) que algo licuó. Algo no lo pudo tocar porque está atado a una  inercia  inflacionaria por ley -jubilaciones- y no  se puede destrabar. Entonces no fue suficiente el ajuste del gasto que se hizo para la posible financiación en la Argentina. Esto no porque yo sea un ortodoxo neoliberal, sino porque uno mira los números de los últimos 70 años y está lo que se puede ylo que no se puede. Estás a mitad de camino. Y al estar en ese punto todavía no empezó   la   eventual   baja   de   la   presión   fiscal   al   sector   privado.   Mientras   que simultáneamente se complicó el tema de la deuda y el riesgo país.

¿Hay riesgo de default en 2020?

Se   ha   abierto   una   discusión   semántica   entre   reperfilamiento,   reestructuración   y default. Para las agencias de riesgo crediticio llegó una fecha y Argentina no pagó. Tampoco   es   un   default   como   el   del   año   2001   cuando   desde   los   escritorios   del Congreso se aplaudía. Llegó una fecha y unilateralmente se tuvo que reperfilar por el momento solo la deuda doméstica.

Los   recursos   que   se   tienen   para   cumplir  durante   el   período   de   Macri   van   a   ser suficientes,   pero   por   el   monto   del   vencimiento   sumado   al   déficit   fiscal   y   la reperfilación   que   ya   se   hizo,   se   está   entrando   en   un   proceso   como   mínimo   de reestructuración de la deuda.

Tipo de cambio y turismo

El   economista   dijo   que   más   allá   del   esfuerzo   que   ha   hecho   Uruguay   para acompañar con su moneda la relación de tipo de cambio Argentina-Uruguay para la próxima temporada se va a dar la peor situación de los últimos años. “Uruguay no va a ir hacia ese tipo de cambio solamente para recibir turistas, porque el tipo de cambio   en   una   economía   es   producto   de   la   política   económica,   y   no   un   acto voluntario que lo pongo donde quiero hoy y lo saco mañana”.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino