Bolivia  ●  Chile  ●  Evo Morales  ●  Islas Malvinas  ●  Mercosur  ●  Mercosur-UE  ●  Venezuela

Mediante superávit eléctrico, el Paraguay puede cuadruplicar PIB

Mediante superávit eléctrico, el Paraguay puede cuadruplicar PIB

Utilizar todo el potencial eléctrico de Itaipú que pertenece al Paraguay propiciará el desarrollo industrial con 2 millones de empleos nuevos.

Paraguay podrá cua­druplicar su Producto Interno Bruto (PIB) si logra utilizar el superávit de energía eléctrica de la Itaipú Binacional, lo cual solo será posible si se consigue rene­gociar con éxito el Anexo C del Tratado de Itaipú, según el Ing. Gerardo Blanco, coordi­nador del Grupo de Investiga­ción en Sistemas Energéticos (GISE) de la Facultad Politéc­nica de la Universidad Nacio­nal de Asunción y actual con­sejero de Itaipú.

El investigador señaló que el uso del potencial eléctrico del Paraguay en su totalidad pro­piciará un desarrollo indus­trial que estará en condicio­nes de generar 2 millones de nuevos empleos directos y que finalmente ayudará a que el PIB crezca considerablemente.

Dijo que todo esto dependerá de la preparación del Para­guay para el 2023, lo cual se debe fundar sobre tres ejes fundamentales. El primero de ellos es pensar en un modelo de política energética que debe ser consultado con todos los actores políticos sociales, públicos y privados, es decir, de ser posible, con toda la población paraguaya, ya que esta debe saber y opinar sobre los intereses que competen al Paraguay. Posteriormente, el siguiente punto es definir una estrategia energética, es decir, lo que se debe realizar para ir formando la prepara­ción de los negociadores y, por último, la planificación ener­gética, mediante la cual se eje­cutará todo lo ideado. 

“El mensaje es claro, todos debemos jugar este partido importante para el futuro de nuestro país que tiene un gran potencial”, manifestó Blanco.

PROCESO

El economista y miembro de la organización Desarrollo en Democracia (Dende) César Barreto explicó que existe la posibilidad de que esta situa­ción se dé de manera paula­tina y estima que ese tiempo puede llegar en unos 25 años.

“El proceso no es de un día para otro, implica que se reac­tiven las inversiones, que las empresas inviertan y que se utilicen las energías que, obviamente, por la disponi­bilidad y los costos bajos que tenemos durante los próxi­mos años actúen de incenti­vos”, manifestó el economista.

Agregó que el punto crítico es que el Paraguay pueda utili­zar también la energía exce­dente y que exista la libertad de usarlo o comercializarlo de la manera más conve­niente al país.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino