Mauricio Claver-Carone, presidente del BID: La retórica política de los candidatos desalienta a los inversores

Mauricio Claver-Carone, presidente del BID: La retórica política de los candidatos desalienta a los inversores

El jurista cubano-americano Mauricio Claver-Carone, presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), explica –en un diálogo telemático con este Diario– cómo la institución pretende ayudar a los países de la región, entre ellos Ecuador, para enfrentar los desafíos sanitarios y de reactivación económica generados por la pandemia del COVID-19.

¿Hacia dónde apunta la cooperación del BID para que la región supere los estragos del COVID-19 tanto en lo sanitario como en la reactivación y recuperación del empleo?
Una cosa está atada a la otra. En el tema de las vacunas anunciamos que existe un fondo para los países que más necesiten ayuda para la vacuna. Hablamos con los 26 países miembros y de ellos 6 en particular nos pidieron una ayuda adicional. Y con los otros estamos con planes de contingencia asegurándonos de que todos tengan acceso a la vacuna. Ecuador es uno de los países que nos han pedido ayuda; se financió el pago inicial de más de 11 millones para su participación en el mecanismo Covax y con ello se reservan 7 millones de vacunas para 3,5 millones de personas. Y estamos preparando una operación de garantía de más de $ 60 millones por si se van necesitando más viendo cómo se desarrolla el Covax. O sea, hay un plan A y un plan B. También hemos dado apoyo técnico y financiero a la planificación, porque no solo se trata de la compra de la vacuna sino de implementar toda la logística de distribución y almacenamiento.

¿Estos recursos son reembolsables? ¿Hay que pagar?
Es una mezcla. Hay reembolsables, los préstamos son a largo plazo (25 años) con intereses muy bajos y términos flexibles. Y hay préstamos no reembolsables para la asistencia en la elaboración del Plan nacional de vacunación del Gobierno.

¿Qué se contempla para la reactivación y el empleo?
Queremos actuar rápido (en lo sanitario) para trabajar en la reactivación económica agresivamente. He dicho que la prioridad de mi presidencia es ayudar a los países en la generación de empleo y hay tres vías importantes para hacerlo. Primero, aprovechar la digitalización que hemos visto y que se ha incrementado con la crisis sanitaria. Luego, para reactivar y prevenir la bancarrota de pequeñas y medianas empresas, un plan de apoyo y garantía para su financiamiento. Y la tercera y muy importante es el nearshoring (acercar la producción al sitio de origen), que revalorizará las cadenas de valor. El 75 % de las empresas norteamericanas en China han manifestado su deseo de mudarse o considerarían mudarse más cerca de Estados Unidos, obviamente América Latina y el Caribe serían beneficiarios. En eso Ecuador tiene grandes oportunidades y me siento entusiasmado. Hemos desarrollado varios proyectos y estamos trabajando para mejorar la competitividad; por ejemplo, con el nuevo puerto de Posorja, que está financiado por el BID, se podrían generar empleos asociados con el nearshoring. Esta es la fórmula que hemos visto para la reactivación: atender a las mipymes, que han sido las más afectadas y son las que generan la mayoría de empleos; y recuperar la inversión extranjera que cayó un 50 % en toda la región.

Estos proyectos que menciona necesitan un gran financiamiento. ¿Con cuánto se cuenta?
Estos mecanismos no requieren de números enormes... En estos tres puntos de partida para la reactivación será muy importante la asociación público-privada. Los montos vendrán de esa inversión. Nosotros ayudaremos en proyectos de infraestructura digital y la digitalización del gobierno para hacerlo eficiente. En cuanto a las pymes, eso sí viene por garantías de nuestra parte, pero también va a requerir que los bancos privados de Ecuador se activen y que apoyen más financiamiento garantizado con nosotros, que les dé ímpetu a las empresas. Y para el nearshoring estamos creando el instrumento financiero, pero el monto grande viene del sector privado. No le doy una cifra macro de financiamiento porque no la hay. Va a requerir un poco de todo. Como BID tenemos una cartera de $ 12.000 millones al año y otros $ 3.000 del BID Invest. Estamos tratando de incrementarla, por eso buscamos una capitalización del banco para llegar hasta $ 20.000 millones... En Ecuador ya hemos dado pasos iniciales en ese sentido y hemos trabajado con el sector público como la garantía para la emisión de bonos sociales con bancos, torres de transmisión, el puerto de Posorja… En el plan 2021 para Ecuador tenemos programados $ 550 millones adicionales a la cartera activa de $ 3.700 millones. Esto irá a proyectos para fortalecer la administración aduanera, la conectividad digital y la interconexión energética con Perú.

Cuando usted planteó el nearshoring en su campaña para ser presidente del BID, los gremios empresariales de Ecuador se mostraron escépticos porque dicen que aquí hay mucha inseguridad jurídica...
Sí, pero estamos trabajando con el Gobierno en dar más seguridad a inversionistas... Nosotros podemos promover la inversión en el corto plazo, pero a mediano y largo plazo la tienen que mantener los Gobiernos. Y tiene que ser algo que sobrepase partidos e ideologías. En febrero hay elecciones y es un momento en que quizás la retórica política puede desalentar las oportunidades. Es importante que los candidatos tengan en mente que esto afecta la percepción sobre Ecuador. Aunque creo que esto ha cambiado. Sea de derecha o izquierda, ya no escucha la retórica de hace 20 o 30 años contra los inversores. Como sea, vamos a trabajar con Ecuador y con el que gane para seguir generando el ambiente que incentive las inversiones…

Tal vez ya no hay esa retórica política contra inversores, pero sí contra los multilaterales, como el FMI o el BID. ¿Qué pasa si el nuevo presidente no cumple las recomendaciones que ha hecho el Fondo Monetario Internacional? ¿Se ponen en riesgo los desembolsos?
El FMI de ahora no es el mismo de hace 30 años. Es más moderno y flexible, les da espacio a los países para crear sus programas “criollos”. Los multilaterales que trabajaron con Ecuador para solventar la crisis financiera lo han hecho con las mejores intenciones, para que pueda regresar al mercado financiero y atraer la confianza de los inversores. El dar marcha atrás o una guerra retórica genera inestabilidad… Les recomiendo a los actores políticos de Ecuador trabajar con los multilaterales para buscar el desarrollo y sostenibilidad en vez de usarnos como herramientas políticas… (I)

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino