Más de un centenar de bolivianos está en la frontera con Chile esperando autorización para ingresar al país

Más de un centenar de bolivianos está en la frontera con Chile esperando autorización para ingresar al país

La mayoría trabaja en talleres de costura que tuvieron que cerrar por la crisis del coronavirus. El Gobernador de Oruro espera una respuesta de autoridades nacionales para coadyuvar con el rescate de los nacionales.

Debido a la incertidumbre por el Covid-19 que también golpea a Chile, un grupo de bolivianos que se encontraba en ese país decidió retornar a Bolivia; sin embargo, se encuentran varados en la población chilena de Colchane esperando la autorización del Gobierno para que puedan ingresar por Pisiga.

El gobernador de Oruro, Zenón Pizarro, en contacto con El Deber, confirmó la situación de los bolivianos, motivo por el que se puso contacto con autoridades de Gobierno, con el objetivo de que se autorice el ingreso de los más de un centenar de nacionales, previa aplicación de medidas de seguridad y pruebas.

Debido a la incertidumbre por el Covid-19 que también golpea a Chile, un grupo de bolivianos que se encontraba en ese país decidió retornar a Bolivia; sin embargo, se encuentran varados en la población chilena de Colchane esperando la autorización del Gobierno para que puedan ingresar por Pisiga.

El gobernador de Oruro, Zenón Pizarro, en contacto con El Deber, confirmó la situación de los bolivianos, motivo por el que se puso contacto con autoridades de Gobierno, con el objetivo de que se autorice el ingreso de los más de un centenar de nacionales, previa aplicación de medidas de seguridad y pruebas.

Javier García, alcalde de Colchane, explicó que la mayoría de los bolivianos que retornan al país trabajaban en talleres de costura en Valparaíso y Santiago; sin embargo, estas empresas se vieron obligadas a cerrar golpeadas por la pandemia y por ello se produce el éxodo los nacionales que han decidido retornar al país.

En principio los bolivianos llegaron a Colchane donde esperaban tomar buses para llegar hasta Bolivia; sin embargo, al haber sido ordenado el cierre de las fronteras no había medios de transporte por lo que muchos decidieron emprender el viaje a pie.

Alertados por esta situación, el alcalde de Colchane y su par de Huara, José Bartolo Vinaya, realizaron gestiones para que puedan ser transportados en buses; sin embargo, los vehículos se quedaron en el paso fronterizo esperando autorización para ingresar al país.

El gobernador Pizarro considera necesario autorizar el ingreso de los compatriotas, pues debido a las bajas temperaturas pueden contraer otras enfermedades. Además, no se conoce cómo se están alimentado motivo por el que tiene previsto organizar ollas comunes para facilitarles comida.

En días pasados se vivió una situación similar en esta región. Las autoridades incluso gestionaron transporte trasladando a los ciudadanos hasta sus distritos para puedan reunirse con sus familiares. Se estima que cerca de 800 bolivianos ya ingresaron al país por Pisiga.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino