Coronavirus  ●  Islas Malvinas  ●  Mercosur  ●  Mercosur-UE  ●  Venezuela

Madrid y Londres se citan en enero para negociar el Gibraltar pos-Brexit

Madrid y Londres se citan en enero para negociar el Gibraltar pos-Brexit

El Ejecutivo prepara ya sus líneas rojas con la ambición de aproximar los niveles de bienestar a ambos lados de la Verja.

La inminencia del Brexit embarca a España en una tarea particular: la negociación para la salida de Gibraltar de la UE. El Gobierno y el Reino Unido iniciarán a mediados de enero el diálogo sobre la colonia británica, con tres comités en los asuntos más conflictivos. Para el escenario posterior —la relación europea con el Peñón, en la que España tiene derecho a veto—, el Ejecutivo prepara ya sus líneas rojas con la ambición de aproximar los niveles de bienestar a ambos lados de la Verja.

Casi cuatro años después de haberlo votado en referéndum, el Reino Unido se dispone a abandonar la Unión Europea el próximo 31 de enero. Junto al proceso general que afecta al club comunitario, España se ha volcado en una cuestión que le afecta de manera exclusiva: la salida de Gibraltar. Aunque Madrid y Londres ya limaron a finales de 2018 lo que el lenguaje diplomático denomina “irritantes”, llegado el momento de la verdad los dos Gobiernos constituirán comités sobre cada uno de los contenciosos, según explica a EL PAÍS el secretario de Estado para la Unión Europea, Marco Aguiriano. Sendas delegaciones técnicas de ambos países se reunirán los próximos 14 y 15 de enero en Madrid para fijar el calendario y contenido de las reuniones.

El objetivo es resolver cualquier roce o malentendido que pueda suscitarse durante la salida de la UE y el periodo de transición hacia la relación futura (en principio, hasta el 31 de diciembre de 2020). Los comités pactados replican los cuatro memorandos que Madrid y Londres firmaron en noviembre del año pasado para tratar de nivelar las condiciones entre Gibraltar y el Campo de Gibraltar (Cádiz) en los principales elementos de fricción: tabaco, ciudadanos, cooperación policial y aduanera y medio ambiente. Esas cuatro materias se agrupan ahora en tres comités: de ciudadanía (hay casi 10.000 españoles que trabajan en el Peñón), de cooperación policial y aduanera, incluida la aproximación que se pretende en el precio del tabaco para desincentivar el contrabando desde el Peñón, y de medio ambiente. En este ámbito se contempla recuperar como mínimo algunas de las tierras que ha ganado Gibraltar al mar mediante la colocación de cemento y otros materiales (el llamado relleno) en aguas cuya soberanía se disputan Madrid y Londres. España ha criticado duramente este comportamiento, que supone realizar vertidos contaminantes al mar para expandir el Peñón.

En la delegación británica figura el Gobierno de Gibraltar, mientras que el Ejecutivo español integrará a la Junta de Andalucía y otras entidades locales y regionales para recoger lo más de cerca posible los problemas de vecindad que puedan surgir. Habrá un cuarto comité, en este caso presidido por la Comisión Europea, que abordará la cuestión de todos los ciudadanos comunitarios (hay unos 15.000 que trabajan en el Peñón, incluidos los españoles).

Mantener la fluidez del tránsito en la Verja —28.500 personas la cruzan diariamente— resulta clave para todas las partes. “La prioridad del Gobierno de Gibraltar es que nuestra salida de la UE no afecte negativamente a la vida de los ciudadanos que cruzan la frontera en una y otra dirección. Esto solo puede lograrse con buena voluntad de todas las partes. Trabajando juntos podemos asegurar la fluidez de la frontera para todas las partes interesadas”, sostiene el ministro principal de Gibraltar, Fabian Picardo, en una respuesta remitida por escrito a este diario.

Preguntado sobre sus prioridades en la negociación, el Gobierno británico se muestra muy cauto. “Estamos comprometidos con todos los acuerdos descritos en el acuerdo de retirada. Junto al Gobierno de Gibraltar y al Reino de España aplicaremos el protocolo de Gibraltar y los compromisos asociados”, señala una portavoz en Madrid.

Precio del tabaco

El Gobierno español, aún en funciones, no espera que surjan problemas en esta negociación sobre la salida porque ya está todo muy perfilado —y se está aplicando— en los memorandos de entendimiento. El elemento más tangible es la subida del precio del tabaco. El Reino Unido se comprometió a que el diferencial medio entre la cajetilla en Gibraltar y en España no superara el 32% en junio de 2020. Desde abril del año pasado, el tabaco ordinario se ha revalorizado casi un 8% en el Peñón, según datos oficiales. Aunque la brecha aún sigue siendo muy atractiva para la adquisición en Gibraltar, la tendencia será continuar las subidas hasta alcanzar el nivel pactado.
En cuanto a la relación con Gibraltar, España aspira a profundizar en esta nivelación de condiciones iniciada con los cuatro memorandos. Una herramienta fundamental para lograrlo será limitar la competencia fiscal proveniente de la colonia británica. Los Parlamentos británico y español deben aprobar en breve el tratado fiscal que fija un baremo para determinar quién es residente fiscal en Gibraltar y quién no. La provisionalidad que viven todavía ambas Cámaras ha frenado este proceso, que se acordó a principios de marzo.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino