Macron promete avances en la descentralización de Francia

Macron promete avances en la descentralización de Francia

Jean Castex, exalcalde de Prada de Conflent y ahora primer ministro de Francia, asegura que el reequilibrio territorial y la descentralización serán prioritarios durante su mandato.

Jean Castex, hasta hace pocos días alcalde de Prada de Conflent (6.000 habitantes) y ahora primer ministro de Francia, dejó claro ayer que el reequilibrio territorial y la descentralización serán prioritarios durante su mandato. El hombre designado por Emmanuel Macron para gestionar los 600 días que quedan hasta las presidenciales del 2022 mostró su sensibilidad hacia los problemas de la Francia periférica y rural, que debe tener mucho protagonismo en la agenda de recuperación tras la crisis de la Covid-19.

“Nuestra primera ambición, inmensa, será reconciliar esas Francias tan diferentes, soldarlas o resoldarlas”, afirmó Castex ante la Asamblea Nacional al presentar su hoja de ruta. Fue sintomático que el jefe del Gobierno, con su marcado acento del sur y procedente de una región fronteriza pobre, hablara de “Francias”, en plural, y de su sensación de abandono. Se refirió a “la Francia de los suburbios”, “la Francia rural”, “la Francia de ultramar”, “la Francia llamada periférica”.

El compromiso de Castex de abrir “una nueva etapa en la descentralización” no es nuevo en la V República, pero el premier quiso ir más allá de la habitual retórica. Por eso anunció una ley orgánica para anclar “el derecho a la diferenciación de los territorios” y prometió que todas las nuevas plazas de funcionarios en el 2021 se crearán en los departamentos (equivalentes a las provincias españolas) y no en la Administración central.

“Los territorios son la vida de la gente –dijo el primer ministro–. Liberar los territorios es liberar energías. Es hacer la apuesta de la inteligencia colectiva. Debemos rearmar nuestros territorios”

Industria y empleo
Un plan de 100.000 millones de euros para superar la crisis causada por la Covid-19

Ese renovado esfuerzo para “hacer más coherente y eficaz la organización territorial del Estado” quiere marcar la nueva etapa de la presidencia Macron. La personalidad de Castex y su currículum deberían ser ideales para encarnarla.

El otro gran eje del discurso del premier fue el plan de relanzamiento tras el duro impacto de la pandemia. Como ya avanzó Macron en su entrevista televisada de anteayer, Castex confirmó que serán destinados 100.000 millones de euros a reactivar los sectores y los territorios más afectados, con un especial énfasis en iniciativas que ayuden a la transformación ecológica y la lucha contra la emergencia climática. Un paquete de 40.000 millones de euros se dedicará a apuntalar las industrias estratégicas. Una suma de 20.000 millones se invertirá en el aislamiento térmico de edificios y otras soluciones para ahorrar energía.

Una de las mayores inquietudes es el empleo juvenil en esta difícil coyuntura. Se calcula que, después del verano, 700.000 jóvenes franceses intentarán incorporarse al mundo laboral. Para ayudar a ello, habrá una fuerte desgravación en las cotizaciones sociales para las nuevas contrataciones y otras medidas específicas. No se olvidó Castex de los estudiantes universitarios al mencionar algo tan concreto como la rebaja a un solo euro en el precio del menú en las cantinas de las facultades para los alumnos que disfruten de beca.

Después del éxito de los verdes en los recientes comicios municipales y del temor de que un ecologista pueda amenazar la reelección de Macron, era obligado incluir en el programa algunas iniciativas para contentar al votante ecologista. Castex prometió una moratoria en la construcción de nuevos centros comerciales en las periferias urbanas –proyectos siempre criticados por los verdes–, un plan nacional de promoción de la bicicleta y una regulación estricta de la publicidad de los productos contaminantes.

Más poder local
“Liberar territorios es liberar energía”, es hacer la apuesta de la inteligencia colectiva”

El primer ministro se reunirá este viernes con la patronal y los sindicatos para discutir las principales medidas económicas y las reformas que deben relanzarse, como la de las pensiones. Esta última promete ser otra vez un motivo de conflicto y de agitación en la calle. La oposición parlamentaria mostró los dientes a Castex. Aunque su declaración de gobierno obtuvo una clara mayoría (345 votos a favor, 177 en contra y 43 abstenciones), hubo intervenciones muy ásperas.

La derecha criticó el discurso de Castex por inconcreto. Jean-Luc Mélenchon, de Francia Insumisa (izquierda radical), adoptó un tono de desprecio total hacia Castex, al espetarle que su margen de maniobra es nulo porque todos saben que “el monarca” (Macron), a quien también llamó “Júpiter”, lo controla y lo decide todo.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino