Macron denuncia la amenaza de la aventura separatista musulmana

Macron denuncia la amenaza de la aventura separatista musulmana

Señala como responsables a los franceses de confesión musulmana que consideran «superior» la «ley Islámica» a las leyes de la República francesa. Gérald Darmanin, ministro del Interior, está preparando una Ley especial para combatirlo

Con motivo del 150 aniversario de la fundación de la III República y su restauración del orden republicano, en el Panteón, monumento nacional, tumba de los hombres ilustres de la Nación, Emmanuel Macron ha reafirmado una matriz política capital: «Francia, nuestra Nación, nuestra República, no admiten ninguna aventura separatista».

Evitando un enfrentamiento brusco, el presidente de la República ha «designado» de este modo, elíptico, el separatismo que, a su modo de ver, se ha convertido en una amenaza nacional: «No habrá nunca, en Francia, un puesto para quienes, en nombre de su dios, con la ayuda de potencias extranjeras, en algunos casos, intentan imponer la ley de un grupo».

Evitando el choque directo, por ahora, Macron designa con precisión a los protagonistas de la «aventura separatista»: los franceses de confesión musulmana que consideran «superior» la «ley Islámica» a las leyes del Estado, la República francesa.

En Francia (67 millones habitantes) no existen estadísticas religiosas, pero se calcula oficiosamente que 5 o 6 millones de franceses son musulmanes practicantes en muy distinta medida.

Según un estudio sociológico de la Fundación «Jean Jaurès» (social reformista), un 50 por ciento de los musulmanes franceses estimarían que la ley musulmana es «superior» a las leyes de la República. Se trata de un incremento significativo de las creencias islámicas, con cierta dimensión disolvente contra las instituciones del Estado. Hace apenas cinco años, solo un 25 / 30 por ciento de los musulmanes franceses tenían esa opinión sobre la presunta «superioridad» de sus convicciones religiosas.

Desde hace poco menos de un año, Emmanuel Macron insiste en las amenaza de la «aventura separatista». Sin nombrar nunca al islam, pero insistiendo siempre en la dimensión religiosa del nuevo separatismo francés.

Una ley para combatirlo
Gérald Darmanin, ministro del Interior, está preparando una Ley especial, con el fin de combatir jurídicamente el nuevo separatismo religioso / musulmán. Proyecto que debiera aprobarse en la Asamblea Nacional a lo largo del próximo trimestre o primeros del 2021.

Coincidiendo con el proceso de los cómplices de la matanza consumada el 2015, en la redacción del semanario satírico «Charlie Hebdo», la Universidad de al-Azhar, en El Cairo, la más influyente de las escuelas de teología islámica, suní, ha calificado de «acto criminal» la nueva publicación de las caricaturas de Mahoma que suscitaron una controversia internacional hace cinco años.

En ese marco, estrictamente nacional, con muchos «flecos» internacionales, en Turquía, Pakistán, y el resto del mundo islámico, Emmanuel Macron ha considerado indispensable recordar la matriz cultural e institucional de Francia: «No caben aventuras separatistas».

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino