Macron da al Líbano entre cuatro y seis semanas para formar un nuevo gobierno

Macron da al Líbano entre cuatro y seis semanas para formar un nuevo gobierno

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, quien medió en la formación de un nuevo gobierno en el Líbano para salir de la crisis, anunció este 27 de septiembre que continuará impulsando su política en este país y que ha pedido la ayuda económica de la Unión Europea. Las declaraciones del mandatario se produjeron luego de que el sábado renunciara el primer ministro libanés, Mustapha Adib.

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, da un ultimátum al Líbano para formar un nuevo gobierno. El acuerdo entre los distintos bandos políticos de la nación árabe deberá lograrse en el término de entre cuatro y seis semanas.

Macron afirmó que "los políticos libaneses no respetaron los compromisos" y anunció que organizará una cumbre en la ONU sobre la crisis del Líbano antes de que termine octubre.

"Han decidido traicionar este compromiso (de formar gobierno). Veo que las autoridades libanesas y las fuerzas políticas eligen favorecer su interés partidista e individual en detrimento del interés general del país", aseguró el mandatario francés, quien agregó que se sentía "avergonzado" de los líderes de dicha nación.

Los retos de la formación de un nuevo gobierno en el Líbano

Desde agosto, cuando se registró la explosión en el puerto de Beirut, que destruyó parte de la ciudad y profundizó la grave crisis política y económica que atraviesa el país y que provocó la renuncia del entonces primer ministro Hassan Diab, el 10 de agosto, Macron ha viajado al Líbano para tratar de mediar en la formación de una nueva Administración que garantice los cambios exigidos por la Unión Europea para entregar un rescate económico.

Se trata principalmente de reformas para combatir una arraigada corrupción, dar respuesta a los problemas estructurales de suministro eléctrico y supervisión bancaria, modificaciones que los países donantes de Europa piden para desbloquear la ayuda prometida.

Pero, tras la renuncia el sábado de Mustapha Adib, nombrado hace menos de un mes para reemplazar a Diab, la formación de ese gobierno queda aún más en el limbo. Adib, que fue designado con el reto de lograr un gabinete en solo dos semanas, dimitió al explicar que lo hacía debido al bloqueo entre las principales fuerzas políticas para designar a los ministros.

Entre las principales dificultades para lograr la formación de su gabinete estuvo la insistencia de grupos chiítas del país, Hezbolá y Amal, en retener el Ministerio de Finanzas, clave para trazar las reformas. Ambos partidos presionaron para obtener la cartera después de que EE. UU. pusiera sanciones a dos políticos de Hezbolá.

Macron envió este domingo una advertencia Hezbolá, respaldado por Irán, que sigue representado en el Gobierno saliente y que algunos analistas acusan de retrasar el proceso. Hezbolá "no debería pensar que es más poderoso de lo que es (...) Debe demostrar que respeta a todos los libaneses. Y en los últimos días, ha demostrado claramente lo contrario", dijo el mandatario francés.

Agregó que no ve conveniente emitir sanciones en este momento contra las autoridades que bloquean la formación de un nuevo gobierno, pero no descartó consultarlas con otras naciones europeas.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino