Macri celebra reingreso a emergentes: “Estamos sentando las bases para poder crecer”

Macri celebra reingreso a emergentes: “Estamos sentando las bases para poder crecer”

Ayer comenzó la licitación de parte de la ayuda del FMI, mientras el presidente de Argentina completaba su gabinete económico con los nuevos ministros de Energía y de Producción.

Los días negros en el mercado financiero argentino han quedado atrás, al menos por el momento.

Las plazas locales celebraron ayer, por todo lo alto, la aprobación de la ayuda del Fondo Monetario Internacional y la recategorización de la economía del país a “mercado emergente” por parte del índice Morgan Stanley Capital International (MCSI).

Las acciones de firmas argentinas en Wall Street (ADR) se dispararon en algunos casos hasta cerca de un 19% en la apertura de la jornada y el índice de referencia bursátil Merval –que el lunes cayó 8,26%- subió hasta 8,5%, para luego cerrar con un avance de 6,01%. En tanto, el peso argentino retrocedió frente al dólar y cotizó en su nivel más bajo en una semana, dando un respiro a las autoridades y a la ciudadanía.

Un triunfante Mauricio Macri celebró las decisiones del FMI y del MCSI y aseguró que demuestran que “lo que hemos hecho ha sido mucho, por más que falte muchísimo más”.

“Estamos haciendo las bases para poder crecer (...) Se resolvió que volveremos a ser un país emergente, lo que significa más herramientas para que más gente pueda invertir, y haya más trabajo”, dijo el presidente en el acto de la toma de juramento de los ministros de Energía y de Producción.

Impulso al peso

En lo que va de año, las turbulencias financieras, las críticas a la independencia del banco central y la desconfianza habían llevado a que el peso argentino perdiera al menos un 30% de su valor, pasando a ser la moneda de peor desempeño frente al dólar de entre las naciones en desarrollo.

Ayer logró revertir la tendencia y cerró con avance de 0,95% hasta las 27,50 unidades por dólar. Su comportamiento también estuvo marcado por la primera licitación que hizo el banco central de parte del dinero proveniente del préstamo del FMI.

La entidad, ahora dirigida por Luis Caputo, empezó a ejecutar un programa de licitaciones diarias con US$ 7.500 millones (de los primeros US$ 15 mil millones) del Fondo.

La medida contempla la venta de US$ 100 millones durante 75 días, que se usarán para cubrir el déficit fiscal. El Ejecutivo estima que con ese monto, además, lograrán mantener estable el tipo de cambio.

“De ser necesario adecuar el cronograma por mayores necesidades estacionales de pesos, se anunciarán oportunamente las readecuaciones correspondientes”, indicó el ministro de Hacienda y Finanzas, Nicolás Dujovne.

Tiempo de esperar

Pasar de categoría “frontera” a “emergente” dará mayor liquidez y fortaleza a la economía argentina al promover una mayor inversión en acciones nacionales por un monto en torno a US$ 3.500 millones.

Sin embargo, según analistas consultados por Bloomberg, los inversionistas no se apresurarán en depositar sus capitales en la nación trasandina hasta no ver señales reales de estabilidad, en momentos en que las autoridades se enfrentan a un déficit presupuestario abultado y una inflación que podría alcanzar un 30% este año.

La decisión del MCSI “llevará a más entradas de capitales con el tiempo, casi que por definición, pero frente a las fragilidades actuales, estimo que los inversionistas esperarán hasta ver que las condiciones económicas generales se estabilicen primero”, dijo Richard Senegal, analista senior en Manulife Asset Management en Londres.

Por su parte, Nader Naeimi, jefe de mercados dinámicos en AMP Capital Investors en Sidney, adelantó que su firma tiene previsto “invertir en las acciones y moneda argentinas en los próximos meses”, pero primero va a esperar que hayan signos de que el “crecimiento global sincronizado haya tenido un tropiezo y no una regresión”.

“La promoción del MCSI puede no ser suficiente para sostener a la economía por sí sola. Ello es más una recompensa a las reformas del presidente Mauricio Macri”, opinó Dominc Bokor-Ingram, asesor de Fiera Capital.

Reformas que serán impulsadas bajo los lineamientos acordados con el FMI y con las directrices de los nuevos miembros del gabinete económico que juraron ayer en la Casa Rosada.

Por ejemplo, el nuevo ministro de Energía, Javier Iguacel, adelantó que habrá nuevos aumentos en las tarifas de los servicios públicos para septiembre y octubre, con el objetivo de “recomponer las tarifas y buscar este equilibrio entre coyuntura y largo plazo” para el país.

Para Macri, Argentina “está en el camino correcto” y para seguir así se “necesita que toda la dirigencia sea creíble y confiable para el mundo”.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino