Los siete 'elegidos' de la cúpula china

Los siete 'elegidos' de la cúpula china

17:36 - Uno de cada 15 chinos pertenece al partido que cumple esta semana un siglo y que ha superado revueltas internas, invasiones extranjeras, hambrunas y crisis económicas

"Es mi voluntad unirme al Partido Comunista de China, defender el programa del Partido, observar las disposiciones de la constitución del Partido, cumplir con los deberes de un miembro del Partido, llevar a cabo las decisiones del Partido, observar estrictamente la disciplina del Partido, guardar los secretos del Partido, ser leal al Partido, trabajar duro, luchar por el comunismo durante toda mi vida, estar dispuesto en todo momento a sacrificarlo todo por el Partido, y nunca traicionar al Partido".

Este es el juramento que 95.148.00 de chinos han tenido que hacer para unirse al PCCh, que esta semana sopla 100 velas. Su historia comenzó con una reunión clandestina de 53 personas en una casa de Shanghai. Ahora, aproximadamente uno de cada 15 ciudadanos chinos pertenece a un partido que ha superado revueltas internas, invasiones extranjeras, hambrunas y crisis económicas. Lleva 72 años gobernando. No es el más longevo en el poder. El Partido de los Trabajadores en Corea del Norte suma más años. Pero no hay ninguna otra dictadura que se haya transformado tanto -y con éxito- en tan poco tiempo.

China era un país pobre con un Producto Interior Bruto de 100 millones de dólares. Ahora es la segunda potencia mundial y supera los 13 billones de dólares de PIB. Un desarrollo incuestionable que va de la mano de una dura represión a cualquier tipo de disidencia interna. Todo bajo el paraguas de un partido con poder absoluto y que está dirigido por siete hombres mayores que nacieron en la década de 1950.

DE VIVIR EN UNA CUEVA A DIRIGIR LA SEGUNDA ECONOMÍA MUNDIAL
El poder en China se estructura en una sencilla pirámide estamental. Hay cinco órganos clave: el Congreso del Partido selecciona a 2.354 delegados de base que asisten al único cónclave político anual, la Asamblea Nacional Popular de Pekín, donde se ratifican y aplauden unas leyes ya decididas de antemano por los que realmente mandan, los 364 miembros del Comité Central, que supervisan varios órganos políticos ejecutivos nacionales. De este comité salen los 25 miembros del Politburó, condensado aún más el poder en una lista de siete personas que representan el Comité Permanente, al frente del cual está Xi Jinping, presidente de China y secretario general del Comité Central.

Desde la época de Mao Zedong, nadie había aglutinado tanto poder como Xi Jinping (67 años), que ha reforzado su sistema autoritario por encima de las democracias occidentales. Cuando llegó el momento de nominar a su sucesor, en 2018, Xi eliminó el límite de dos mandatos de cinco años, instituidos después de Mao, que se habían establecido para evitar que se formara un culto a la personalidad en torno a un líder.

Los departamentos de propaganda del partido llevan mucho tiempo intentando lanzar una imagen limpia y humana de su líder, tanto dentro como fuera de sus fronteras. Se vende la historia del hombre que vivió en una cueva y que ahora dirige la segunda economía mundial. Del líder que es un hombre común, que no ha tenido una vida fácil y que ha cavado con sus propias manos pozos buscando agua para su pueblo.

El hijo de un guerrero revolucionario purgado por Mao en la Revolución Cultural, que se sacó una licenciatura en Ingeniería Química y un doctorado en Derecho, es ahora un presidente vitalicio. Tras ascender al trono de Pekín en 2012, Xi ha ido consolidando su poder limpiando a su competencia del Gobierno con campañas anticorrupción. Cuenta con el aval de un crecimiento económico sin precedentes y la expansión de la Iniciativa de la Franja y la Ruta, que lleva una inversión de infraestructuras de 1,5 billones de dólares a más de un centenar de países.

Un par de años más joven que Xi es Li Keqiang, primer ministro chino y segundo hombre fuerte del PCCh desde 2013. Al igual que el presidente, Li también trabajó en una comuna agrícola durante la turbulenta Revolución Cultural. En su currículum figura un doctorado en Economía por la Universidad de Pekín. Hizo carrera en la Liga Juvenil Comunista China para acabar trabajando en los años 80 mano a mano con Hu Jintao, antes de que este se convirtiera en presidente.

Li ha sido secretario del partido en las provincias de Henan y Liaoning. El desarrollo económico de estas regiones bajo su mandato fue lo que le llevó de vuelta a Pekín con un asiento en 2007 en el Comité Permanente del Politburó. Un año después, fue nombrado viceprimer ministro. En ese momento, Li incluso estuvo en las quinielas para suceder a Hu Jintao como presidente de China.

El tercer del podio lo ocupa Li Zhanshu (71 años). Es la mano derecha de Xi Jinping, su principal ayudante y asistente. Y, sobre todo, su gran amigo dentro del Gobierno. Se conocen desde principios de los años 80 cuando coincidieron en la dirección de un condado de la provincia de Hebei. Li ahora tiene el cargo de presidente del Comité Permanente de la Asamblea Nacional Popular, la cabeza de facto del cuerpo legislativo.

La lista del Comité Permanente la sigue Wang Yang (66 años), presidente de la Conferencia Consultiva Política del Pueblo Chino. Con fama de reformador, Wang llegó a Pekín en 2013 con una amplia experiencia como líder provincial, especialmente aplaudidos son sus cinco años como secretario del partido en Cantón (2007-2012), donde logró que muchos pueblos de pescadores se convirtieran en grandes ciudades industriales.

En Shanghai nació hace 65 años el quinto hombre más poderoso de la política china, Wang Huning, director de la Central de Investigación Política. Es el intelectual del Gobierno, un académico considerado el ideólogo del "nuevo pensamiento", quien ha plasmado en los libros las ideas sobre el socialismo con características chinas que ha promulgado el presidente. Ya fue un hombre fuerte en los gobiernos de Jiang Zemin y Hu Jintao. Y es de los incondicionales que no faltan a las giras internacionales de Xi Jinping.

UNA CÚPULA DE HOMBRES MAYORES DE 60
El más joven del todos los miembros del Comité Permanente es Zhao Leji (64 años), secretario de la Comisión Central de Inspección Disciplinaria y encargado de las campañas anticorrupción del país. Es la persona que ha ayudado estos años al presidente Xi a hacer una limpieza de más de un millón de funcionarios de todos los niveles. La lista del poder chino la cierra Han Zheng (67 años), viceprimer ministro, que se hizo famoso al convertirse en la persona más joven en ser nombrado alcalde de Shanghai, con 48 años.

La cúpula del partido se formalizó por última vez en 2017 con cinco nuevos miembros. Todos hombres. Todos mayores de 60 años. Pero dentro de China se habló incluso de "rejuvenecimiento del poder" porque era la primera vez que ninguno de los miembros del Comité Permanente había nacido antes de la fundación de la República Popular China en 1949.

El próximo año se celebra el Congreso Nacional quinquenal y habrá una reorganización del liderazgo del Comité Central del partido. Según ha desvelado este fin de semana el diario South China Morning Post (SCMP), se espera que los funcionarios nacidos en la década de 1970, que componen una séptima generación de líderes, avancen al círculo de poder interno por la jubilación de los miembros más mayores. La cúpula de los siete seguirá siendo intocable, pero a una nueva generación de altos funcionarios con experiencia de mando a nivel provincial, le tocará dar un paso al frente.

En la lista de 13 futuros líderes chinos que facilita el SCMP, con buenas fuentes en Pekín, que tienen experiencia en la promoción del turismo, la gestión portuaria, la planificación urbana y el desarrollo de zonas de alta tecnología, sólo aparece una mujer: Guo Ningning (50 años), vicegobernadora de la provincia sureste de Fujian desde 2018. Es una economista que ha trabajado en el Banco de China y el Banco de Agricultura antes de unirse a la administración local. Es la única mujer miembro del PCCh nacida después de 1970 que ha alcanzado el rango de líder provincial.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino