Los principales riesgos para 2021

Los principales riesgos para 2021

Cada año, la consultora Eurasia Group publica una lista de los principales peligros geopolíticos para los meses siguientes. En esta oportunidad, el listado incluye al Covid-19, la crisis en América Latina y la competencia entre Estados Unidos y China.

1. Integridad de las instituciones políticas estadounidenses
Casi el 50% de EE.UU. ve como ilegítimo el mandato de Biden

El demócrata Joe Biden ganó las elecciones presidenciales del 3 de noviembre y será investido como el 46º Presidente de Estados Unidos el próximo 20 de enero. Pese a que recibió 306 votos electorales y más de 80 millones de votos populares -la mayor cantidad de votos que cualquier candidato presidencial en la historia de Estados Unidos- Donald Trump se ha negado a reconocer la victoria de su contrincante y declara que la elección fue robada. Esta reacción es única en la historia de EE.UU., lo que muestra lo dividido que se ha vuelto y seguirá estando el país.

2. Covid-19
Impacto de la pandemia en la estabilidad y economía global

El 2021 empezó con noticias esperanzadoras en este aspecto, gracias a la aprobación de varias candidatas de vacunas contra el coronavirus. Así, ciudadanos de todo el mundo se muestran optimistas de que sus vidas podrán volver a la normalidad a mitad de año. Sin embargo, ni el virus ni su impacto desaparecerán una vez que empiecen las campañas de vacunación más amplias. Los países tendrán dificultades para cumplir con los plazos de inmunización, y la pandemia los dejará endeudados, con muchos trabajadores sin empleo y una pérdida de confianza importante en las autoridades.

3. Clima
La política climática pasa de la cooperación a la competencia

El año pasado fue el más caluroso registrado en el planeta Tierra, lo que indica que la situación climática se ha agravado. En este contexto, los gobiernos y las empresas han anunciado nuevas políticas para abordar la creciente crisis.

De esta manera, China, la Unión Europea, Reino Unido, Japón, Corea del Sur y Canadá se comprometieron a cumplir objetivos de emisiones netas cero en toda la economía para mediados de siglo, mientras que empresas e instituciones financieras mundiales han establecido sus propios objetivos en este aspecto, los que son igualmente ambiciosos.

4. Tensiones entre EE.UU. y China
La contingencia actual complicará las relaciones

Aunque se espera que tras la salida de Trump de la Casa Blanca la relación entre Estados Unidos y China no sea tan abiertamente conflictiva, enfrentará nuevos desafíos. Pese a que ambas potencias buscarán frenar las tensiones, este deseo de estabilidad se verá contrarrestado por tres factores nuevos: la intensificación de la diplomacia de las vacunas, el esfuerzo de Estados Unidos por reclutar aliados y la competencia detecnología climática. Los autores advierten que, a fin de cuentas, este año se observará una rivalidad entre ambos tan intensa como la del año pasado, lo que es muy peligroso.

5. Reconocimiento de datos globales
El freno al flujo de datos dificultará el comercio digital

El caso de China solía ser atípico al hablar de controlar el flujo de información digital. Sin embargo, ahora su enfoque parece ser la norma. Según el informe, una desaceleración o la detención del flujo de datos confidenciales a través de las fronteras alterará los modelos comerciales que dependen de los flujos libres. Uno de los casos más notorios será entre Estados Unidos y China, donde los datos serán un importante campo de batalla en la guerra fría tecnológica en la que se encuentran, que continuará bajo el mandato de Biden.

6. Ciberconflicto
El statu quo inestable en el ciberespacio será difícil de mantener

La combinación de dispositivos más vulnerables, la ausencia de una diplomacia eficaz al respecto y un mayor énfasis en las respuestas cibernéticas significan que el statu quo inestable del ciberespacio será difícil de mantener este año. No existe un factor que aumente el riesgo de un punto de inflexión cibernético, porque el ámbito digital es demasiado impredecible. Sin embargo, una combinación de riesgos de baja probabilidad pero alto impacto hace que el ciberconflicto cree en 2021 un riesgo tecnológico y geopolítico sin precedentes.

7. Turquía
Las políticas monetarias adoptadas por Erdogan no serán duraderas

Aunque Turquía evitó por poco una crisis financiera a fines del año pasado, la solución de Ankara fue provisoria, y los expertos creen que no durará todo el año. El Presidente Recep Tayyip Erdogan aprobó un cambio hacia una política monetaria más ortodoxa a fines de 2020, con medidas promercado y el nombramiento de un nuevo equipo. Cuando retroceda en los cambios, la base política del mandatario turco estará entre las más golpeadas por las tasas más altas, ya que las restricciones financieras afectarán la red de patrocinio de su partido y las pequeñas y medianas empresas en las que se basa su apoyo.

8. Medio Oriente
La escasez de petróleo les pasará la cuenta

El colapso de la demanda mundial de energía en medio de la pandemia hizo que los países productores de Medio Oriente y África del Norte afrontaran un 2020 complicado, y este año será peor. Los precios de la energía se mantendrán bajos, poniendo más presión sobre los gobiernos que ya estaban inestables antes de que llegara el coronavirus. Muchos de ellos intentarán recortar gastos, dañando al sector privado incipiente y aumentando el desempleo. Además, las protestas en estas zonas se intensificarán y las reformas se atrasarán. Irak es uno de los países que enfrenta mayores desafíos, ya que el petróleo representa el 90% de los ingresos del gobierno.

9. Europa sin Merkel
La partida de la canciller alemana complica al continente

Los autores aseguran que sin las habilidades políticas de Merkel, la Unión Europea se habría enfrentado a una división interna sin precedentes. Esto habría puesto en juego la recuperación económica del continente, poniendo mucha más presión sobre el Banco Central Europeo.

De hecho, pese al daño que ha causado la pandemia, esta ha logrado impulsar la figura de Merkel. La canciller alemana preparó el escenario para que la Unión Europea asegurara su histórico fondo de recuperación de US$ 750 mil millones, lo que significó el mejor uso de la pandemia como una oportunidad política para fortalecer el multilateralismo.

10. América Latina
Las crisis en la región se agudizarán tras la pandemia

Los problemas políticos, económicos y sociales que enfrentaban los países antes de la pandemia se agudizarán. No habrá disponibilidad de vacunas para la población general hasta la segunda mitad del año. Además, se vienen elecciones legislativas en Argentina y México y presidenciales en Chile, Perú y Ecuador. Estos países enfrentan un deterioro fiscal a causa de un mayor gasto para mitigar el impacto económico de la pandemia. Dado el aumento de la pobreza, la creciente desigualdad y el desempleo, las autoridades no están dispuestas a tomar decisiones políticamente costosas, como disminuir el gasto en servicios sociales.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino