Los países europeos terminan sus misiones de evacuación

Los países europeos terminan sus misiones de evacuación

16:26 - Europa estudia otras vías para seguir rescatando a refugiados afganos a través de países vecinos

Los países europeos abandonan Afganistán. Todo indica que EEUU será el único país occidental que mantenga su presencia militar en el país hasta el 31 de agosto. El doble atentado perpetrado este pasado jueves en Kabul ha complicado aún más la última fase de los trabajos evacuación de los países europeos que durante estos días han intentado auxiliar al máximo número de afganos posible, en su mayoría colaboradores que durante los 20 años de presencia del país han trabajado para las potencias occidentales y cuyas vidas corren peligro ante posibles represalias de los talibanes. Francia y Reino Unido son los dos países que más han dilatado sus respectivos puentes aéreos que dejarán ya hoy de estar operativos. Este fin de semana comienza ya una nueva era en el país centro asiático sujeto a muchos interrogantes y pocas certezas, aunque los países europeos están explorando otras vías de salida para seguir rescatando a aquellos demandantes de asilo que no han podido ser evacuados por la premura de la salida y la dificultad para llegar el aeropuerto.

Aunque técnicamente la fecha pactada entre EEUU y los talibanes para la salida de las tropas en el país expira el próximo día 31, la ministra de Defensa belga, Ludivine Dedonder desveló este pasado miércoles en una entrevista con varios diarios belgas que la Administración estadounidense había pedido en privado al resto de los países que finalizasen sus evacuaciones desde Afganistán el día de hoy como muy tarde y no esperasen hasta finales de mes, ante el peligro de que los talibanes cumpliesen sus amenazas o de un baño de sangre ante posibles atentados yihadistas de Daesh, tal y como al final acabó sucediendo este pasado jueves.

Países como Bélgica, Holanda, Dinamarca, Polonia y Hungría ya habían decidido clausurar sus tareas de evacuación antes del doble ataque en Kabul mientras Alemania anunció el fin de la operación de rescate tras el atentado. París y Londres aseguran que los terroristas de Daesh no han tenido nada que ver con el fin de sus respectivos procesos de evacuación y que se han limitado a cumplir sus planes iniciales, a pesar de una de las explosiones del jueves tuvo lugar en las inmediaciones del hotel Baron, el lugar elegido por la delegación británica para procesar las solicitudes de asilo antes de embarcar en las aeronaves.

A pesar de esto, resulta difícil hablar de triunfo. El secretario de Defensa, Ben Wallace, reconoció ayer por la mañana que probablemente unos 1.100 refugiados no podrán ser rescatados por parte de Reino Unido, en la mayoría de los casos porque estas personas no han podido llegar al aeropuerto de Kabul. “El hecho más triste es que no podremos sacarlos a todos”, admitió. Según los últimos datos, los aviones militares británicos han conseguido salvar a más de 13.000 británicos y afganos desde que comenzó el puente aéreo hace dos semanas.

Reino Unido es el país, tras EEUU, con un mayor número de tropas en Afganistán y, por eso, esta desbandada de las potencias occidentales tras el sorprendente y fulminante triunfo talibán resulta un tema especialmente delicado. Londres no quiere dar la impresión de que se lava las manos y deja a estas personas a su suerte y promete seguir explorando otras vías. “Les daremos consejos sobre cómo protegerse y cómo pueden llegar a un país vecino, donde podrán ser capaces de pedir su traslado a Reino Unido”, explicó Wallace.

El resto de países europeos también confía en poder seguir trasladando desde países limítrofes a aquellos demandantes de asilo que ya han sido clasificados como aptos, pero no han podido embarcar. Alemania incluso ha negociado con los talibanes la posibilidad de continuar las labores de rescate con aviones civiles a partir del día 31, pero las amenazas de ataques terroristas por parte de Daesh -enemigo acérrimo de los talibanes- dificulta esta posibilidad

El día 31 de julio, la presidencia eslovena ha convocado de urgencia a los ministros de Interior de la UE para analizar la crisis de refugiados afgana. El propósito de los Veintisiete es evitar llegadas masivas de demandantes de asilo como las sucedidas en 2015 procedentes de Siria. Por eso, el club comunitario pretende negociar con países como Pakistán e Irán para que acojan a los migrantes afganos a cambio de dinero, en una réplica del pacto con Turquía firmado en 2016 y que consiguió reducir de manera drástica las llegadas a suelo europeo a través de las islas griegas.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino