Los mercados dan aire a Argentina y alertan al resto de los emergentes

Los mercados dan aire a Argentina y alertan al resto de los emergentes

El dólar estadounidense frena su escalada ante el peso tras la fuerte alza de tipos

El test ha sido superado, al menos de momento. Argentina actuó de forma contundente y rápida la semana pasada para frenar el desplome del peso y la fuga de capitales y los mercados le concedieron la tregua que buscaba. El brutal endurecimiento de la política monetaria –los tipos de interés pasaron del 27% al 40% en tan sólo una semana–, junto con las medidas para reducir más rápidamente el déficit público, enviaron las señales esperadas por los inversores: el Gobierno de Mauricio Macri y el Banco Central de Argentina no se quedarán con los brazos cruzados.

Ayer, el dólar se cambiaba por debajo de los 22 pesos y todo parecía relativamente tranquilo. Nicolás Dujovne, ministro de Economía, había dicho a última hora del domingo que “el peso puede fortalecerse o debilitarse, pero la idea es que haya menos volatilidad”. Y el lunes no trajo, efectivamente, ninguna catástrofe. El peso aguantó y el Merval, principal índice de la bolsa argentina, caía ayer casi un 1,5% cerca del cierre, lo que los analistas atribuían al encarecimiento de la financiación de las empresas cotizadas.

Pero este coste estaba descontado. Antes de la fuerte reacción combinada del alza de tipos y los ajustes, el dólar se había apreciado un 17% frente al peso desde principios de año. El motivo, la doble presión al alza sobre el precio del dinero en Estados Unidos derivada de las subidas de tipos por parte de la Reserva Federal y el mayor gasto en infraestructuras y la rebaja fiscal de la Administración Trump. “Los mayores tipos presionan sobre todo a los tipos a corto plazo, mientras que la política económica lo hace sobre los tipos a largo”, explica Pedro Videla, profesor del Iese.

Los expertos dicen que lo ocurrido es una llamada de atención y descartan por ahora una tormenta mundial

Según este experto, lo sucedido en Argentina tiene toda la lógica del mundo. “El tsunami de liquidez de la última década se ha acabado y la operación drenaje lleva consigo también el fin del carry trade”, que es la operativa por la que los inversores vendieron dólares para invertir en deuda nominada en pesos u otras divisas, en busca de una mayor rentabilidad. Los tipos de interés de Estados Unidos impulsan el retorno de capitales, que puede ser imparable.

Por eso, hay quien piensa que lo sucedido en Argentina es tan sólo un primer capítulo y que vendrán más. “Es, por lo menos, una llamada de atención, pero no va a ser la última”, avisa Alberto Roldán, director de GBS Finance. En Turquía, otro de los países que el mercado ve como vulnerables, la lira turca ha perdido un 7% de su valor frente al dólar desde principios de año. “Es el eslabón más débil porque tiene un déficit fiscal del 2,5% sobre el PIB, un déficit de la balanza de pagos del 6% y, pese a que la inflación está al 11%, los tipos aún permanecen en el 8%, lo cual es insostenible”, añade Roldán.

La cuestión, tanto para Turquía como para Argentina y otros emergentes, es si el dólar continuará su senda ascendente. Y todo parece indicar que sí. ¿Cómo responder a esto? La única forma que tienen los estados afectados para hacer frente a una crisis a gran escala es propiciando confianza. “Si quieres evitar una fuga de capitales tienes que ofrecer una buena rentabilidad, pero también ser creíble y eso implica, normalmente, disciplina fiscal y reformas”, comentan desde la mesa de tesorería de un gran banco de inversión.

Con todo, puede no ser suficiente. Como siempre, el mercado es el que decide y en una circunstancia como la actual, de cambio de condiciones de juego, hay que valorarlo todo. “Los inversores del entorno dólar afrontan un doble riesgo: el soberano y el de tipo de cambio y ambos están directamente relacionados con la confianza”, insiste la misma fuente. La cuestión es quién la merece. Warren Buffett suele decir que “cuando baja la marea es cuando se ve quién está desnudo”. En los mercados también está vigente la ley de la gravedad.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino