Los cerdos que valen millones: ¿qué implica el negocio entre China y Argentina?

Los cerdos que valen millones: ¿qué implica el negocio entre China y Argentina?

El Gobierno de Alberto Fernández anunció que está negociando con China un acuerdo comercial multimillonario para instalar granjas intensivas de cerdos en el norte argentino. El acuerdo supondría un aumento explosivo de la producción de carne porcina y, según los ambientalistas, de la contaminación de tierra y agua, y maltrato animal.

El 6 de julio Cancillería argentina anunció que junto al Ministerio de Agricultura de China el Gobierno está avanzando en un proyecto de producción de carne porcina de inversión mixta entre empresas chinas y argentinas.

"La Argentina alcanzará 900.000 toneladas en cuatro años y en un proceso prudente, supervisando las buenas prácticas e incorporando tecnología de punta para reducir el impacto medioambiental", se lee en el comunicado.

El periodista de agro argentino Matías Longoni, que está a favor del proyecto, señaló a Sputnik que "se habla de que van a instalar 20 granjas en total en un mediano plazo. Cada una de las granjas tendría entre 12.000 y 15.000 madres, y frigoríficos integrados". Argentina estaría "casi duplicando su producción de carne porcina, las 800.000 toneladas actuales podrían llevarlas a 1,6 millones de toneladas", agregó.

Con el excedente, Longoni opina que Argentina podría incentivar el consumo interno, "pero básicamente toda la producción estaría orientada a suplir a China".

"En vez de exportar soja para que los chinos engorden los chanchos allá, los engordamos acá. En vez de exportar un producto de 300 dólares por tonelada, exportamos carne porcina que vale 3.000 dólares la tonelada", explicó Longoni.

La Asociación Argentina de Productores Porcinos estima que se trata de una inversión total de entre 2.500 y 3.000 millones de dólares, según los números citados por Longoni. Sin embargo, las estimaciones del Ejecutivo son mayores, según iProfesional manejan una cifra de 5.000 millones de dólares.

La iniciativa ha despertado las protestas de los ambientalistas, quienes se nuclearon bajo la consigna "No queremos transformarnos en una factoría de cerdos para China, ni en una fábrica de nuevas pandemias".

¿En qué consiste el proyecto?
China apunta a recuperar el stock de carne porcina que perdió tras el sacrificio de cerdos que realizó en 2019 tras un brote de peste porcina africana. Para evitar su propagación, las autoridades sanitarias chinas mataron al 40% del ganado porcino. La posterior escasez de productos derivó en la decisión de invertir en granjas para criar los animales fuera de China.

"Actualmente la Argentina produce cinco kilos [de carne porcina] de cada 1.000 que se producen en el mundo. Con este acuerdo llegaríamos a 12, mientras que, por ejemplo, España ya produce 38 de cada 1.000 y Estados Unidos 160, por lo tanto estamos lejos de ser una marca de cerdo en el mundo", dijo a iProfesional Jorge Neme, secretario de Relaciones Económicas de Cancillería.

Según Longoni, la intención del Gobierno es que las granjas se radiquen en "zonas un poco favorecidas económicamente, zonas agrícolas pero más marginales", donde haya acceso a maíz, que su utiliza para alimentar a los cerdos. Podrían ser Chaco, Salta, Tucumán, Santiago del Estero.

¿Por qué los ambientalistas están en contra?
Los ambientalistas advierten que hacinar animales en grandes granjas industriales podría desatar la propagación de nuevos virus altamente contagiosos y generan focos de contaminación. Además, denuncian que ese modelo agroindustrial es cruel e insustentable.

En el blog Pacto Ecosocial y Económico, donde se juntan las adhesiones a la detracción del proyecto, se explica que en los criaderos industriales los animales son sometidos a aplicaciones de una cantidad de antibióticos y antivirales para prevenir las enfermedades y engordarlos rápidamente.

"Se convierten en un caldo de cultivo de virus y bacterias resistentes. Una vez que un microorganismo muta, se fortalece y puede provocar nuevas infecciones con daños incalculables. Como consecuencia, hay que tomar medidas como el confinamiento de una gran parte de la población mundial o la matanza de miles de millones de animales", aseguran.

Los ambientalistas advierten sobre otro punto crucial para el bienestar social: la salud de la población. Aseguran que la instalación de las granjas pone en riesgo la salud colectiva, al igual que en 1996 la puso la introducción de soja transgénica, proyecto encabezado por el actual canciller, Felipe Solá, en ese entonces secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca.

"Esas semillas solo crecen en combinación con un paquete de venenos aumentando el uso de agrotóxicos en un 1.400 % en casi 25 años de agronegocio transgénico. Esa soja que hoy ocupa el 60% de la tierra cultivada del país, que empuja el desmonte en las provincias del norte volviéndonos uno de los 10 países con más deforestación del mundo, y que luego es exportada a países como China para alimentar animales como los cerdos", se lee en la proclama.

Sobre el riesgo de que la cría de cerdos conlleve la aparición de enfermedades, Longoni aseguró que "por supuesto que implica un riesgo pero si se hacen bien las cosas y hay controles y funciona todo como debería funcionar, no tendría por qué crecer ese riesgo".

A su vez, remarcó que Argentina "no tiene ninguna de las principales enfermedades porcinas a nivel global, es un territorio bastante alejado", y que la genética que se podría llegar a necesitar para el proyecto se importaría de países que están autorizados por el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria. "China no está ahí, con lo cual no van a entrar animales enfermos provenientes de China", aseguró.

Además, indicó que "según las autoridades sanitarias el mayor riesgo [de que llegue la gripe porcina africana a Argentina] está en tráfico de hombres, no en la genética porcina. Han detenido gente con patitas de chancho que venían de China para regalarle a sus familiares. Ahí puede estar el virus, no en la genética. Entonces exagerar la situación es de mala leche [mal intencionado]".

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino