Leopoldo López: "Yo no quería salir de Venezuela. Pero volveré y liberaremos el país"

Leopoldo López: "Yo no quería salir de Venezuela. Pero volveré y liberaremos el país"

16:34 - El ex preso político del chavismo y, en la actualidad, Comisionado Presidencial para el Centro de Gobierno del presidente encargado Juan Guaidó, da una rueda de prensa en Madrid tras huir de Venezuela

Ni su mujer, ni su padre, ni su abogado, ni otros disidentes venezolanos. Tras años siendo su altavoz en territorio español, este martes ha sido el propio Leopoldo López, ex preso político del chavismo y hoy en calidad de Comisionado Presidencial para el Centro de Gobierno del presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, quien se ha dirigido directamente a los medios para arrojar luz sobre las dudas e incógnitas en torno a su huida.

Arropado por los suyos (entre el público se encontraba su mujer, sus padres, sus hijos y el embajador de Juan Guaidó en España, Antonio Ecarri Bolívar, y Yon Goicoechea) y ante una gran expectación a un lado y otro del charco, López ha explicado sus planes. Ha entrado sonriente, junto Lilian Tintori, y una bandera de Venezuela, y ha señalado en sus primeras palabras: "Yo no quería salir de Venezuela, siempre lo dije, se lo dije a mi esposa que lo dijera en mi nombre, las circunstancias me llevaron a tener que salir". Sin embargo, López ha asegurado que va a regresar para "construir la mejor Venezuela" y subrayó que "estamos convencidos de que Venezuela será libre".

López no ha ofrecido ningún detalle de cómo se orquestó su salida de Venezuela, ni por qué vía se produjo, sólo ha señalado que su plan lo sabían cinco personas y que ni siquiera lo conocía su mujer. En cuanto a la llegada discreta al aeropuerto de Madrid, ha señalado que se trataba de una sorpresa para sus hijos. "Llegué en avión comercial, pedí que me pudieran sacar discretamente, lo que tenía más ilusión es dar una sorpresa a mis hijos". Tampoco ha dado el detalle de en qué estatus se encuentra en estos momentos en España. "No tengo mayor precisión sobre ello. Si me toca la condición de refugiado, lo que me permita estar en España, salgo para trabajar, para llevar la voz de quien hoy no pueda llevarla", ha agregado.

Ha mandado su agradecimiento al embajador Jesús Silva y ha aplaudido su labor, le ha considerado "un gran diplomático que supo llevar de manera firme la política de su país y la firmeza que debía tener con la causa de Venezuela".

Como ya dijera en redes sociales tras salir del país: "Desde este nuevo terreno de lucha, continuaremos cumpliendo de manera inquebrantable con las responsabilidades asignadas como Comisionado para el Centro de Gobierno del Gobierno Interino de Venezuela". Y hoy ha dividido en tres puntos su labor fuera del país: "Promover, impulsar que en Venezuela se pueda materializar una elección presidencial libre, justa, verificable; hacer que los responsables de las violaciones de derechos humanos puedan ser sometidos a la Justicia internacional, ahí están los mecanismo y los informes, ahora nos toca llevar toda esa precisión con la que se han identificado los delitos a la Corte Penal Internacional; tercero, nos dedicaremos a buscar todos los mecanismos para poder aliviar el sufrimiento de nuestro pueblo, garantizar la ayuda humanitaria y económica en una de las crisis más profundas que hoy se están viviendo en el planeta entero".

También insistió en parte del mantra que suele pronunciar Juan Guaidó. Ha instado a unas elecciones "presidenciales libres, justas y verificables, que sea el pueblo venezolano el que dé su voz sobre el destino de su país".

"La unidad política es una prioridad", ha añadido.

Reunión con Pedro Sánchez

Respecto al encuentro con Pedro Sánchez, en Ferraz, que no ha sido en calidad de presidente sino como líder del PSOE, ha señalado que ha sido "cordial" y que ha visto a Sánchez con "mucha empatía" en cuanto a la determinación de celebrar unas elecciones libres. En un mensaje hacia otras formaciones que componen el Gobierno y que no son afines a la oposición venezolana, ha sido optimista: "Tengo la más profunda convención de que la causa de Venezuela tiene que ser arropada por cada uno de los partidos que crean en la democracia".

"En la reunión me quedó muy clara la posición de Sánchez de Maduro" y ha apuntado a que "el presidente va a ser proactivo y nos va a ayudar a liderar este proceso de liberación de nuestro pueblo". Sobre el encuentro también ha dicho que ni España ni Europa "van a poder reconocer las condiciones del 6-D".

Al presidente le planteó "la posibilidad de promover las sanciones a los violadores de derechos humanos en Venezuela". E hizo referencia a la lista de 56 personas a la que ya apuntó el último informe de la ONU para que "sean sancionados por Europa" y "se pueda promover una estrategia muy clara y que permita que las sanciones puedan impulsar el cambio en Venezuela".

Preguntado por si tenía algún compromiso con el Gobierno de no hacer declaraciones, ha aclarado que "no hay compromiso con nadie, de no dejar de hablar de nada y les hablaré siempre con la mayor apertura".

Respecto a los que han apuntado que con su salida se establece un Gobierno interino en el exilio, ha sido rotundo: "Mi salida no tiene ningún impacto de que se va a organizar un Gobierno en el exilio".

En cuanto a la postura adoptada por Henrique Capriles de cara a los comicios sólo dijo que es "distinta" a la suya, pero que ya quedó claro que el 6-D es un "fraude", en referencia a que el que iba a ser candidato presidencial finalmente se desmarcó.

Detrás de Leopoldo López, quien tiene pensado realizar una gira internacional en la medida que se pueda por la pandemia, lucía la bandera venezolana y el logotipo del Gobierno encargado, del que forma parte.

Alrededor de 50 medios estaban congregados de manera presencial y el Gobierno de Juan Guaidó retransmitió la comparecencia por internet.

El diálogo

Además de calificar a Maduro de "asesino", ha aclarado que el diálogo fue enterrado varias veces por el jefe revolucionario. López ha mirado hacia la transición, la cual debe "tener que incluir a personas que han estado en las estructura de poder de la dictadura".

Aterrizaje en Madrid

El ex preso político más representativo del chavismo, Leopoldo López, aterrizó el domingo en Madrid con total discreción y sin que nadie pudiera captar el momento. El Gobierno español confirmó a través de un comunicado su llegada a nuestro país.

En España se encuentra gran parte de su familia. Fue su partido, Voluntad Popular, el que compartió en Twitter el instante más esperado para López: el abrazo a su esposa, Lilian Tintori, y a sus tres hijos. A través de la misma red social, su padre también hizo pública su alegría: "Muy feliz de reunirme con mi hijo en Madrid y disfrutar su libertad en compañía de la familia. Gracias a España por su apoyo consecuente a los principios democráticos". Leopoldo López Gil, quien llegó a nuestro país en 2014, ha denunciado en múltiples ocasiones no sólo la situación de su hijo, también la de los ciudadanos venezolanos. Unas demandas que lleva hasta el seno de la Unión Europa gracias a su puesto de eurodiputado por el Grupo Popular Europeo.

Las represalias y los cruces de acusaciones llegaron poco después de la marcha de López. Hubo arrestos y registros en su círculo cercano y en la legación española, lo que fue criticado por el Ejecutivo español. Después, el Gobierno de Maduro acusó a España de participar en la fuga del ex preso político y Nicolás Maduro relevó al general Néstor Reverol del Ministerio de Relaciones Interiores, Justicia y Paz.

López no es el único político venezolano que en los últimos años ha decidido escapar. Ya lo hicieron el ex alcalde de Caracas, Antonio Ledezma, o Lester Toledo, actual coordinador de Ayuda Humanitaria de Juan Guaidó. El propio presidente encargado consiguió salir de Venezuela a principios de año para realizar una gira internacional, en la que pudo entrevistarse con líderes europeos como Boris Johnson, Angela Merkel y Emmanuel Macron. No pudo hacerlo con Pedro Sánchez. Sí le recibieron con honores la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel García Ayuso, y el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida. Ambos dieron la bienvenida a España al ex preso político el pasado fin de semana a través de las redes sociales. Después, Guaidó regresó a Venezuela tras aquel periplo mundial.

López estuvo tres años y medio en la cárcel militar de Ramo Verde y en arresto domiciliario casi dos años, después se refugió en la legación español el 30 de abril en calidad de "huésped". Sobre López pesa una condena de 14 años incitación pública a la violencia.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino