Laya dice que España no renuncia a la soberanía de Gibraltar aunque la mantendrá Reino Unido

Laya dice que España no renuncia a la soberanía de Gibraltar aunque la mantendrá Reino Unido

La ministra de Exteriores ha desgranado en el Congreso el pacto inicial para el encaje del Peñón en Europa tras el Brexit

«Si no era ahora, ¿cuándo?». Esa es la pregunta que el senador Rubén Moreno, del PP, le ha hecho en un par de ocasiones a la ministra de Exteriores, Arancha González Laya, esta mañana en el Congreso. Hasta allí ha ido la titular de la cartera para defender el preacuerdo con Reino Unido para el encaje de Gibraltar tras el Brexit y allí ha afirmado que España «no renuncia» ni a la soberanía ni a la cosoberanía del Peñón. Pese a ello, en este trato inicial todo sigue igual en ese apartado y la soberanía más allá de la verja sigue en manos de Reino Unido.

«No hemos renunciado a la soberanía y por lo tanto no hemos renunciado a la cosoberanía», ha repetido la ministra, quien sin embargo ha expuesto, ante esta clásica reclamación española, que «no nos podemos quedar otros 300 años ahí». Laya ha subrayado que, a su juicio, es mejor «traducir» esa no renuncia «en beneficios concretos» para ciudadanos y empresas: «Y es ahí donde el tratado fiscal y el principio de acuerdo da un paso adelante».

Después de que el preacuerdo suscrito a última hora y a fin de año se filtrara, pocas incógnitas quedaban sobre la mesa. No obstante, Laya ha comparecido esta mañana ante la comisión mixta para la Unión Europea de la Cámara Baja para ahondar un poco más en las bases acordadas sobre las que se debe tejer la futura relación con Gibraltar y que todavía deben tomar forma en Bruselas en el marco de las negociaciones entre la Unión Europea (UE) y Reino Unido.

Para poner en valor el preacuerdo al que llegaron Madrid y Londres, Laya ha optado por dibujar el escenario hipotético alternativo. «La verja hubiese sido el único Brexit duro de toda la UE», pronosticó la titular de Exteriores, que acto seguido pasó a enumerar algunos de los puntos más destacados del preacuerdo.

¿El fin de la verja?
En este sentido, Laya incidió en que España tendrá el control de la frontera Schengen, que Gibraltar tendrá que adecuarse al régimen aduanero europeo si quiere que finalmente se materialice lo pactado, o que productos que tradicionalmente problemáticos -como el tabaco, alcohol o combustible- tendrán que someterse también a las reglas impositivas de la Unión.

De igual modo, la ministra enfrió a los más optimistas. La verja que separa ambos territorios no desaparecerá de un día para otro. Laya subrayó que para que se dé esa situación deben cumplirse otros dos condicionantes: un acuerdo entre la UE y Reino Unido sobre Gibraltar y la constatación de que se cumplen las condiciones Schengen. «Cuando esto se cumpla, se levantará la verja. No antes ni después», apuntó Laya. Todavía queda mucho para eso.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino