Lavrov: Berlín confirmó que Navalni tuvo acceso a archivos sobre Putin

Lavrov: Berlín confirmó que Navalni tuvo acceso a archivos sobre Putin

14:54 - Alemania confirmó que había otorgado al bloguero opositor ruso Navalni acceso a sus archivos que contienen información sobre el presidente ruso, Vladímir Putin, para que pudiera hacer investigación sobre el supuesto palacio del mandatario en la ciudad rusa Gelendzhik, declaró el ministro ruso de Asuntos Exteriores, Serguéi Lavrov.

"Quiero destacar un momento concreto, en esta película Navalni visita el edificio de la antigua residencia de la inteligencia soviética en Dresde y junto con ciertos compañeros alemanes muestra a los espectadores materiales de una carpeta, la que presenta como 'archivo personal de Putin'", dijo Lavrov citado por la Cancillería rusa.

Agregó que "está claro que es imposible entrar en este edificio y tanto más recibir acceso a ciertos archivos sin cooperación con autoridades de Alemania, probablemente con sus servicios secretos".

"Esto por sí solo deja suficientemente claro el trasfondo de toda esta historia y el papel que jugó y juega Occidente a lo largo de su promoción en el espacio mediático internacional", subrayó el canciller.

Añadió que Moscú se preguntó cómo los autores de la películina recibieron acceso al expediente de archivos alemanes, que según ellos pertenece a Putin, sin el consentimiento del presidente.

"Solicitamos explicaciones del Ministerio de Asuntos Exteriores de Alemania, desde donde nos informaron unos días después que el acceso de Navalni a los materiales había sido aprobado por el departamento alemán correspondiente, y no había ningún secreto en los materiales entregados", dijo Lavrov.

Subrayó que esta respuesta "no requiere comentarios".

A finales de enero, Navalni publicó un vídeo que contiene una investigación sobre un lujoso palacio ubicado en la costa de Gelendzhik, presuntamente construido para Putin.

El área de la residencia es de 17.700 metros cuadrados, y el territorio de todo el terreno es de 68 hectáreas. El costo total de la construcción se estima en alrededor de 100.000 millones de rublos (unos 1.400 millones de dólares).

Putin declaró que no vio el vídeo pero echó un vistazo a las imágenes que le pasaron sus asistentes.

El líder ruso subrayó que nada de lo mencionado en la investigación es propiedad suya o de sus parientes y nunca les ha pertenecido.

Según Putin, la investigación de Navalni sobre el palacio es un montaje que busca lavarle el cerebro a los ciudadanos.

Por su parte, el empresario ruso Arkadi Rotenberg afirmó ser el dueño del complejo, que planea convertir en un apartotel en 2023.

Tema de Navalni, el principal en el diálogo Rusia-UE

Occidente intenta convertir el tema del bloguero opositor Navalni en uno de los principales en el diálogo con Rusia, declaró Lavrov.

"Países occidentales intentan convertir el tema de Navalni en uno de los principales en el diálogo con nuestro país", dijo.

El ministro ruso recordó que la Fiscalía General de Rusia solicitó al Ministerio de Justicia de Alemania toda la información sobre los resultados de las investigaciones realizadas por los servicios alemanes, así como "todas las pruebas relacionadas con el caso".

"A pesar de que nuestras solicitudes se presentaron en plena conformidad con una serie de las convenciones sobre la asistencia jurídica, incluida la Convención sobre las Armas Químicas, no se nos proporcionó información sustancial alguna", afirmó.

Lavrov precisó que Alemania se negó a entregar a Rusia los documentos médicos de Navalni, su expediente médico y los análisis de laboratorio realizados. En principio, según el canciller ruso, Berlín decía que se trataba de información secreta, "porque su publicación permitiría a Rusia entender cuáles son los conocimientos que tiene la Bundeswehr en el ámbito de las armas tóxicas".

Luego, continuó Lavrov, las autoridades alemanas alegaron que no podían traspasar la información personal sobre Navalni a Moscú porque el propio opositor se opone a ello.

En opinión del ministro ruso, el secretariado técnico de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) realizó "unos procedimientos poco transparentes para asistir a Alemania" en el análisis de las sustancias encontradas en el cuerpo de Navalni.

"Como resultado, declaró que las conclusiones de Berlín, París y Estocolmo eran ciertas, pero se negó a revelar la fórmula concreta de la sustancia supuestamente detectada en los biomateriales del paciente", apuntó Lavrov, al subrayar que se trata de una prueba clave en el caso, necesaria para abrir un expediente penal en Rusia.

El ministro ruso aseguró que Moscú está dispuesto a normalizar sus relaciones con la Unión Europea.

Durante la reciente visita del jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell, a Moscú, "en las negociaciones volvimos a reafirmar nuestra disposición a normalizar todo el conjunto de las relaciones con la UE, no sobre la base de exigencias unilaterales, sino de respeto e intereses mutuos", señaló.

El canciller ruso afirmó que no está de acuerdo con los comentarios hechos por Borrell al término de su vista a Moscú, según las cuales Rusia se estaría distanciando de la UE.

Según Lavrov, fue la UE la que desde 2014 "destruyó la arquitectura de los lazos con nuestro país, construida minuciosamente durante muchos años". Antes de ello, agregó, varios países insistieron en suspender los trámites para alcanzar el acuerdo de exención de visados para los ciudadanos de Rusia y la UE.

"¿Quién se distancia de quién? ¿Tal vez sea la Unión Europea la que se aleja de Rusia, del idioma y la cultura rusa?", planteó.

Navalni permaneció en Alemania desde finales de agosto de 2020, donde se sometió a un tratamiento después de haberse descompensado durante un vuelo doméstico en Rusia. Sin embargo, Moscú rechaza esta versión y la considera infundada. Además, pidió a Berlín que le entregue las pruebas correspondientes.

Por su parte, los médicos del hospital universitario Charité en Berlín, donde recibió tratamiento Navalni, afirmaron que el bloguero opositor fue envenenado. El 22 de septiembre Navalni fue dado de alta tras pasar en el hospital de Charité 32 días, 24 de ellos en cuidados intensivos.

Posteriormente, laboratorios de Alemania, Suecia y Francia, así como la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) confirmaron que Navalni fue expuesto a una sustancia análoga por sus características al Novichok.

Alemania, entre otros países de la Unión Europea, insiste en que Rusia investigue el intento de homicidio contra Navalni. Las autoridades rusas, por su parte, afirman que no cuentan con suficientes datos para abrir un expediente penal, y por ello presentaron ya varias solicitudes a Alemania para que proporcione la información necesaria.

El 18 de enero la Justicia rusa condenó al bloguero opositor a 30 días de prisión preventiva.

A Navalni se le imputan los delitos de estafa contra la empresa de productos de belleza Yves Rocher y apropiación ilícita de fondos de la maderera Kirovles. El opositor rechaza todas las acusaciones en su contra y las considera políticamente motivadas.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino