Lavrov afirma que Rusia cooperará con Occidente, pero en condiciones de igualdad

Lavrov afirma que Rusia cooperará con Occidente, pero en condiciones de igualdad

Rusia no busca la confrontación y menos aún el aislamiento, está abierta a cooperar con Occidente, pero en condiciones de igualdad, declaró el canciller ruso, Serguéi Lavrov, al intervenir en la Universidad de Relaciones Internacionales de Moscú (MGIMO).

"Nunca hemos buscado la confrontación ni el aislamiento, estamos abiertos a cooperar con los países occidentales si ellos cambian su actitud y dejan de pretender actuar desde posiciones de maestros que lo saben todo y son impecables, mientras que Rusia es un alumno que debe cumplir la tarea escolar. No se puede conversar en ese tono con nadie, y menos aún con Rusia", dijo.

También señaló que Occidente no quiere hablar con Moscú como con su igual y siempre exige que Rusia cambie su conducta. "Es un camino que no lleva a ninguna parte", constató.
Lavrov subrayó que Rusia está abierta a sostener un diálogo franco y constructivo, basado en el respeto de los intereses mutuos.

Las relaciones entre Moscú y Occidente empeoraron a raíz del conflicto en Ucrania y la reunificación de Crimea con Rusia tras el referéndum celebrado en marzo de 2014, en el que más del 96% de los votantes avaló esta opción.

Ese mismo año, Estados Unidos, la UE y otros países aprobaron varios paquetes de sanciones contra Rusia. Moscú respondió a las restricciones con un embargo alimentario.
La UE condiciona el levantamiento de las sanciones impuestas por la crisis bélica en el este de Ucrania —en el que, según Bruselas, supuestamente está implicada Rusia— a la implementación de los Acuerdos de Minsk, formulados para resolver el conflicto armado.

Rusia, a su vez, señala que no es parte del conflicto en Ucrania y tampoco es objeto de los Acuerdos de Minsk.
Moscú rechazó en numerosas ocasiones y calificó de infundadas las acusaciones de ciberataques y de injerencia en los asuntos internos de otros países, que le dirige Occidente.

Intervención de EEUU en los asuntos de otros países
Moscú califica como positivas las declaraciones del presidente de EEUU, Joe Biden, que se deben dejar de inmiscuir en los asuntos de otros países y celebra tal actitud, aseguró Lavrov.
El canciller recordó que Biden y el presidente de Francia, Emmanuel Macron, declararon casi simultáneamente, con un intervalo de uno a dos días, que se debe renunciar a la práctica de inmiscuirse en los asuntos internos de otros países con el fin de imponerles la democracia de índole occidental.

"Estamos celebrando estas declaraciones. Desde hace mucho instábamos a sacar lecciones de las aventuras en que se involucraban nuestros socios occidentales durante los últimos decenios", dijo.
También señaló que las conclusiones hechas por EEUU permiten esperar que en el planeta se forme un ambiente más tranquilo en el futuro.

El 30 de agosto Estados Unidos dio por concluida su misión militar en Afganistán y la retirada de sus tropas de este país.
Biden en su mensaje a la nación declaró que EEUU, al salir de Afganistán, pone fin a la era de los intentos de rehacer a otros países usando la fuerza.
Al comentarlo, Lavrov dijo: "Vamos a ver cómo estas promesas se plasman en la vida".

Seguridad de países de Asia Central
Garantizar la seguridad de los Gobiernos centroasiáticos tras la retirada de las fuerzas militares de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) de Afganistán, es primordial para Rusia en este momento, destacó Lavrov.

"Ahora, tras la salida de las tropas de la OTAN de Afganistán, para nosotros lo más importante es garantizar la seguridad de nuestros colaboradores, los Gobiernos de Asia Central, porque primero, ellos son nuestros compañeros de armas, y segundo, de esto depende la seguridad directa de las fronteras del sur de la Federación de Rusia", señaló.

El canciller ruso espera que se pueda llegar a un acuerdo que "promueva la creación dentro de Afganistán de las condiciones para formar un verdadero liderazgo nacional" y agregó que "ahora estamos trabajando activamente en esta dirección".

Asimismo, Lavrov resaltó que fue un gran error el intento de Occidente de aplicar en Afganistán un modelo de democracia igual que la suya.
"Cada Gobierno debe gestionar sus asuntos por su cuenta. Todos admitieron que imponer en Afganistán el mismo sistema que funciona en Occidente fue un gran error", subrayó Lavrov.

El ministro recordó que Afganistán desde siempre ha sido un país bastante descentralizado, donde los clanes y los diferentes grupos étnicos jugaron un gran papel "y la capital normalmente equilibraba todas estas relaciones".

"Decirles 'mañana tendréis elecciones, todos tendréis que votar y elegir un solo presidente que obtendrá determinados poderes' no es algo que inventaran los afganos, es lo que se les impuso. Una quemazón muy fuerte", añadió.

Los combatientes del movimiento talibán (proscrito en Rusia por terrorista) se hicieron con el control de buena parte de Afganistán en la primera quincena de agosto y el día 15 entraron en Kabul, retomando el poder tras dos décadas de intervención aliada, que llegó a su término la noche del 30 de agosto.

El presidente afgano, Ashraf Ghani, huyó del país y recibió asilo en los Emiratos Árabes Unidos.

Los talibanes dejaron claro que aspiran a un "traspaso completo" del poder, si bien anunciaron luego la disposición de negociar la creación de "un gobierno transparente, inclusivo e islámico".
Acuerdos de Minsk

El canciller ruso reafirmó que no hay alternativa a los Acuerdos de Minsk en la solución del conflicto en el este de Ucrania.

"No hay alternativa a los Acuerdos de Minsk para resolver la crisis en Donbás, lo proclaman todos sin excepción", enfatizó.

Rusia, agregó, no puede obligar a Ucrania a establecer la paz en su territorio ya que los Acuerdos de Minsk "no prevén ningún tipo de coerción" dado que fueron acordados y firmados de manera voluntaria y luego aprobados por el Consejo de Seguridad de la ONU, convirtiéndose así en parte del derecho internacional.

Lavrov indicó que es Occidente el que debe obligar a Ucrania a cumplir con sus obligaciones.

Desde abril de 2014, Ucrania lleva a cabo una operación contra las milicias en Donbás donde se proclamaron las repúblicas populares de Donetsk y Lugansk, en respuesta al violento cambio de gobierno ocurrido en febrero del mismo año.

Los Acuerdos de Minsk, suscritos en septiembre de 2014 y en febrero de 2015, sentaron las bases para una solución política al conflicto, pero no han derivado hasta ahora en el cese de la violencia.
Las hostilidades han dejado hasta la fecha unos 13.000 muertos, según estimaciones de la ONU.

Internacional

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino