Las sanciones congelan las relaciones entre la Unión Europea y Rusia

Las sanciones congelan las relaciones entre la Unión Europea y Rusia

15/10 Moscú califica de "paso hostil" el castigo de Bruselas contra el círculo de Vladimir Putin por el envenenamiento del opositor Alexei Navalny

Las relaciones entre la Unión Europea y Rusia vuelven a su nivel más gélido después de una nueva tanda de sanciones de la UE contra el círculo más próximo a Vladimir Putin. Es el castigo europeo por el envenenamiento del opositor ruso Alexei Navalny.

El portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov, dijo ayer que las sanciones impuestas por la Unión Europea contra el entorno del presidente ruso, Vladimir Putin, representan "un paso hostil" y dañan las relaciones de Moscú con la UE. Las sanciones, que entraron en vigor ayer, suponen el congelamiento de los activos financieros de los "culpables" y la prohibición de entrada en el territorio de la UE. Peskov cree que "la decisión de hacer depender las relaciones entre la UE y Moscú de una persona a la que se considera en Europa líder de la oposición no causa más que lástima".

El controvertido intento del presidente francés, Emmanuel Macron, de volver a involucrar a Rusia en asuntos de interés común europeo ha quedado ahora encallado por una nueva crisis.

Las medidas restrictivas de la UE apuntan al jefe del departamento de política interior del gabinete presidencial, Andrei Yarin; al jefe adjunto del gabinete presidencial, Serguei Kirienko; al representante del presidente de Rusia en Siberia (donde fue intoxicado Navalny), Serguei Meniaylo; al director del Servicio Federal de Seguridad de Rusia, Alexandr Bortnikov; a los viceministros de Defensa Pavel Popov y Alexei Krivoruchko, así como al Instituto Estatal de Investigación Científica en Química Orgánica y Tecnología.

Las medidas se adoptan por el uso de un arma química ligada al sector militar: el agente nervioso de tipo Novichok contra Navalny. La decisión se toma después de que un laboratorio militar de Alemania (y, posteriormente, laboratorios de Suecia y Francia) determinase que el opositor ruso fue envenenado a finales de agosto con un agente tóxico del grupo Novichok. La Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) constató que en el organismo de Navalny fue hallada una sustancia análoga por sus características a este ya famoso agente letal.

El ministro de Exteriores ruso, Serguei Lavrov, atribuyó la decisión de Bruselas a las presiones de Washington. "La Unión Europea avanza cada vez más hacia la sustitución del arte diplomático por las sanciones, vemos en esto el resultado de la presión directa de Estados Unidos", dijo el jefe de la diplomacia rusa. La portavoz de Exteriores rusa, Maria Zajarova, advirtió de que las sanciones antirrusas no quedarán sin respuesta, algo que ya había sido apuntado por el propio Lavrov.

La 'lista negra' europea incluye al Instituto de Investigación Científica de Química Orgánica y Tecnología (el temido GosNIIOKhT), al que se considera implicado en la producción de agentes nerviosos como el Novichok.

Por otro lado, la Unión Europea y el Reino Unido han agregado al oligarca ruso Evgeny Prigozhin (conocido como 'el chef de Putin y por ser un enemigo declarado de Navalny) a su lista de sanciones por Libia debido a sus vínculos con la empresa militar privada Wagner. Según la UE, el Grupo Wagner ha violado repetidamente el embargo de armas en Libia y ha participado en "múltiples operaciones militares contra el Gobierno respaldado por la ONU" en Libia. En enero Putin dijo que si hay mercenarios del Grupo Wagner en Siria, "no representan los intereses del gobierno ruso". Según varias estimaciones publicadas por medios rusos, hay entre 800 y 2.500 mercenarios de Wagner combatiendo en Libia. El ciudadano ruso Maxim Shugaley, un consultor político vinculado a Prigozhin, fue arrestado en Libia en junio de 2019 acusado de interferir en las elecciones del país.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino