Las dos prioridades de Jean Castex: la crisis sanitaria y la crisis económica y social

Las dos prioridades de Jean Castex: la crisis sanitaria y la crisis económica y social

El nuevo primer ministro francés prevé anunciar este lunes la composición de su Gobierno: "Es hora de actuar".

Acaba de ser nombrado primer ministro de Francia pero no quiere perder ni un minuto para ponerse manos a la obra. "Quiero actuar rápido", anunció Jean Castex, de 55 años, en una entrevista concedida al dominical 'Le Journal du Dimanche', en la que reveló cuales serán las prioridades de su Gobierno.

Según Castex, Francia se enfrenta a dos desafíos inmediatos: la crisis sanitaria de la Covid-19 y la crisis económica y social provocada por el coronavirus. Entre sus prioridades estarán la recuperación económica y la salud de los franceses. "Es hora de actuar", dijo el nuevo primer ministro, quien define el estilo Castex como "una mezcla de voluntarismo y experiencia con el afán de unir".

La ecología estará también en el centro de las preocupaciones del nuevo primer ministro francés: "Actuar por el medio ambiente no es una opción, es una obligación", dijo Castex, una semana después de "la ola verde" en las elecciones municipales francesas. Los ecologistas ganaron en grandes ciudades como Lyon, Estrasburgo y Burdeos. El presidente, Emmanuel Macron, quiere ahora dar un giro ecologista a los dos años que le queda de mandato, con el objetivo de salir reelegido en 2022.

A la espera que que se anuncie probablemente este lunes por la mañana el nombre de los nuevos ministros, la prensa francesa hace quinielas sobre quién se queda y quién sale del gabinete ministerial y quiénes serán los nuevos fichajes.

Según un sondeo de Ifop para 'Le Journal du Dimanche', el 53% de los franceses se muestra a favor de la permanencia en el Gobierno de Bruno Le Maire, ministro en funciones de Economía y Finanzas, y el 52% de Olivier Véran, que hasta ahora ocupaba la cartera de Sanidad. El 44% quiere que Jean-Michel Blanquer (Educación) siga en el Ejecutivo. Si se hace caso a este sondeo, Nicole Belloubet (Justicia), Muriel Pénicaud (Trabajo) y Christophe Castaner (Interior) podrían tener las horas contadas.

'SEÑOR DESCONFINAMIENTO'
Castex, poco conocido por los franceses antes de su nombramiento, ha sido el encargado de poner en marcha el plan del Gobierno de la desescalada tras el confinamiento de dos meses de la población por la pandemia de coronavirus. La prensa francesa le llamaba "señor desconfinamiento".

Hasta su nombramiento el viernes como primer ministro era alcalde de Prades (Prada en catalán), una localidad ese 6.000 habitantes en los Pirineos Orientales, cerca de la frontera española. Había salido reelegido alcalde en marzo en la primera vuelta de las municipales con el 75,7% de los votos.

El nuevo primer ministro conoce bien Matignon, donde acudía a las reuniones para preparar la desescalada, y el Palacio del Elíseo. Castex trabajó allí cuando fue secretario general adjunto del Elíseo del ex presidente Nicolas Sarkozy.

Castex, que habla francés con acento del suroeste de Francia, reveló en 'Le Journal du Dimanche' que Macron le llamó el jueves por la noche para comunicarle que él era el elegido para ser primer ministro.

Los franceses también han podido descubrir en esta entrevista que le gusta el rugby y la música y que es un gran lector de Patrick Modiano. Como alcalde de Prades presidía el Festival de música clásica Pau Casals. El violonchelista catalán se refugió en Prades huyendo del franquismo.

Tras su nombramiento como primer ministro, Castex ha abandonado el partido de Los Republicanos para integrar las filas de La República en Marcha (LREM), el partido del presidente Macron. Caster considera "natural" integrar "sin ambigüedad" la mayoría presidencial ahora que es su primer ministro. Su antecesor en el puesto, Édouard Philippe, que al igual que Castex provenía de la derecha, nunca fue militante del partido del presidente.

Uno viene, otro se va. Philippe fue el domingo oficialmente reelegido alcalde de Le Havre, tras ganar hace una semana la segunda vuelta de las elecciones municipales con el 58% de los votos. El ex primer ministro deja la primera línea de la política nacional y vuelve a la política local.

Philippe, que ya había sido regidor de esta localidad normanda de 2010 a 2017 antes de ser nombrado primer ministro, volvió a ponerse el domingo la banda tricolor de alcalde. Recibió 47 de los 59 votos del Consejo Municipal. Su adversario, el comunista Jean-Paul Lecoq, obtuvo 12 votos.

"¡Al trabajo!", dijo Philippe, tras ser elegido alcalde, "el más bello de los mandatos que la República puede ofrecer". " Philippe abandonó el viernes Matignon para volver a Le Havre, tras tres años al frente del Gobierno francés.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino