Las claves de la visita del presidente argentino Alberto Fernández a España

Las claves de la visita del presidente argentino Alberto Fernández a España

El mandatario busca el apoyo de la Unión Europea para reestructurar la deuda de Argentina con el FMI.

El presidente de Argentina, el peronista Alberto Fernández, se reunirá este martes en Madrid con el presidente Pedro Sánchez en la Moncloa. Es la primera visita de un jefe de Estado o de Gobierno desde que Sánchez tomara posesión como presidente en enero. Fernández estará acompañado del ministro de Economía, Martín Guzmán, ya que la gira que lo ha traído a Europa tiene un marcado carácter económico.

1.-El preámbulo para renegociar con el FMI

Alberto Fernández, que asumió la presidencia de Argentina en diciembre del año pasadocomenzó su gira europea el día 31 de enero con el objetivo de obtener respaldo de la UE para que Argentina pueda reestructurar el vencimiento de los pagos de la deuda contraída con el Fondo Monetario Internacional. En total visitará cuatro países: Italia, Alemania, Francia y España. En su encuentros con los jefes de Gobierno europeos tratará de ganar apoyo para que el FMI acepte renegociar la deuda en los términos que plantea el Gobierno argentino, que se reducen a una postergación de los pagos hasta 2024 para ganar tiempo y normalizar la economía. Fernández y Argentina necesitan oxígeno para que el PIB del país vuelva a crecer y así poder hacer frente a las obligaciones adquiridas. En el contexto actual, la situación de crisis económica no permitiría que Argentina devolviera el dinero, sostiene el Gobierno peronista.

2.-¿Cuánto dinero debe Argentina?

Argentina vive una situación delicada con los acreedores. La tercera economía de América Latina está en recesión, su inflación en 2019 fue del 53,8% y la pobreza se sitúa en torno al 40%. La deuda total de Argentina asciende a a 311.251 millones de dólares, lo que equivale al 91,6% de su PIB, según datos del Ministerio de Economía al cierre de septiembre de 2019. Según el diario Página 12, el Estado argentino tiene compromisos de pago de deuda pública en moneda extranjera para este año de 21.000 millones de dólares. El próximo año suma 19.000 millones. En 2022 los pagos subirían a 31.700 millones y a 31.700 millones de dólares en 2023. El anterior presidente, Mauricio Macri, negoció con el FMI un préstamo de 57.000 millones de dólares, de los cuales Argentina recibió 44.000 millones y canceló el resto ya que Alberto Fernández quería evitar un mayor endeudamiento. Pero el contexto no ayuda. La deuda de 250 millones de dólares de la provincia de Buenos Aires, en peligro de caer en “default”, eleva el nivel de desconfianza.

 

3.-Buscando aliados en Europa

Una de sus primeras actividades de Alberto Fernández en Europa fue una misa en el Vaticano, donde se reunió con el pontífice Francisco. En su encuentro con el Papa conversaron sobre las estrategias para combatir la pobreza y la lucha contra el hambre. En Italia también mantuvo reuniones de trabajo con el presidente, Sergio Mattarella, y con el primer ministro, Giuseppe Conte. Este lunes se entrevistó con la canciller Angela Merkel, quien dijo que que Argentina debe contar con ayuda desde Europa ya que “no se encuentra en una situación económica fácil”. Este martes será recibido por el Rey de España y almorzará con el presidente Pedro Sánchez. El miércoles se reunirá con el jefe de Estado de Francia, Emmanuel Macron, con quien mantiene una buena relación. En septiembre visitó Madrid cuando aún era solo candidato. Entonces se reunió con Pedro Sánchez y con José Luis Rodríguez Zapatero.

4.-Una política exterior más pragmática

La política exterior de Alberto Fernández se aleja de la que mantuvo su ahora vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner cuando estuvo al frente de Argentina. Un caso muy concreto es Venezuela. El actual Ejecutivo ha dejado de reconocer a Juan Guaidó como presidente interino pero no apoya abiertamente al Gobierno de Nicolás Maduro como hizo Cristina Fernández. Mantiene una posición intermedia, no habla de “dictadura” pero tampoco se alinea con el Grupo de Lima. El kirchnerismo niega que el actual sea un Gobierno más pragmático y argumenta que Cristina Fernández también mantuvo encuentros con los principales líderes mundiales durante su gestión.

Alberto Fernández quiere impulsar a Argentina en el escenario global. La semana pasada asistió a foro internacional celebrado en Israel con motivo del 75 aniversario de la liberación del campo nazi de Auschwitz. Pero su política, dicen los analista, está condicionada a las ataduras de la deuda del país. El presidente argentino practica el equilibrio para mostrar un acercamiento a Estados Unidos y la a vez mantener cierta independencia. Sin embargo, la administración Trump resulta una pieza clave en todo lo relativo al FMI y nada sobre una hipotética reestructuración será acordado sin el visto bueno de Washington. Precisamente, la cercanía de Macri con Trump facilitó la obtención de préstamo del Fondo Monetario Internacional.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino