Las alusiones de Arce en la ONU generan tensiones con Brasil y la Unión Europea

Las alusiones de Arce en la ONU generan tensiones con Brasil y la Unión Europea

En diferentes circunstancias, el presidente señaló a representantes diplomáticos como actores involucrados en la supuesta “ruptura del orden constitucional” de 2019. Esa molestia fue expresada a través de canales públicos y diplomáticos

La participación del presidente Luis Arce la Asamblea General dela Organización de Naciones Unidas aún genera reacciones. El jueves, la legación de la Unión Europea (UE) emitió un comunicado con un reclamo sobre las expresiones del mandatario sobre su exembajador León de la Torre y, casi en el mismo tono, la Cancillería de Brasil hizo notar su desacuerdo sobre las apreciaciones de la primera autoridad del país con relación a la crisis de 2019.

El comunicado europeo, emitido desde Bruselas una semana después de la participación de Arce en la ONU, “rechaza firmemente” la acusación formulada por Arce contra León de la Torre sobre la participación del diplomático en “la ruptura del orden constitucional” de fines de 2019.

En su primera intervención ante el foro de Naciones Unidas, el mandatario acusó al secretario general de la OEA, Luis Almagro, como responsable de esa “ruptura” y también dijo que el gobierno argentino de Mauricio Macri envió en ese tiempo “armas y municiones a los golpistas”. Así acusó al anterior presentante de la UE en Bolivia de haber respaldado esa crisis que provocó la renuncia de Evo Morales y el inicio de la transición que lideró la expresidente Jeanine Áñez y que su Gobierno no reconoce ninguna legalidad.

La alocución formal de Arce ante la ONU se produjo el 23 de septiembre y no generó una reacción pública —en ese momento— pero la diplomacia tomó nota.

En Nueva York, la autoridad desarrolló varias reuniones de carácter oficial, así también encuentros académicos como el conversatorio que protagonizó junto con el premio nobel de Economía Joseph Stiglitz en la Universidad de Columbia. El laureado experto le obsequió a Luis Arce su más reciente libro, ‘Capitalismo progresista: La respuesta a la era del malestar’ (2019), que se refiere a un declive de la economía de Estados Unidos en el contexto previo a la pandemia de coronavirus.

En su paso por Nueva York, el presidente también concedió una entrevista a France 24 en la que, además de acusar a los actores que mencionó ante Naciones Unidas, señaló al gobierno ecuatoriano de Lenin Moreno de enviar “a los golpistas” pertrechos para la represión y se refirió al representante brasileño en La Paz, Octavio Henrique Días García Cortes.

“¿De qué comunidad internacional estamos hablando? ¿De la que colaboró con el golpe de Estado? La misma Unión Europea está involucrada, su representante jugó un papel nefasto. Yo lo viví; estuve allí. La Iglesia. Estaba el embajador de Brasil en la reunión donde estaba toda la derecha golpista y estaban por elegir a quien iba a ser el próximo presidente. ¿Qué tiene que hacer el embajador de Brasil en la definición del próximo presidente?”, respondió Arce cuando fue consultado sobre las señales de preocupación de la comunidad internacional respecto al estado de la democracia.

Esa entrevista fue divulgada el 28 de septiembre y el 1 de octubre, la Cancillería de Brasil lamentó “las declaraciones del presidente de Bolivia y en las que atribuyó, sin fundamento, la participación del embajador de Brasil en La Paz en una mencionada ‘ruptura del orden constitucional’ boliviano”. El comunicado también exteriorizó la voluntad de Brasilia “de mantener una relación respetuosa y constructiva con las autoridades bolivianas, a fin de promover el tratamiento de los temas de interés común, de interés tanto para sociedades como para países”.

Ante estas señales diplomáticas, la Cancillería emitió un pronunciamiento y señaló que “existe una investigación que establecerá responsabilidades nacionales e internacionales sobre lo ocurrido en el país” en 2019. De hecho, existe un proceso en curso sobre los delitos de sedición y terrorismo que derivó en el encarcelamiento de la expresidenta Jeanine Áñez, dos de sus ministros y varios jefes militares que fueron parte del mando militar en la transición.

Pero el expresidente Evo Morales se estrelló contra la portavoz de Asuntos Exteriores y Política de Seguridad de la Unión Europea (UE), Nabila Massrali, quien remitió el comunicado a nombre de la organización. La acusó de “mentir” para “atacar” al Gobierno de Luis Arce. “Miente al decir que esa conspiración sirvió para ‘evitar más violencia’, porque el Gobierno de facto que impulsaron causó masacres y graves violaciones de derechos humanos. La portavoz defiende a los que asesinaron a hermanos indígenas”, afirmó.

La UE apoya programas de cooperación en el país, especialmente en el ámbito de la lucha contra las drogas. Se prevé un aporte de $us 60 millones en ese acápite.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino