A las actividades asistió el Presidente Sebastián Piñera, acompañado del jefe de Gabinete de Argentina, Marcos Peña:

A las actividades asistió el Presidente Sebastián Piñera, acompañado del jefe de Gabinete de Argentina, Marcos Peña:

Con desfile militar y placa conmemorativa se celebró el bicentenario de la Batalla de Maipú

En su discurso, el Mandatario llamó a la unidad y a impulsar un país justo. También se develó un mural de artistas de ambas naciones. 

"Hoy, como ayer, sabemos que tendremos que enfrentar múltiples obstáculos y dificultades, pero con la misma unidad, el mismo patriotismo y la misma alegría con que O'Higgins y San Martín se dieron el abrazo de Maipú", declaró ayer el Presidente Sebastián Piñera, en el marco de las actividades organizadas para conmemorar los 200 años de la Batalla de Maipú, que consolidó la Independencia, el 5 de abril de 1818.

Las celebraciones comenzaron en la Plaza Monumento a los Vencedores, donde el Mandatario inauguró la Placa Conmemorativa y la restauración del Monumento a los Vencedores de los Vencedores de Bailén "200 años de la Batalla de Maipú".

Además de la placa, también se develó el mural "El Abrazo de los Pueblos", que mide 300 metros cuadrados y se encuentra en el edificio consistorial, una iniciativa de artistas chilenos y argentinos que simboliza el compromiso entre los dos países.

Los festejos, que tuvieron una alta participación ciudadana, se trasladaron al Templo Votivo, lugar donde el arzobispo de Santiago, Ricardo Ezzati, ofició un tedeum. Tras la ceremonia, el Presidente realizó su discurso en la explanada del templo, donde hizo un llamado a la unidad.

"Queremos repetir con renovadas fuerzas las palabras de Bernardo O'Higgins: 'Queremos, podemos y luego debemos ser libres'. Y agregaría: 'Queremos, podemos, y luego debemos alcanzar el desarrollo, derrotar la pobreza y crear una patria buena, noble, grande, generosa'", afirmó la autoridad.

En esa línea, subrayó que "nuestro deber, nuestra misión, es transformar a Chile en un país desarrollado, sin pobreza y con un progreso inclusivo e integral, que alcance a toda la sociedad chilena, a todas nuestras regiones y a todas nuestras familias".

El Presidente también destacó que amar en Chile en la actualidad "significa amar la paz, la justicia, la libertad y el progreso, por lo que nuestras energías se concentrarán en hacer de Chile una nación más libre, más justa, más próspera y más solidaria".

El Mandatario también observó el desfile de escuadras militares de ambos países y representantes de la sociedad civil.

Junto a Piñera estuvo la primera dama, Cecilia Morel; el ministro de Defensa, Alberto Espina; el ministro de Relaciones Exteriores, Roberto Ampuero, y la alcaldesa de Maipú, Cathy Barriga. También participaron diputados, funcionarios y representantes militares y de las fuerzas de seguridad.

En la jornada también participó una delegación argentina, encabezada por el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y el ministro de Defensa, Oscar Aguad.

Las conmemoraciones terminaron en el Palacio de La Moneda con un concierto de las Orquestas Juveniles y un abrazo simbólico entre soldados de ambas naciones.

Mural

"El Abrazo de los Pueblos" mide 300 m {+2} y está en el edificio consistorial del municipio.

''Nuestro deber, nuestra misión, es transformar a Chile en un país desarrollado, sin pobreza y con un progreso inclusivo e integral". SEBASTIÁN PIÑERA Presidente de la República

 

 

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino